13 de mayo de 2015

Votar con los pies en la tierra

0
Publicado por

Escrito por Emilio José T. (@redwarrior04)


Hace un tiempo reflexionaba en las RRSS: "Soy comunista porque no me es indiferente el mal ajeno". Déjame que te ocupe unos pocos minutos con esta reflexión, seguramente no habré pensado justo en ti lector al escribirla, pero tal vez en menor o mayor medida alguien se de por aludido:

Cuando vayas a echar el voto a la urna, espero aparte de tener en mente esas aspiraciones a hacerte rico y vivir a todo confort, aunque sea honradamente, que te acuerdes de las miserias que permiten y fomentan algunos partidos y las políticas que sustentas gracias a tu voto, tu pequeña parte de responsabilidad, aunque te excuses en que "fuiste engañado", dice un proverbio árabe: << La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía...>>. No voy a citar al tercer mundo porque sería tal vez hacer "demagogia", solo haré referencia a nuestro país, nuestra provincia, nuestro pueblo, nuestro barrio, lo que está a nuestro alcance y es fácilmente contrastable.

También hay suicidios detrás de estas tragedias como la del artículo que enlazo al final, hay responsables indirectos, pero tu egoísmo e individualismo tal vez te dificultan verlo, demasiado cuesta luchar para uno mismo que hacerlo por los demás, lo sé (tampoco te culpo, es la sociedad que han construido y de la que formamos parte) aún echándote tierra encima a corto, medio o largo plazo seguramente votarás pensando en la clase social a la que aspiras o de la que te gustaría ser para vivir mejor, no de la que realmente formas parte. No votes pensando en como vas a estar mejor que tu vecino, si a tu vecino le va bien muy probablemente a ti también, de eso se trata la economía (o debería tratarse), tu vecino es ese que produce y consume, como tú y como yo.

No, no eres clase media, es mentira y te lo puedo demostrar sin recurrir a grandes teorías, exponiéndote varios aspectos sencillos sobre Sociología y Estructura Social y con cuatro ejemplos, verás que solo eres (que somos), un eslabón más en la cadena de producción, un peón en el tablero. No eres ni mucho menos una élite y muy probablemente nunca lo seas. Tu tramo de renta proporcionalmente es más parecido al del jornalero en el campo que al del gran director de banca. ¿Te has parado a pensarlo alguna vez? Abstraerse un poco, tener algo de empatía y un poco de humildad, no es tan difícil.

Tus intereses estés en esta situación parecida o no, distan menos de los de esta chica de lo que crees y en un mundo tan inestable te puede tocar a ti o a alguien de tu entorno y lo que es peor ¿De verdad has pensado en tus hijos? El futuro laboral que les espera promete ser nefasto y el modelo de sociedad puede ser desolador. De hecho a los que concentran capital y se nutren de las crisis les encanta que te toque, les encanta que te arruines si, de eso va el capitalismo. Unos pierden y otros ganan, aunque no es tan simple como un Juego de Suma 0 o un Esquema Ponzi, hay base matemática y económica en esto, echa un ojo a las hipotecas subprime de EEUU y el detonante de la crisis mundial que todavía arrastramos. 

No votes pensando en los intereses de la familia Botín, ni hay tanto capital que puedas con suerte captar ni se distribuye de forma que por votar a esos que permiten estas injusticias el día de mañana tú vayas a ser multimillonario como ellos, no tienes garantías, crees tenerlas, si eres emprendedor más aún. Preguntémosle a esos que tenían un buen puesto de trabajo y o se han ido al extranjero o están aquí en paro o haciendo un trabajo nada acorde con su preparación. Pregúntaselo al de esa empresilla que le iba de perlas y vino la multinacional y lo arruinó, (mención especial aquí a esos partidos que están por la labor de implantar el TTIP). Siempre hay alguien más preparado que tú, más listo que tú y más guapo o no, pero si que hace tu trabajo por la mitad de sueldo que tú. Me da igual que tengas negocios o tierras, la economía interna y la agricultura les importa poco o nada, están empezando a producir en otras partes, pero no lo quieres ver, ellos pueden deslocalizar su actividad y tú no. En unos años es posible que te pongan para que firmes encima de la mesa esos que hoy te están "dando" cierto presente y un "supuesto" futuro (o tu desgracia sea fruto de algo fortuito, como un accidente o enfermedad), tu sentencia de muerte en vida y recordarás que tú formaste parte de ello y te acordarás de la gente que pensamos de determinada forma, o no, tal vez asumas al estilo yankee la culpa (otra vez el individualismo) de "haber fracasado" o lo achacarás a la metafísica, al destino, a la mala suerte. No hay mucho margen de tiempo para tomar conciencia.

No es que yo y los que piensan como yo no tengamos aspiraciones en la vida, o seamos mediocres, no te equivoques, somos mucho más ambiciosos que tú, infinitamente más, pues aspiramos a una sociedad mejor, a un mundo mejor, no apto para mediocres y pusilánimes precisamente, en el que este tipo de cosas no existirían. Tampoco para hipócritas, por eso se que cuando vayas a echar el voto te acordarás del sufrimiento de esta chica y de tantos otros: 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger