30 de enero de 2015

Entrevista a Ganemos CCOO: "Es necesario que la clase trabajadora vuelva a hacer suyas las Comisiones Obreras"

0
Publicado por


Entrevista realizada por Óscar a los compañeros de Ganemos CCOO, una corriente interna surgida recientemente dentro de dicho sindicato y que reivindica una vuelta a los valores y las formas de lucha de las Comisiones Obreras originales, acabando con las políticas que alejan al sindicato de los intereses de la clase obrera.

Pregunta.- ¿Cuándo y por qué surge Ganemos CCOO?
Respuesta.- El manifiesto Ganemos CCOO surge a finales de octubre de 2014 como reacción a la noticia del fraude de las tarjetas opacas de Bankia, un fraude que implicaba a seis consejeros de Bankia pertenecientes a CCOO. En nuestro manifiesto no sólo se denuncia este escándalo, sino que se explica que la causa de estos comportamientos delictivos de dirigentes sindicales radica en la política de apaciguamiento social, de consenso y desmovilización practicada por los dirigentes sindicales en los últimos años. La llegada de sindicalistas a puestos relevantes en consejos de administración u otros órganos similares es precisamente la contrapartida a una política que antepone la paz social a la defensa de los intereses de los trabajadores.


P.- ¿Quién da comienzo a este proyecto? ¿Desde cuándo se lleva fraguando?

R.- Los firmantes iniciales del proyecto somos militantes de CCOO con una larga trayectoria sindical a nuestras espaldas. Una gran parte hemos coincidido durante años en el antiguo Sector Crítico del sindicato. La experiencia de estos años nos fue convenciendo de que la lucha por un sindicalismo combativo no podía limitarse a los Congresos y reuniones orgánicas del sindicato, ni a asegurarse cuotas de participación en los órganos de dirección. Nuestra conclusión fue que era preciso empezar a trabajar desde abajo, desde la base, para ganar el apoyo suficiente para impulsar ese giro radical de la política de las CCOO. al que aspiramos. Y así empezamos a hacerlo allí donde teníamos una presencia suficiente, por ejemplo en los astilleros de Navantia en Ferrol. La conmoción generada en el sindicato por el escándalo de las tarjetas de Bankia mostró el enorme malestar de las bases con las acciones de los dirigentes, y nos estimuló a intentar unir a más compañeras y compañeros a esta iniciativa. Los resultados obtenidos hasta ahora nos demuestran que efectivamente existe en el sindicato un terreno muy receptivo para nuestras propuestas.


P.- En cientos de municipios han surgido espacios de encuentro y debate bajo el nombre “Ganemos”, desarrollados en un tiempo récord con mayor o menor éxito y sin apenas relación entre ellos. Aunque suponen una esperanza para muchos, en algunos lugares han sido acusados de entrismo o monopolio de algún partido y en otros, de adanismo político y un discurso demasiado tibio en pos de aglutinar mayorías. En el contexto de Comisiones Obreras, ¿qué implicaciones tiene la elección del nombre “Ganemos”?

R.- La creación y extensión de las Comisiones Obreras fue la respuesta de la clase trabajadora del Estado español a las terribles condiciones de explotación laboral, opresión social y represión política instauradas por la dictadura franquista. Los trabajadores necesitaban una organización para defender unos mínimos derechos, necesitaban una herramienta útil para las luchas de cada día, y esa herramienta la encontraron en las Comisiones Obreras.
En la actualidad, después de varias décadas de políticas de pacto social, podemos palpar una enorme distancia entre la vida oficial del sindicato y el día a día de la clase trabajadora. Poco a poco, la seguridad de que organizarse en las CCOO era el mejor medio de defenderse frente al patrón  ha ido dejando paso a una extendida desconfianza hacia los dirigentes sindicales, y un enorme número de trabajadores se han sentido completamente abandonados por los dirigentes del sindicato cuando más los necesitaban.
Nosotros queremos revertir esa situación. Creemos que no basta con cambiar por otros a los actuales dirigentes, sino que es necesario que la clase trabajadora vuelva a hacer suyas las Comisiones Obreras, que vuelva a ganarlas como su mejor instrumento de lucha por sus derechos laborales y por su plena emancipación. Esta es la razón de la elección del nombre, que sintoniza también con una aspiración generalizada de cambio político hacia la izquierda.


P.- Pese a haber celebrado el primer Encuentro Estatal el 6 y 7 de diciembre de 2014, el número de firmas en apoyo al Manifiesto Ganemos CCOO ya ha superado el millar, ¿con qué apoyo cuentan dentro del sindicato y de los centros de trabajo y en qué se está traduciendo su crecimiento?

R.- A medida que vamos llegando a un mayor número de afiliados con nuestro Manifiesto y nuestras Diez propuestas para recuperar CCOO para un sindicalismo combativo, de clase y democrático el apoyo a Ganemos CCOO va creciendo. Después del Encuentro Estatal hemos realizado reuniones en un buen número de territorios (Madrid, Barcelona, Valencia, A Coruña, Cádiz, Ciudad Real, Asturias, y en otros se van a celebrar en las próximas semanas) con una asistencia que ha superado nuestras mejores expectativas. Creemos que esto demuestra que a medida que el debate sobre nuestras propuestas avance iremos ganando un apoyo cada vez mayor.
Queremos que todos los compañeros que han firmado el Manifiesto de GanemosCCOO se involucren en la tarea, impulsen la puesta en práctica en su sección sindical, federación, unión territorial, etc., de las ideas defendidas en nuestras Diez Propuestas. Las iniciativas que ya se han adoptado en algunas grandes empresas, como la Empresa Municipal de Transportes de Madrid son un buen ejemplo del camino que queremos seguir.


P.- Piden la dimisión de la Comisión Ejecutiva Confederal, el abandono por parte de CCOO de su política pactista y la práctica de “un sindicalismo combativo, de clase y democrático”. Se han mostrado convencidos de que cuando los trabajadores vayan conociendo sus propuestas, éstas serán compartidas por más y más militantes. De ser así, ¿por qué en el X Congreso Confederal, celebrado en 2013, Toxo no tuvo un candidato rival y los votos favorables para la Comisión Ejecutiva Federal fueron el 90’57% del total? ¿Por qué no se ha parado la “promoción a los órganos de dirección a muchos elementos derechistas y faltos de escrúpulos”, denunciada por ustedes mismos en el Manifiesto Ganemos CCOO?

R.- Para poder dar la batalla en los máximos órganos del sindicato es necesario preparar una alternativa a la política sindical de la actual dirección, y organizarse para difundirla, explicarla y extenderla. Sin organización y sin programa, la indignación generalizada de las bases se ve impotente frente a un aparato que defiende férreamente sus propios intereses y que no duda en recurrir a expedientes disciplinarios y expulsiones para mantener sus posiciones en el sindicato.
El Sector Crítico de CCOO, la corriente de oposición formada en el VI Congreso Confederal en 1996, no consideró oportuno dar una batalla frontal en el Congreso de 2013 presentando su propio candidato, y eso ayuda a explicar la aparente uniformidad de éste último Congreso. Renunciando a presentarse con un programa propio lo que se consigue – se quiera o no – es reforzar la idea de que no hay alternativa a la actual dirección, que, además, se siente con las manos lo suficientemente libres para seguir promocionando en el sindicato a elementos que considera dóciles e incondicionales, con independencia de su valía para la acción sindical.
Nosotros hemos decidido emprender otro camino. Hemos iniciado un trabajo desde la base – que sabemos por experiencia que es un trabajo que requiere esfuerzo y tiempo – para ganar el apoyo suficiente de cara a conseguir un Congreso Extraordinario con elección directa de delegados desde las secciones sindicales. Con la convocatoria de un congreso de este tipo sí que podremos estar seguros de que la dirección del sindicato es verdaderamente representativa del sentir de sus bases.


P.- En su manifiesto exigen el fin de la corrupción en CCOO, de su política de paz social y consensos y un compromiso “por la transformación hacia el socialismo”. Muestran una confianza notablemente superior a la media respecto a la posibilidad de recuperar unas Comisiones Obreras combativas y hasta revolucionarias, lejos de actitudes dóciles. ¿Qué les ha hecho valorar esta corriente interna como la estrategia más adecuada, descartando otros sindicatos existentes o la formación de uno nuevo?

R.- Nosotros confiamos en la clase obrera, en su impulso de lucha, en su creatividad para responder a cada nuevo ataque del capital, en su arraigado sentido de solidaridad. No se trata de una confianza sentimental, sino de una confianza fundada en el papel que la clase obrera desempeña en el sistema productivo. Y esa confianza se ve refrendada por el desarrollo de múltiples luchas en estos últimos años: Coca-Cola, Panrico, los barrenderos y jardineros de Madrid, los mineros del carbón, el barrio de Gamonal, y tanto otros, son ejemplos de combatividad obrera, a pesar de que las direcciones sindicales mayoritarias no han estado a la altura.
Y de momento, esta clase obrera - que es, en nuestra opinión, la única fuerza capaz de desafiar y derrotar el orden social capitalista - se organiza mayoritariamente en las CCOO. Levantar un gran sindicato como es CCOO costó sangre, años de cárcel, despidos, represalias de todo tipo. Los trabajadores son conscientes de ello, y por eso no abandonan a la ligera la obra de las generaciones de obreros que nos precedieron.
Respetamos todas las opciones sindicales y colaboramos y seguiremos colaborando en todas las luchas que surjan, pero en modo alguno apoyamos propuestas descabelladas de abandono de las CCOO cuyo único efecto práctico sería reforzar a la burocracia sindical que se quiere combatir. Las Comisiones Obreras son nuestro sindicato, y bajo ningún concepto vamos a abandonarlo.


P.- ¿Ha contactado el sector oficialista con Ganemos CCOO o de alguna forma se ha posicionado respecto a su irrupción?

R.- El sector mayoritario de CCOO no ha contactado con nosotros ni, que nosotros sepamos, se ha posicionado al respecto formalmente, más allá de amenazas burocráticas a diferentes firmantes del Manifiesto.


P.- ¿Qué relación tiene entonces Ganemos CCOO con el Sector Crítico de CCOO? ¿Tienen planeado presentar lista propia para ocupar cargos de dirección?

R.- Recalcando lo explicado ya respecto a nuestras diferencias con los dirigentes del Sector Crítico y su estrategia de limitar su acción a las batallas congresuales, nosotros entendemos que un sindicato no se cambia desde arriba, desde los órganos de dirección, sino desde abajo, desde la acción sindical cotidiana en los centros de trabajo. Además, muchos dirigentes del Sector Crítico, lamentablemente, se han fusionado con el aparato y han respaldado medidas y acuerdos completamente lesivos contra los trabajadores. En luchas emblemáticas como, por ejemplo la de Panrico, miembros del aparato que se llaman a si mismo “críticos” han actuado en sintonía con los dirigentes oficialistas para intentar derrotarla. En general, se ha producido un abandono muy pronunciado entre muchos dirigentes del Sector Crítico de lo que debe ser una acción sindical de clase, combativa, democrática y asamblearia. Nosotros queremos romper con esta dinámica, y de hecho, numerosos miembros del Sector Crítico se han sumado a GanemosCCOO, porque comparten nuestra opinión de que el recorrido del Sector Crítico está agotado y de que hay que dar pasos en una dirección mucho más ofensiva y coherente, tanto sindical como políticamente.


P.- Señalan en su manifiesto casos de corrupción en CCOO, incluso situaciones legales pero inmorales para representantes de la clase trabajadora. ¿Qué casos considera Ganemos CCOO los más destacados y qué mejoras propone para su prevención y combate, tanto a nivel interno como institucional?

R.- Para que casos como el de las tarjetas opacas de Bankia no se vuelvan a repetir nosotros planteamos en el documento Diez Propuestas varias medidas.
En primer lugar, reclamamos un estricto control democrático de los responsables sindicales. Tanto los liberados como los cargos de responsabilidad deben ser elegidos democráticamente por las asambleas de afiliados del ámbito correspondiente. Y todos los cargos de CCOO deben estar sometidos a la revocabilidad por parte de quienes los eligieron. En segundo lugar creemos que los responsables de CCOO deben vivir como cualquier trabajador. Su salario no puede ser mayor que el de un trabajador cualificado (no puede exceder los 1.800 euros netos al mes). Se deben suprimir todos los gastos de representación. Los salarios de todos los responsables de CCOO deben ser públicos y conocidos por toda la organización y el conjunto de los trabajadores.
Por último, y para cortar de raíz cualquier riesgo de utilización de horas o recursos sindicales en beneficio propio, creemos que los delegados de CCOO deben utilizar las horas sindicales para luchar por los derechos de los trabajadores. Las horas sindicales no son propiedad de los delegados, sino del conjunto de los trabajadores de cada empresa, y es a ellos a quién hay que rendir cuentas de cómo y para qué se utilizan.


P.- ¿Cómo debería haber actuado CCOO, en su opinión, ante la implantación de la última Reforma Laboral?

R.- Convocando una huelga general de 24 h para forzar su retirada. Una huelga general bien preparada, organizada a partir de asambleas en los centros de trabajo y los barrios populares, confluyendo con los movimientos sociales, las Mareas Ciudadanas y las marchas de la dignidad, sería capaz de paralizar todo el país. Y ese debería de ser el punto de partida para una movilización contundente y sostenida en el tiempo para hacer retroceder todos los recortes de nuestros derechos realizados por los últimos gobiernos del PP y el PSOE.


P.- ¿Cuál es la situación económica de Comisiones Obreras y qué plantea en este ámbito Ganemos CCOO?

R.- Consideramos que el presupuesto del sindicato debe cubrirse con las cuotas de los afiliados y con el apoyo económico de la clase trabajadora. La experiencia de luchas importantes, como la de los profesores de Baleares - que recogieron 700.000 euros en la caja de resistencia de su huelga el pasado curso escolar – o como las huelgas de Panrico, Aserpinto, jardineros de Madrid Río o la factoría de Coca-Cola en Fuenlabrada, demuestran que cuando un ataque a los trabajadores se responde de manera firme, apoyándose en las asambleas de trabajadores y con la decidida voluntad de no ceder ante las pretensiones de la Patronal, la respuesta solidaria del conjunto de la clase trabajadora es extraordinaria.
Por eso creemos que hay que recuperar las Cajas de Resistencia en todos los conflictos, y recurrir a colectas en todas las empresas para poder mantener nuestra capacidad de responder a las agresiones patronales, ya que únicamente con la total independencia económica frente al Estado y la patronal se puede garantizar la independencia y autonomía del sindicato. Un sindicato de clase tiene que funcionar exclusivamente con las aportaciones de los trabajadores, para no crear vínculos de dependencia que hipotequen su acción reivindicativa. Por supuesto, es así como GanemosCCOO está cubriendo sus gastos, a través de las aportaciones de los trabajadores en las colectas que organizamos en todos nuestros actos.
Lo que vemos hoy en los informes económicos hechos públicos por la dirección de CCOO son las consecuencias de la política realizada en estos últimos años. Por una parte, la dependencia respecto a la financiación estatal hace al sindicato vulnerable frente a recortes de subvenciones; y por otra parte, el desacuerdo generalizado de gran número de afiliados con las políticas de la dirección del sindicato ha provocado un alto número de bajas, con la consiguiente caída de cuotas. En nuestra opinión, la única salida a esta situación, que pone en riesgo el futuro del sindicato, es dar un giro radical a la política de concertación y desmovilización para volver a la práctica del sindicalismo combativo, de clase y democrático propio de las Comisiones Obreras.


P.- ¿Cómo valoran los Expedientes de Regulación de Empleo aplicados dentro de su propio sindicato? ¿Se han utilizado para esos despidos condiciones introducidas en la reforma laboral a la que se han opuesto en las calles?

R.- En nuestra página web hemos expresado nuestra rotunda oposición a los despidos de trabajadores del sindicato y hemos condenado con rotundidad la aplicación en nuestra propia casa de las ventajas que la reforma laboral ofrece a los empresarios en caso de despidos masivos.
Nosotros defendemos dentro del sindicato exactamente lo mismo que defendemos en las calles: los puestos de trabajo no se venden, se defienden. Los compañeros y compañeras afectados por los EREs realizados en el sindicato prestaban un servicio necesario para la acción sindical, ya fuese como abogados, técnicos en diversas materias laborales, administrativos, etc. Si como consecuencia de las políticas aplicadas se han perdido afiliados y cuotas, la solución en ningún caso puede ser prescindir los trabajadores que necesitamos para hacer nuestra tarea sindical, sino cambiar la política del sindicato para recuperar apoyo, ganar afiliación y asegurar los ingresos necesarios para mantener nuestros locales, servicios jurídicos, etc.
Ante los inminentes juicios por el despido de trabajadores y trabajadoras de CCOO afectados por EREs, Ganemos CCOO hace un llamamiento a todos los delegados a acudir a los juicios a apoyar a los y las afectadas y exigir su inmediata readmisión.


P.- En los últimos años, miles de trabajadores se han dado de baja de sus sindicatos, especialmente de UGT y CCOO. ¿Supondrá o ha supuesto Ganemos CCOO la vuelta de antiguos militantes descontentos? ¿Creen que “reconciliará” a Comisiones Obreras con una generación de jóvenes que parece más alejada que nunca del sindicalismo?

R.- Muchos de los firmantes del manifiesto nos han expresado que estaban a punto de abandonar el sindicato cuando el manifiesto de Ganemos CCOO se cruzó en su camino y les dio nuevos ánimos para la lucha por recuperar las CCOO. A medida que nuestras propuestas se extiendan, esperamos contar con la ayuda y la experiencia de todos los luchadores sindicales, tengan o no carné del sindicato.
Y respecto a los jóvenes, estamos muy orgullosos de haber contado en nuestro Encuentro Estatal con la participación de jóvenes recién incorporados al mercado laboral y que ya protagonizan luchas como la de los restaurantes McDonald’s de Madrid. Tenemos confianza en que las medidas contenidas en nuestras Diez Propuestas serán una fuente de inspiración para los trabajadores más jóvenes - precisamente los que sufren las peores condiciones laborales de los últimos 50 años – y ayudarán a ganarlos para un sindicalismo de clase, combativo, democrático y asambleario.


P.- ¿En qué consiste la hoja de ruta de Ganemos CCOO para este 2015?

R.- Estamos iniciando 2015 con un plan de extensión de Ganemos CCOO al mayor número posible de secciones sindicales, Federaciones y uniones territoriales. Para ello no solo actuaremos en el interior del sindicato, sino que vamos a organizar a partir del segundo trimestre una serie de actos públicos de presentación de GanemosCCOO, a los que invitaremos a toda la afiliación del sindicato y al conjunto de los trabajadores.
En cada sección sindical en que reunamos apoyo vamos a animar a los compañeros y compañeras a poner en práctica en el ámbito de su acción sindical las propuestas que hemos planteado, para demostrar que un sindicalismo que recupere las señas de identidad propias de las Comisiones Obreras no sólo es posible, sino que es el único camino para defender y ampliar nuestros derechos y conquistas históricas.
Y por último, desde Ganemos CCOO vamos a promover una red de solidaridad y apoyo a las empresas y colectivos en lucha contra recortes o despidos, así como a todos los compañeros sancionados o perseguidos por poner en práctica un sindicalismo de clase.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger