31 de marzo de 2014

Carta a José Couso

0
Publicado por

Esta carta fue subida a Menéame
Puedes ayudar a su difusión haciendo clic en el botón "menéalo" en este enlace.

Querido José:
Un año más estamos aquí y ya van once, once años desde que te asesinaron y tus colegas trajeron la camisa roja de sangre de un compañero. Pero con la sangre trajeron también la dignidad de la profesión, la dignidad de los mineros de la información, tú fuiste periodista allá en Irak, el minero de las palabras y las imágenes y por contar negra verdad te arrancaron la vida.
Por aquí las cosas andan revueltas ¿Te acuerdas de la ley de justicia universal? Pues ya no la tenemos, entre el PSOE y el PP se la han cargado, cuando éramos un ejemplo en el mundo al respecto. Lo hicieron para que se pudiese cerrar tu caso entre otros, pero les salió mal, porque el juez Pedráz dijo que de eso nada, que una norma interna no puede modificar un tratado internacional amparado por la convención de Ginebra, así que tu caso sigue abierto.
Tu madre y tu hermano Javier se reunieron en el congreso con todos los grupos parlamentarios, para que dicha modificación no se llevara a cabo y ahí tu madre les miró a los ojos y les dijo de todo, ¡que a gusto se habrá quedado!
Tengo que contarte que ahora tu hermano David es el nuevo portavoz, porque Javier renunció a ello después de tantos años para emprender una nueva aventura política, deja de ser tu voz para ser la de todos.
Querido José, este año también vamos a la embajada a recordarte y a seguir reclamando justicia, lo haremos el día 6 de abril a las 12:30. Sé que vas a estar con nosotros, con los tuyos, con los buenos. Cuando estemos todos haznos un guiño, pero no hagas como el año pasado, que nos enviaste una boda y aquello parecía una película de Berlanga. Tampoco nos envíes lluvia, que aunque somos gallegos y la llevamos en nuestro ADN ya cansa un poco.
Adiós José, me despido parafraseando a Celaya en el poema que le dedicó a Armando López Salinas…
“Por eso digo José, como quien dice amigo”

Seguir Leyendo

Corrigiendo el 15M

0
Publicado por

Un artículo de Cristina Barrial

Para mí, y para mucha gente de mi edad, el 15 de mayo del 2011 fue un punto de inflexión. Muchos jóvenes aún no militantes ni organizados vimos en el movimiento 15M la oportunidad ideal para acercarnos a una plaza y reafirmarnos en nuestra indignación. Algunos de nosotros ya veníamos interesándonos por la política desde hacía tiempo sin materializarlo de ninguna manera más que en algún escrito, en alguna conversación y en las siempre constantes ganas de seguir aprendiendo. Otros, simplemente se pasaron un día por curiosidad, y terminaron quedándose.

Recuerdo aquella época con especial cariño, y de vez en cuando añoro las tardes de debate intergeneracional en las que nos pasábamos horas escuchando a personas que nos ganaban en experiencia, quizá no en ganas. Las tardes de caceroladas, de biblioteca del pueblo, de carteles y pancartas. La inocencia nos hacía dar el lema “ni izquierdas ni derechas” por bueno, aún con algunas reticencias, mientras que en las manifestaciones sólo podían verse banderas amarillas: las siglas estaban terminantemente prohibidas. Recuerdo las sentadas en círculo, coronadas por el micro, al que todo el mundo podía acceder. Sin embargo, también recuerdo lo que nadie quería oír, y es que la plaza a menudo silenciaba los temas incómodos. No era lo normal salirse de los términos listas abiertas y corrupción. Quien iba un poco más allá y recurría a términos como capitalismo – y demás ismos – recibía el movimiento giratorio de brazos de la multitud: se había terminado el turno de palabra.

Es por eso que veo imprescindible que el movimiento que surgirá a partir de las Marchas de la Dignidad, -en el que está involucrado su predecesor 15M casi al completo- corrija las carencias que, tres años después, me cuesta creer que haya podido pasar por alto e incluso, en cierta manera, compartir. El 22 de marzo, por las calles de Madrid, retumbaba un grito: “Que viva la lucha de la clase obrera”. Ya no éramos ciudadanos, éramos clase obrera que gritaba “No pasarán” por la calle Alcalá. No éramos solamente los de abajo, o el 99%: eramos antifascistas, y no nos daba miedo admitirlo. Éramos banderas de la CGT, PCE, la republicana. Esteladas, estreleiras, asturinas e ikurriñas. Y nadie se sentía ofendido por ello.


No sé qué depararán las futuras acampadas en apoyo a las detenciones, ni si se alargarán de forma indefinida. Sólo sé que estaré, mientras la rabia y la conciencia de clase que vi en Madrid sigan palpables, y mientras no decaiga todo en un eterno debate no constructivo, en huertos ecológicos y en batucadas. Argala bien dijo: “la burguesía, a través del estado español, nos ha puesto la bota encima y nadie va a conseguir que nos la quite por la buenas. Ante ello, solo caben dos posturas: o aguantamos pisados por los siglos de los siglos, o peleamos para liberarnos de ella. Cada cual decida lo que prefiera .Pero el que decida aguantar pisado, por lo menos, que no moleste a quien desea liberarse, porque cuando este lo logre, el logro será para todos". Quizá el 15M de la resistencia pacífica deba dejar paso al 22M de la acción directa.

Unión de siglas en el 22M

Seguir Leyendo

30 de marzo de 2014

Carta desde las cloacas de lo real

0
Publicado por

Escrito por Socialdemócratas $.A.

"Hace años perdí mi trabajo. Trabajaba en la construcción; mas de 20 años como profesional. Pasé a cobrar subsidio, y a esperar que la situación se arreglase. Dos semanas después, mi mujer también fue despedida. Ella ni siquiera tenía contrato; trabajaba limpiando una casa. La televisión decía que todo se arreglaría. 
_____
Pasó el tiempo. Las cosas se apretaban. La hipoteca venía, mes a mes, como un intruso al que no has invitado, y yo seguía sin trabajo. Mis dos hijos lo notaban. El clima en casa era cada vez mas decadente. La televisión decía que todo se arreglaría.
_____
Reformas. Laboral, para quitar mis pocos derechos, y fiscal, para darle más al que ya tenía demasiado. Lucha de clases, decía un vecino. No sé. Seguía parado. Los dos, mi mujer y yo. Ahora, con la ayuda familiar, apenas podíamos llegar a fin de mes. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Pasó mas tiempo. Dicen que vivimos del subsidio. Es cierto. Ojalá pudiera trabajar. Este sistema está podrido, desfasado. Inutiliza la mano de obra porque "el mercado no lo permite". Un ente abstracto impide que mis hijos coman. Capitalismo dice mi vecino. No sé. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Nos acaban de enviar la orden de desahucio. En un mes, no tendremos hogar. Nuestro hogar, por el que tanto hemos luchado, en el que tanto hemos vivido. Todo es una farsa. ¿Mas de media vida trabajando para esto? No entiendo absolutamente nada. Mi cabeza no puede comprender el por qué de todo esto. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Ayer tuve que pedir un cartón de leche a mi vecino, para que mis hijos pudieran desayunar. No pude evitar llorar. Siento frustración. Rabia. Odio. Mi vecino dice que debo canalizarlo. Me dice que así es como funciona nuestro sistema, y que debo luchar por cambiarlo con inteligencia. No sé. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Hoy hace dos meses que mi familia y yo vivimos en un albergue. Un policía detuvo a mi mujer cuando se colocó frente a la puerta. Mi vecino también trato de obstruir el paso del cerrajero. No tengo nada. No tenemos nada. La televisión dice que todo se ha arreglado, que ya estamos por el buen camino. Me derrumbo con cada nueva noticia que el Telediario lanza a mi cerebro.
______
Ayer, en la manifestación por algo tan básico como la dignidad, un antidisturbios no dudó en pegarme. Después de todo esto, soy yo el que recibe los palos. La gente no tardó en responder con piedras hacia el antidisturbios que me vapuleaba.

La televisión dice que yo soy el violento."

Seguir Leyendo

29 de marzo de 2014

Prejuicios

2
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Corre por las redes sociales un vídeo experimental. Cogen a unos niños pequeños, de diez u once años no más, y los sientan en frente de dos bebés de muñeco; uno negro y otro blanco. Les preguntan que quién es el bueno y el malo, quién es el guapo y el feo, quién es el listo y el tonto, etc. Hay que decir que en el vídeo salen niños en su mayoría de tez oscura y uno blanco como la leche. El blanco dice que el bueno, el listo y el guapo es el muñeco blanco. El resto dicen exactamente lo mismo. Ninguno sabe responder por qué.

Quién lea esto, se sobreentiende que es gente adulta, con unas ideas formadas en la cabeza, con una ideología definida, con unos valores... y con la misma tozudez y los mismos prejuicios que esos niños, aunque fastidie al lector; incluso al escritor, que intenta salvarse a duras penas de esta maldición del hombre.

La izquierda más izquierda -porque hay distintos niveles, ya saben- dice que qué mala es la poli, y la derecha -indistintamente de derecha o muy derecha- dice que qué malos son los manifestantes. Dicen exactamente lo mismo pero al revés, sin intentar interpretar o razonar sobre la realidad que tienen delante de sus ojos, únicamente por fines políticos. No ven a las personas que hay detrás del manifestante ni de quien lleva el casco con el CNP en el anverso.

Evidentemente, hay policías que se exceden de sus funciones, sinvergüenzas que golpean a una niña y que salen indemnes porque no hay quien los identifique, gracias a nuestro Ministerio de Gobernación -entre otros- por no obligarles a llevar su placa en la espalda a tamaño de letra 64. Esos deberían de ser inhabilitados de inmediato, y por supuesto con la sanción administrativa, civil o penal que corresponda. Pero también es evidente que no todos son así.

Evidentemente no todos los manifestantes tiran piedras a la policía rompiéndoles el casco y sacándole cuatro dientes, o haciéndoles brechas de 11 puntos de largo; pero los hay. Y esos malnacidos -que lo son- deben pasar en la cárcel por un delito de lesiones, o lo que el juez estime oportuno, tanto tiempo como la ley permita.

Lo que no podemos hacer es criminalizar a todo el cuerpo de policía ni al medio millón de manifestantes (no 50.000 como dice el Gobierno, que debe ser que se perdió Barrio Sésamo), sino solo a los que haya que criminalizar.

Los bebés nacen sin prejuicios, únicamente adoptan la realidad que ven a su cerebro sin procesarla si quiera. Cuando crecen y se hacen niños, adquieren los prejuicios de los padres, los amigos o los conocidos. Y cuando estos crecen y se hacen mayores, siguen con los prejuicios que tenían de niños, porque no somos capaces de vencer a los instintos con la razón.

Seguir Leyendo

25 de marzo de 2014

La eterna transición [Viñeta]

0
Publicado por

Una viñeta de Artsenal.



Esta y otras muchas más, en nuestra sección de Viñetas.

Seguir Leyendo

24 de marzo de 2014

Prisión preventiva y sin fianza para uno de los detenidos el 22M, acusado de tentativa de homicidio

8
Publicado por

Esta noticia fue subida a Menéame.

Concentración frente a los juzgados de Plaza Castilla
Fotografía de @Marchas22M
De los más de veinte detenidos en Madrid tras la manifestación a la llegada de las Marchas por la Dignidad, todos menos uno han sido liberados a lo largo del día tras prestar declaración ante el juez.

Para uno de ellos, sin embargo, se ha dictado prisión preventiva sin fianza, atendiendo a la petición del fiscal que lo acusaba de intento de homicidio, habiendo el juez rebajado la acusación a un delito de lesiones.

Las detenciones se produjeron cuando la policía cargó, el pasado sábado, contra los manifestantes que se encontraban en la calle Génova y en la Plaza de Colón mientras aún se desarrollaba el acto de clausura de la manifestación, el cual estaba autorizado hasta más de las 21:00, siendo las 20:30 la hora en que comenzaron las cargas.

Los menores de edad detenidos el sábado ya habían declarado en los juzgados de menores y habían sido liberados anteriormente, por lo que hoy declaraban ante el juez sólo los detenidos mayores de edad.

Como ha indicado a la prensa Enrique Santiago, uno de los abogados del equipo jurídico de las Marchas de la Dignidad, los detenidos denuncian malos tratos en dependencias policiales, los cuales están siendo investigados.

Durante toda la jornada, decenas de personas se han concentrado en la puerta de los juzgados, en la madrileña Plaza Castilla, pidiendo la libertad para todos los detenidos.

Seguir Leyendo

22 de marzo de 2014

Derechos del manifestante y consejos para un 22M seguro

0
Publicado por


  • Procura mantenerte durante las manifestaciones con un grupo de gente conocida y de confianza. 
  • Designad, dentro de grupo, a una persona que tenga los teléfonos de contacto de todos.
  • Podéis indicar al principio un punto de reencuentro en caso de que suceda algo y os disperséis.
  • Es conveniente llevar escrito, por ejemplo en el brazo, el número de un abogado en caso de que desde la organización se haya puesto alguno a disposición de los manifestantes.
  • Si un policía te pide la documentación, tienes la obligación de identificarte. Puedes sacar tu DNI y mostrarle tus datos o serás conducido a comisaría para tu filiación.(más información abajo)Frente a sus abusos, la documentación gráfica es importantísima y resulta muy útil ante posibles denuncias y juicios. Debes ser consciente, no obstante, de que no en cualquier situación es posible tomar fotografías de funcionarios de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Como explica el equipo Legal de Sol en este artículo:

Con carácter general, la toma de fotografías de funcionarios de policía, como funcionarios públicos, y en el ejercicio de sus funciones LEGAL ya que el derecho a la intimidad y a la propia imagen del policía cede ante el derecho a la información.
Sin embargo, existen las siguientes limitaciones:
A) Cuando se ponga en peligro su seguridad.
B) Cuando resulte afectado el derecho a la intimidad, a la propia imagen y al honor del funcionario de policía.

  • Si eres detenido, puedes acogerte a tu derecho a no declarar. Para este 22M, indica en comisaría que designas como abogados al "Equipo Jurídico Marchas 22M" para una atención gratuita de los compañeros que están de guardia hoy en este equipo.
  • Mucho cuidado con esos paseos  y pasacalles nocturnos que se organizan "espontáneamente" tras algunas manifestaciones y que siempre acaban con un grupo cada vez más reducido de gente rodeada (y posteriormente identificada) por la policía.

Derechos del Manifestante

(Puedes descargarte este texto en un documento de texto, aquí)
La libertad de expresión, manifestación o reunión, son derechos fundamentales de las personas y están protegidos por la norma constitucional del Estado español, en sus Art. 20 y 21. De acuerdo  con éstas normas,  puedes ejercer tu derecho a expresarte y manifestarte. Por medio de una manifestación,  una acción directa no violenta, con una pancarta, repartiendo comunicados, gritando o cantando consignas, etc...

El derecho de manifestación y reunión no necesita autorización gubernativa,  pero sí requiere comunicación previa, cuando se prevea que vayan a congregarse más de 20 personas. Si no se comunica, cabe que la policía impida su desarrollo.

IDENTIFICACIÓN
La Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, autoriza a los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad a pedir tu documentación (exhibición del DNI o pasaporte), siempre que el conocimiento de tu identidad fuere necesario para el ejercicio de las funciones de protección de la seguridad que a los agentes encomienda esta Ley (proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana).

De no lograrse la identificación, los agentes podrán requerirte a que les acompañes a dependencias próximas, bien a Comisaría, Cuartel de la Guardia Civil o Municipal, donde estarás detenido/a aproximadamente 2 horas hasta que te identifiquen, te podrán fotografiar y tomar la huella. No pueden obligarte a someterte a pruebas para la obtención de ADN (saliva, cabello,…). En un Libro-Registro se harán constar las diligencias de identificación, así como los motivos y duración de las mismas.

En los casos de resistencia, negativa a identificarte o realizar voluntariamente las comprobaciones o prácticas de identificación, podrás ser detenido/a.

Tienes derecho a solicitar al agente su número de carnet profesional, éste tiene que llevarlo inscrito en la placa de forma visible en el uniforme, excepto los pertenecientes a las Unidades de Intervención Policial (antidisturbios). En éste caso, puedes exigirle que te exhiba su carnet profesional. En caso negativo, puedes pedir al mando de la unidad policial, su número de carnet.  Si bien, se aconseja  evaluar la situación concreta, pues muchas veces no es muy recomendable.


¿QUÉ HACER ANTE UNA DETENCIÓN?

La detención no puede prorrogarse por más de 72 horas salvo que se aplique la legislación antiterrorista que puede ampliar este periodo 2 días más. A partir de ese momento pasarás a disposición judicial. Los derechos que tienes son los siguientes (art. 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal):

· Ser informado inmediatamente de las razones de tu detención, especificando los hechos de los que se te acusa.

· A que la policía comunique telefónicamente con la persona que tu elijas (tienes que saber su teléfono de memoria) para informarla del lugar en el que te encuentras detenido.

· A llamar a un/a abogado/a de tu confianza para que esté presente durante la toma de declaración.

· A mantener una entrevista reservada con tu abogado/a - aunque no hayas declarado- para que te aconseje sobre cómo debes hacerlo ante el/la  juez/a.

. A ser asistido/a por un médico.

· Si eres extranjero/a, tienes derecho a la presencia de un/a intérprete en tu declaración y a comunicar al Consulado o Embajada de tu país tu detención.

· Identificación de los agentes que te detienen.

· Presentación de la orden de detención. Sin embargo, pueden producirse detenciones sin necesidad de presentar dicha orden. A pesar de todo es conveniente que la exijas. En todo caso, si no existe esa orden, la policía tiene la obligación de informar de tu detención al juez en el plazo de 24 horas.

El interrogatorio policial se debe hacer siempre en presencia de un/a abogado/a, de tu confianza o el/la de oficio, según los casos. De todos modos, tienes derecho a no declarar y  no es  recomendable que declares en comisaría sino que esperes a hacerlo ante un juez

A lo largo de la detención es posible que recibas, en algún momento, la visita de un médico forense. En estos casos, lo primero que debes de hacer es solicitar que acredite documentalmente su identidad. Comprobado esto, conviene que denuncies ante él/la todo tipo de malos tratos físicos o psíquicos o torturas al que hayas sido sometido. Si tienes marcas enséñaselas y asegúrate que los extremos que denuncies figuren en el informe que éste médico redacte.


HABEAS CORPUS.
 En los casos de detención ilegal o que no se hayan respetado los derechos de los detenidos, se puede solicitar el Habeas Corpus. Es un procedimiento de puesta a disposición judicial inmediata. Lo puede solicitar la persona detenida, su abogado/a,  su cónyuge o similar, los padres, hijos/as o hermanos/as. Se debe hacer mediante escrito o comparecencia ante el juez, expresando nombre, circunstancias del solicitante, lugar de detención y el motivo de la solicitud.  No es conveniente solicitarlo por uno/a mismo/a.


LA DECLARACIÓN JUDICIAL. Art. 17,3 de la Constitución Española y en el art. 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Si has declarado ante la policía, el/la juez/a te preguntará si te ratificas en la declaración (si estás de acuerdo). En éste momento recuerda que la declaración judicial tiene mucho más valor que la policial y que aquélla prevalece sobre ésta. Es el momento de negar cualquier declaración autoinculpatoria que hayas realizado en el centro de detención. No importa lo que haya dicho antes, ahora puedes decir lo contrario. Eres inocente mientras no se demuestre lo contrario.

En relación a la declaración judicial, mantienes el mismo derecho a no declarar y a no hacerlo en tú contra. Es fundamental que nunca dejes de denunciar ante el/la juez/a las amenazas, la tortura o los malos tratos de que hayas sido objeto en el centro de detención. Si tienes marcas, solicita ser visto por un médico forense, muéstraselas y que conste en tu declaración.


SI VES UNA DETENCIÓN
Informa rápidamente a los grupos convocantes o grupo de apoyo jurídico de la movilización, procurando facilitarles el máximo de datos. Esta información facilitará mucho el trabajo del grupo de apoyo jurídico a la persona detenida. Es importante tratar de localizar a sus familiares.

En caso de familia o amigos, deben ponerse en contacto con un/a abogado/a de su confianza y hacer pública la detención y comunicarlo al resto de personas que te conozcan y/o al colectivo al cual pertenezcas.

SE RUEGA DIFUSIÓN DE ESTE TEXTO POR TODAS LAS REDES SOCIALES Y VUESTROS CONTACTOS.

Seguir Leyendo

Derecho a perder

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Escuchaba el otro día hablar a Eduardo Galeano sobre la utopía. Decía: “La utopía está en el horizonte, y yo sé que nunca la voy a alcanzar. Que si avanzo diez pasos, ella avanzará diez pasos más allá. Y me pregunto: ¿para qué sirve la utopía? Y bueno, pues para eso sirve. Para caminar”.

Creo que hay una cierta complicidad utópica en las causas perdidas, creo que esas causas perdidas piden a gritos una voz también perdedora que luche por ellas. Las madres de plaza de mayo argentinas, la familia de nuestro compañero Couso, los pobres chilenos que sufrieron al desgraciado de Pinochet, los nietos de nuestra República... Son causas perdidas que requieren la lucha. Son causas perdidas que tenían la opción de perder, hasta que en 2009 Zapatero restringió por primera vez (aunque tímidamente, es cierto) la Jurisdicción Universal. Tenían la capacidad de luchar por su derrota, hasta que en 2009 le quitaron un poquito de esa potestad. Hasta que el pasado 14 de marzo se lo prohibieron.

Cuando sale el licenciado en el arte de la mentira, Floriano, diciendo que han hecho una ley de Jurisdicción Universal más extensa, porque han incluido no sé qué preceptos, o diciendo que había que controlarlo por las necesidades sociales actuales de no sé quién (porque de la sociedad no), pienso que es más bobo de lo que ya creía. Dice que no nos podemos permitir económicamente mantener ese artículo 23 de la LOPJ. Dice que total para qué, si la posibilidad probatoria es muy difícil y normalmente esos casos no avanzan. Que para qué vamos a investigar ninguna barbaridad china cuando tienen el 27% de nuestra deuda. Hemos sucumbido al capital chino. Antes éramos pobres con no demasiada dignidad. Ahora somos pobres e indignos, de nuevo doblegados por el poderoso caballero Don dinero. De nuevo doblegados a la realidad.
Con la jurisdicción universal no se conseguía nada, dicen. Ninguno de los casos abiertos han sido resueltos; dicen con mala memoria de una nación argentina aplaudiendo a Baltasar Garzón. Dicen también que hay que ser realistas, que no se puede sostener porque éramos los únicos que mantenían una ley tan amplia en ese ámbito. Y que no podríamos conseguir nada. Nos han quitado el derecho a soñar. Nos han quitado el derecho a perder. Nos han quitado una de las pocas cosas por las que España podía estar orgullosa, que era luchar por las causas perdidas que piden a voces una voz perdedora. Enhorabuena, españoles: hemos sucumbido al capital, a las grandes potencias, y a lo peor: a esos malnacidos que a sangre fría se llevaron la vida de miles y miles de personas. Hemos sucumbido a su realidad.

Seguir Leyendo

21 de marzo de 2014

Privatizando la represión [Viñeta]

0
Publicado por

Una viñeta de Artsenal.


Esta y otras muchas más, en nuestra sección de Viñetas.

Seguir Leyendo

20 de marzo de 2014

La generación de pseudonecesidades

0
Publicado por

Escrito por Eduardo Garzón.

En un artículo anterior estudiamos la relación entre ciclos de producción y ciclos de consumo en un sistema económico capitalista. La tecnología ha llevado a un acortamiento de los ciclos de producción (por ejemplo, ahora es posible producir un coche en mucho menos tiempo que antes) y eso ha supuesto un mayor crecimiento de la oferta potencial: se pueden producir muchos más coches al año. Lo que significa que se pueden vender más coches al año. Pero para que todo esto funcione en el marco del sistema capitalista es necesario también que el ciclo de consumo se reduzca igualmente a la misma velocidad, es decir, que no basta con que se produzcan más coches al año sino que también se tienen que vender de forma efectiva (o deviene la crisis).

Para resolver el problema del excedente de producción existen muchas formas, que además suelen ser complementarias entre sí. Por un lado vimos que una solución consiste en la búsqueda de compradores en nuevos mercados. Por otro lado analizamos la obsolescencia programada o cómo diseñar un producto para que su vida útil sea más corta de lo normal. Ahora vamos a hacer referencia a la generación de pseudonecesidades.

Al igual que ocurre con la obsolescencia programada esta vía cobró importancia cuando las prácticas fordistas empezaron a hacer mella en las fábricas, teniendo como resultado unas ingentes cantidades de productos a los que resultaba difícil darles salida en el mercado. Tampoco aquí se trataba de buscar compradores en mercados exteriores, sino que se pretendía volver a vender productos a los mismos consumidores (o a nuevos consumidores en el mismo mercado).

Los empresarios de la época reflexionaron sobre el hecho de que los consumidores sólo compraban prácticamente lo que necesitaban para sus vidas o aquello que les reportaba alguna utilidad, mientras que las cosas que no les despertaban ningún interés eran dejadas de lado. La mayoría de los consumidores, a pesar de disponer de la capacidad adquisitiva suficiente ya en una época de relativa abundancia, no tenían ningún interés en comprar productos que no les fuesen indispensables. Si los empresarios querían vender unos productos que los consumidores potenciales no necesitaban, tenían que hacerles ver que comprar productos nuevos o comprar más unidades de productos antiguos sí les reportaba más utilidad en sus vidas. La idea era persuadirlos para que terminaran creyendo con firmeza que los productos en cuestión eran muy importantes para el normal desarrollo de sus vidas, y que sin ellos no iban a ser tan felices como el resto de personas. Se trataba, en definitiva, de crearles nuevas y falsas necesidades; de decir qué productos necesitaban y por qué.

Inducir pseudonecesidades en los compradores potenciales no parecía tarea fácil. Sin embargo, los descubrimientos que Sigmund Freud había hecho recientemente sobre la mente del ser humano iban a ser de mucha utilidad para este propósito. Los interesados en inducir nuevas necesidades vieron en las obras de este investigador una forma excelente de influir en la mente de las personas. Freud había puesto de manifiesto que las personas tienen en lo más profundo de su ser un estado animal que se caracteriza por sentimientos irracionales. Para el creador del psicoanálisis, la cultura y la civilización son muros que el ser humano levanta para mantener controlado a su estado mental más primigenio; pero el comportamiento de las personas a veces se nutre de esos impulsos irracionales que emergen de lo más profundo de sus mentes. A un grupo de empresarios de la época –entre los que destacaba Edward Bernays [1], el sobrino de Sygmund Freud –, se le ocurrió relacionar estos impulsos irracionales con el mundo de la publicidad comercial, obteniendo con ello excelentes resultados.

La idea era muy simple: bastaba con vincular –a través de mensajes publicitarios o de algún otro tipo de mensaje orientado a las masas – un producto cualquiera a una idea, símbolo o sensación cualquiera que consiguiese motivar o emocionar a las personas. El objetivo era lograr que los compradores potenciales se interesaran por los productos no sólo por la utilidad práctica que les reportaban, sino también por otro tipo de utilidades mucho más ligadas a consideraciones sociales o anímicas. La oferta debía tratar de personalizar el objeto, de dotarlo de un valor simbólico que se correspondiese fielmente con el sistema de ideaciones del consumidor al que se dirigía. Esto suponía romper con la actividad tradicional de los vendedores, consistente en resaltar las cualidades prácticas de sus productos. Tradicionalmente y de forma general, si intentaban vender un coche resaltaban lo cómodo que podía ser conducirlo, o la velocidad que podía alcanzar. Si intentaban vender ropa de invierno, se insistía en la capacidad de la prenda para mantener en calor al cuerpo que la vistiese. Si intentaban vender perfumes, sus esfuerzos iban dirigidos a mostrar el buen aroma que desprendían sus productos. El nuevo enfoque requería darle la vuelta a esta forma de entender la utilidad de los productos.

Uno de los primeros experimentos en aplicar las teorías de Freud al mundo empresarial consistió en relacionar el consumo de cigarrillos de tabaco con la idea de emancipación de la mujer (en un contexto en el que se consideraba inapropiado que las mujeres fumasen). Los fabricantes de cigarrillos se habían percatado de que al no fumar las mujeres estaban perdiendo a la mitad del mercado; por lo que si lograban convertir a las mujeres en fumadoras iban a conseguir aumentar cuantiosamente sus ventas. Tras múltiples intentos (entre los que destacaba regalar cigarrillos a todas las integrantes de los actos de protesta a favor de la independencia de la mujer y darles la apropiada difusión mediática), el símbolo del cigarrillo empezó a aparecer ligado al conocido como sexo débil por primera vez en la historia. Todas las mujeres que compartían los mismos principios no tardaron en unirse a la moda de fumar cigarrillos como distintivo de autodeterminación. Fue cuestión de tiempo que el consumo de cigarrillos se convirtiese en un reflejo imaginario de madurez, independencia y de autosuficiencia. De hecho, y si uno se para a pensar un poco, estos valores se han seguido enlazando con el tabaco hasta no hace muchos años. Los cigarrillos dejaron de comprarse exclusivamente por la utilidad directa que ofrecían (el disfrute de fumar), y pasaron a comprarse también como señal de identidad.

Poco a poco muchos grandes empresarios constataron con claridad que los hábitos consumistas podían ser manipulados en cierta medida a través de mensajes que debían ir directos al subconsciente. Desde entonces los empresarios recurrieron a los mecanismos de publicidad para lanzar este tipo de mensajes a los consumidores. Los coches empezaron a anunciarse como símbolo de poder, de opulencia, de libertad; en vez de anunciare por sus cualidades más palpables y visibles. La ropa empezó a publicitarse todavía más como insignia de distinción entre las personas, como señal caracterizadora. Comprar una determinada marca de ropa debía sugerir fundamentalmente pertenencia a unas determinadas esferas de la sociedad, en vez de ser un acto que buscase protección frente a las inclemencias del tiempo. Los perfumes empezaron a ofrecerse cada vez más como elementos emblemáticos de una determinada personalidad o carácter; en vez de ofrecerse en función de su fragancia.

En definitiva, estos altos empresarios inocularon nuevas necesidades a las masas para que se viesen empujados a comprar los productos que ellos vendían y así poder dar salida a los productos acumulados en los almacenes. Alimentaron la demanda con estratagemas publicitarias que atacaban a las raíces más emocionales e irracionales de la mente humana para aumentar las ventas y así solucionar el problema de la sobreproducción. Los empresarios se percataron de que disponían del poder necesario (dinero y medios en cantidades suficientes) para condicionar con relativo margen las decisiones de compra de las masas. La consecuencia fue que muchas personas empezaron a comprar productos que realmente no necesitaban para sus vidas. Obviamente todo esto consiguió que los consumidores potenciales acudieran más a las tiendas a comprar productos: no era lo mismo, por ejemplo, comprar la cantidad de ropa necesaria para protegerse del frío que comprar nuevas prendas de ropa cada vez que comenzaba una nueva estación del año. La primera vía era la demanda de los productos por su valor de uso, y la segunda vía era la demanda por el valor simbólico que ha sido posible asociarle. La segunda vía producía muchas más ventas que la primera, que era en definitiva lo que buscaban estos empresarios. Y la segunda vía era la única –hacían creer los empresarios– que podía hacer a los consumidores más modernos y felices.

Esta nueva percepción puso de manifiesto que un individuo cualquiera en el acto del consumo no sólo hace suya la materialidad de la cosa que se corresponde con su valor de uso, sino también la ideación del mundo que se deriva del símbolo que se le ha dado. En sentido estricto, en tanto que algo es deseado como objeto del consumo, éste ya no se desenvuelve tan sólo en el ámbito de las cosas, sino en el mundo de las ideaciones y de los valores simbólicos que son inherentes a cualquier objeto. La satisfacción no se resuelve tan sólo con la simple obtención del objeto, sino también con el juego de los valores que les hayan podido ser añadidos. El consumo no es una simple práctica de disposición de objetos, sino un auténtico proceso revelador de signos. Esto abre la puerta a que cualquier cosa que objetivamente satisface una necesidad pueda no ser deseada para ese fin, mientras que el consumo de otra que no pueda satisfacerla termine siendo deseada por el valor simbólico que representa. Quedó encasillado así el acto del consumo como una práctica social vinculada a los sistemas de valores que gobiernan los comportamientos humanos.

[1] Serie de documentales de la BBC “El siglo del individualismo” de Adam Curtis

Seguir Leyendo

18 de marzo de 2014

El País y la Revolución Bolivariana en Venezuela

0
Publicado por

Escrito por Salim Lamrani.

El diario español ha abandonado el rigor periodístico en favor de una cobertura partidista de la realidad venezolana.

             Desde el triunfo de la Revolución Bolivariana en Venezuela, con la elección del Presidente Hugo Chávez en 1998 (hasta 2013) y la victoria de su sucesor Nicolás Maduro en las últimas elecciones presidenciales de abril de 2013, El País, principal diario español y líder de opinión, ha abandonado la imparcialidad en el tratamiento de la realidad de este país. Peor aún, el periódico español ha dejado el periodismo equilibrado y matizado en favor de una crítica sistemática y unidireccional del poder democráticamente electo de Caracas.

¿Una democracia?
             En una tribuna del 9 de marzo de 2014, El País expone su punto de vista y declara que “Venezuela ya no es un país democrático”.[1] Poco importa el hecho que haya habido 19 consultas populares desde 1998 y que los chavistas hayan ganado 18 de esos escrutinios en elecciones que todos los organismos internacionales, desde la Organización de Estados Americanos hasta la Unión Europea pasando por el Centro Carter, han calificado de transparentes. Mejor aún, el antiguo presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, califica el sistema electoral venezolano de “el mejor del mundo”.[2]

La libertad de prensa
             El diario madrileño deplora una “asfixia sistemática de la libertad de expresión”. Ahí también, la afirmación no resiste el análisis. Según un informe del Ministerio de Comunicación e Información de 2011, en 1998 existían en Venezuela 587 radios y televisiones de las cuales el 92,5% eran privadas y el 7,5% públicas. En la actualidad hay 938, de las cuales el 70% son privadas, el 25% comunitarias y el 5% públicas. Al contrario, la Revolución Bolivariana multiplicó el número de medios televisivos y radiofónicos y el sector privado aún domina el paisaje mediático. Lejos de ser silenciados, los medios privados aumentaron un 28,7% en 12 años.[3]

La Revolución Bolivariana, ¿un fracaso?
             Un año después de la desaparición de Hugo Chávez, que falleció de un cáncer fulgurante el 5 de marzo de 2013, El País esboza un panorama bastante oscuro de la situación venezolana mediante su corresponsal… en Miami: “Chávez legó una oportunidad perdida, una economía en quiebra que hoy se sostiene a fuerza de endeudamiento y especulación”. El diario agrega que “Durante la última década de su Gobierno, el ingreso petrolero de Venezuela fue siete veces mayor que en 1998, cuando asumió el poder”. No obstante, “la inflación y el desabastecimiento que ha sufrido cíclicamente el país durante la última década, alcanzaron picos alarmantes, especialmente entre los sectores más empobrecidos”.[4]
            A la lectura de este balance, uno concluye que la Revolución Bolivariana ha sido un fracaso. Pero, de hecho, El País oculta la realidad factual. Primero, el diario madrileño omite subrayar que si el precio del petróleo casi se ha multiplicado por 10, fue ante todo gracias a Hugo Chávez quien logró reactivar una OPEP moribunda, limitando la producción de petróleo y llevando el precio del barril de 16 dólares en 1998 a más de 100 dólares hoy día.
            Luego, el diario evoca la situación de los “sectores más empobrecidos” sin proporcionar ninguna cifra y presenta “la inflación y el desabastecimiento” como consecuencias de la política chavista. En realidad, la inflación ha caracterizado la economía  venezolana desde hace al menos 70 años y las estadísticas disponibles sobre la realidad social del país desmienten de modo implacable el punto de vista de El País. En efecto, desde 1998, cerca de 1,5 millones de venezolanos aprendieron a leer y a escribir gracias a la campaña de alfabetización denominada Misión Robinson I. En diciembre de 2005, la UNESCO decretó que se había erradicado el analfabetismo en Venezuela. El número de niños escolarizados pasó de 6 millones en 1998 a 13 millones en 2011 y la tasa de escolarización es ahora del 93,2%. La Misión Robinson II se lanzó para llevar al conjunto de la población a alcanzar el nivel secundario. Así, la tasa de escolarización en la enseñanza secundaria pasó de un 53,6% en 2000 a un 73,3% en 2011. Las Misiones Ribas Sucre permitieron a decenas de miles de jóvenes emprender estudios universitarios. Así, el número de estudiantes pasó de 895.000 en 2000 a 2,3 millones en 2011, con la creación de nuevas universidades.[5]
            Con respecto a la salud, se creó el Sistema Nacional Público para garantizar el acceso gratuito a la atención médica a todos los venezolanos. Entre 2005 y 2012 se crearon 7.873 centros médicos en Venezuela. El número de médicos pasó de 20 por 100.000 habitantes en 1999 a 80 por 100.000 en 2010, o sea un aumento del 300%. La Misión Barrio Adentro Ipermitió realizar 534 millones de consultas médicas. Cerca de 17 millones de personas pudieron ser atendidas, mientras que en 1998 menoso de médicos pasó de 20 por 100.000 habitantes en 1999 a 80 por 100.000 en 2010, o sea un aumento del 300%. La Misión Barrio Adentro I permitió realizar 534 millones de consultas médicas. Cerca de 17 millones de personas pudieron ser atendidas, mientras que en 1998 menos de 3 millones de personas tenían acceso regular a la sanidad. Se salvaron 1,7 millones de vidas entre 2003 y 2011. La tasa de mortalidad infantil pasó de un 19,1 por mil en 1999 a un 10 por mil en 2012, o sea una reducción de un 49%. La esperanza de vida pasó de 72,2 años en 1999 a 74,3 años en 2011. Gracias a la Operación Milagro, lanzada en 2004, 1,5 millones de venezolanos víctimas de cataratas u otras enfermedades oculares, recobraron la vista.[6]
            De 1999 a 2011, la tasa de pobreza pasó de un 42,8% a un 26,5% La tasa de desnutrición infantil se redujo un 40% desde 1999. Y la tasa de extrema pobreza de un 16,6% en 1999 a un 7% en 2011. Cinco millones de niños reciben ahora alimentación gratuita a través del Programa de Alimentación Escolar. Eran 250.000 en 1999. La tasa de desnutrición pasó de un 21% en 1998 a menos del 3% en 2012. Según la FAO, Venezuela es el país de América Latina y del Caribe más avanzado en la erradicación del hambre.[7]
            En la clasificación del Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Venezuela pasó del puesto 83 en el año 2000 (0,656) al puesto 73 en 2011 (0,735) y entró en la categoría de las naciones con el IDH elevado. El coeficiente GINI, que permite calcular la desigualdad en un país, pasó de 0,46 en 1999 a 0,39 en 2011. Según el PNUD, Venezuela ostenta el coeficiente GINI más bajo de América Latina, es el país de la región donde hay menos desigualdad.[8]
            En 1999, el 82% de la población tenía acceso al agua potable. Ahora es un 95%. Antes de 1999, sólo 387.000 ancianos recibían una pensión. Ahora son 2,1 millones. Durante la presidencia de Chávez, los gastos sociales aumentaron un 60,6%. Desde 1999, se construyeron 700.000 viviendas en Venezuela. La tasa de desempleo pasó de un 15,2% en 1998 a un 6,4% en 2012, con la creación de más de 4 millones de empleos.[9]
            Desde 1999, el Gobierno entregó más de un millón de hectáreas de tierras a los pueblos aborígenes del país. La reforma agraria permitió a decenas de miles de agricultores ser dueños de sus  tierras. En total se distribuyeron más de 3 millones de hectáreas. En 1999, Venezuela producía el 51% de los alimentos que consumía. En 2012, la producción es de un 71%, mientras que el consumo de alimentos aumentó en un 81% desde 1999. Si el consumo de 2012 fuera similar al de 1999, Venezuela produciría el 140% de los alimentos consumidos a nivel nacional. Desde 1999, la tasa de calorías que consumen los venezolanos aumentó un 50% gracias a la Misión Alimentación que creó una cadena de distribución de 22.000 almacenes de alimentos (MERCAL, Casas de Alimentación, Red PDVAL), donde se subvencionan los productos a la altura de un 30%. El consumo de carne aumentó un 75% desde 1999.[10]
            El salario mínimo pasó de 100 bolívares (16 dólares) en 1998 a 2.047,52 bolívares (330 dólares) en 2012, o sea, un aumento de más del 2.000%. Se trata de uno de los salarios mínimos más elevados de América Latina. En 1999, el 65% de la población activa cobraba el salario mínimo. En 2012 sólo el 21,1% de los trabajadores dispone de este nivel salarial. Los adultos de cierta edad que nunca trabajaron disponen de un ingreso de protección equivalente al 60% del salario mínimo. Las mujeres desprotegidas, así como las personas discapacitadas, reciben una ayuda equivalente al 80% del salario mínimo. El horario laboral se redujo a 6 horas diarias y a 36 horas semanales sin disminución del salario. El PIB por habitante pasó de 4.100 dólares en 1999 a 10.810 dólares en 2011.[11]
            Lejos de la imagen apocalíptica que presenta El País, la Revolución Bolivariana es un innegable éxito social. Así, según el informe anual World Happiness de 2012, Venezuela es el segundo país más feliz de América Latina, detrás de Costa Rica, y el decimonoveno a nivel mundial, delante de Alemania o España.[12]
             El caso del diario El País ilustra la incapacidad de los medios occidentales –la mayoría se encuentran en manos de conglomerados económicos y financieros – a representar de modo imparcial y equilibrado la Revolución Bolivariana. Hay una razón para ello: el proceso de transformación social iniciado en 1999 estremeció el orden y las estructuras establecidas, puso en tela de juicio el poder de los dominantes y propone una alternativa social en la que –a pesar de todos sus defectos, imperfecciones y contradicciones que conviene no minimizar– el poder del dinero no reina como dueño y los recursos se destinan a la mayoría de los ciudadanos y no a una minoría.

 Fuente: Opera Mundi
Salim Lamrani es Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.  


[1] Mario Vargas Llosa, “La libertad en las calles”, El País, 9 de marzo de 2014.
[2] Correo del Orinoco, « James Carter: Proceso elec15%;font-family:"Times New Roman","serif"">[2] Correo del Orinoco, « James Carter: Proceso electoral de Venezuela es ‘el mejor del mundo’ », 20 de septiembre de 2012. http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/james-carter-proceso-electoral-venezuela-es-%E2%80%9Cel-mejor-mundo%E2%80%9D/ (sitio consultado el 10 de marzo de 2014)
[3] Juan Carlos Figueroa, « Medios públicos venezolanos casi se triplicaron en 12 años », El Tiempo, 12 de agosto de 2012. http://eltiempo.com.ve/venezuela/politica/medios-publicos-venezolanos-casi-se-triplicaron-en-12-anos/61589 (sitio consultado el 10 de marzo de 2014).
[4] Maye Primera, « Un año sin el ‘comandante supremo’ », El País, 5 de marzo de 2014.
[5] Salim Lamrani « 50 verdades sobre Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana », Opera Mundi, marzo de 2013.
[6] a [12] Ibid.

Seguir Leyendo

17 de marzo de 2014

¿Quién dicta la agenda LGTB? (II)

1
Publicado por


El día 24 de febrero el presidente de Uganda finalmente firmó la ley “anti-gays” que llevaban preparando desde 2009. No solo lo conté, también expliqué que esa ley se debe a la influencia que la derecha cristiana estadounidense ha desplegado en el país.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=euXQbZDwV0w]
DavidKato

Uganda25febrero

SanarHomosexualidad

Richard Cohen entrevistado en Intereconomía. También estuvo en Telecinco. Richard Cohen entrevistado en Intereconomía. También estuvo en Telecinco.
Tan solo unas pocas horas después de haber dicho esto:
Pasó. No pensé que sería tan rápido:
Antes dije: “Nos suele costar mucho trabajo que la población no afectada por la LGTBfobia preste atención a nuestras denuncias”. El caso de la visita a España de ese tipo y su libro fue uno de los ejemplos:

Cuando alzamos la voz, damos una alerta y pedimos ayuda no lo hacemos por capricho ni porque no tengamos nada mejor que hacer con nuestra vida o nuestro tiempo. Es porque hay vidas en juego.
De Uganda he seguido hablando y lo seguiré haciendo. Y recordando la responsabilidad de las iglesias evangélicas estadounidenses en ello:

Por cierto, la diputada en el Congreso por Izquierda Plural Ascensión de las Heras me confirmó que el Gobierno aún no ha respondido a esas preguntas pese a haberse cumplido sobradamente el plazo máximo de 40 días del que dispone para ello y que volverá a insistir hasta obtener resultado.
Pero no soy yo el único que está muy harto de las excusas para minimizar lo de Rusia y ya nos vemos venir la siguiente.

Nadie nos marca la agenda, los activistas LGTB sabemos muy bien quién amenaza nuestros derechos y sobre qué debemos hablar. Del mismo modo que mi admirado y adorado Shangay Lily ha denunciado las manipulaciones sobre la presunta homofobia de Maduro (con las que algunos intentaban beneficiar a Capriles) también acudió a la protesta frente a la embajada de Rusia en Madrid para denunciar la homofobia que promueve Putin desde el Gobierno y su responsabilidad en las agresiones que sufren allí las personas LGTB.

Yo no pude estar en aquella protesta (que por supuesto cuenta con todo mi apoyo), pero allí estuvieron, además de activistas, colectivos LGTB y muchas personas a título individual, representantes de Izquierda Unida (miembros de ALEAS-IU así como Carlos Martínez Núñez, Coordinador del Área Federal de Juventud), de la Asamblea Antifascista de Alcalá de Henares, de la Unión de Juventudes Comunistas de España, del PSOE, de Equo (estuvieron Inés Sabanés y López de Uralde) así como Antonio Ruiz, presidente de la Asociación de Expresos Sociales de España (tantos y tantos homosexuales encarcelados por el franquismo que sienten solidaridad –Antonio vino desde Alicante expresamente para esta protesta- por los homosexuales que ahora se enfrentan a lo mismo en Rusia). Las únicas ausencias destacables fueron PP y UPyD.

Hago esta lista de asistentes a la protesta porque luego he tenido que leer cosas como esto que podéis leer aquí:
Ignorantes
Ya he explicado sobradamente en qué consiste la ley rusa contra los homosexuales (no contra pedófilos) pero según estos dos iluminados que se creen de izquierdas, resulta que Carlos Martínez, Sabanés, Uralde y todos los demás estaban allí para defender a pedófilos y la UJCE se dedica a protestar contra todo lo que huela a izquierdas.

Debo decir que cuando la usuaria @DeVallekasSoy habla de "pedófilos que cierran la página" se refiere a mi y a mi cuenta de Twitter. Ella formó parte de un lamentable episodio de acoso que sufrí en enero y que mi amigo Manolo (que también fue acosado) contó en su blog.

Antes dije que las autoridades españolas hubiesen mirado para otro lado (como las rusas) ante el grupo de neonazis que surgió en diciembre en Barcelona (y que imitaba a los rusos en sus métodos y en su empleo de la pederastia como pretexto para su homofobia) si no hubiese sido por la presión social para actuar contra ellos. Ese grupo que se hacía llamar ‘Proyecto Pilla Pillaestá hoy desarticulado gracias a la presión que muchos, yo entre ellos, ejercimos para que fuesen detenidos. Y pagué un precio por hacerlo, como nos suele pasar a muchos activistas LGTB.

Un cretino (@HaIconBIack, @HaIconNegro, @pepeeltenso, @RankXer0x, @JMayo73, @AnonKas, @HalconEye, @HaIconEye o @HaiconbiAAck son algunas de las 50.000 cuentas que emplea en Twitter) que va de hacker y que es amigo de @DeVallekasSoy decidió que los Pilla Pilla estaban haciendo algo muy positivo.


Halcon1 El 'Proyecto Pilla Pilla' perseguía a homosexuales, no a pederastas
Halcon2Varias personas (como mi amiga @Beta_Boop y otros) intentaron hacerle ver que se trataba de unos fascistas homófobos, pero no había manera de que el necio se bajara de la burra.

Entonces me pidieron que se lo dijese yo porque me había involucrado en la denuncia de los Pilla Pilla desde el principio, pero tampoco sirvió de nada: él quería aplaudir una cacería humana propia del vigilantismo justiciero que admira y practica con los desastrosos resultados que el vigilantismo suele producir (sobre vigilantismo recomiendo leer esta entrada, esta otra y también ésta del fantástico blog de Jorge Matías) y le traía sin cuidado que los 'cazados' fuesen inocentes de los crímenes de los que les acusaban y que se usase la pederastia como excusa para justificar una persecución homófoba. En lugar de rectificar su error decidió hacerme pagar la osadía de haberle corregido y emprendió una campaña de acusaciones de pederastia también contra mí.

Sus amigos (como @DeVallekasSoy, @antracita1 y el resto de borregos que colaboraron en la cacería homófoba orquestada por este demente) se encargaron de difundir la falsa acusación que, sorprendentemente, fue creída sin más por una cantidad alarmante de personas, incluso muchas que parecen sensatas.

La cosa trascendió de Twitter y tomó otros derroteros cuando comenzó a pedir datos personales míos:
Halcon3
Halcon5En un momento dado otras cuentas decían haber obtenido información sobre mí (nombre, dirección de mi casa, móvil, fijo de mi casa,...) 

Mientras, quienes habían creído la acusación de pederastia decían que había que matarme directamente, sin miramientos. Uno no es de piedra y lógicamente pasé miedo. La pederastia es un crimen atroz que destroza la vida de sus víctimas y nos repugna a todos, y habiendo mucha gente que se había creído la falsa acusación y con mis datos personales supuestamente pasando de unos a otros, sentí que mi integridad física corría peligro. Esto duró varios días y tras pasar 72 horas sin dormir a causa de la tensión que me causaron, sufrí una crisis de ansiedad por la que tuve que ser atendido en urgencias y durante varias semanas tuve que proteger mi cuenta de Twitter con el candado. A eso se refiere @DeVallekasSoy cuando dice "pedófilos que cierran la página".


Halcon7 Suplantación

Este enfermo sociópata aún sigue obsesionado conmigo, creando cuentas (foto) para suplantar mi identidad y amenazando con “darme caza”.

Aún tendría miedo de él si no fuera por las muchas personas que me mostraron su apoyo. Fueron muchísimas y aunque tengo una lista bastante completa sería imposible nombrarlas aquí a todas, solo mencionaré a Paloma y a Julián, que sin tener nada que ver con lo que estaba pasando se lanzaron a defenderme, ayudarme y apoyarme en cuanto vieron lo injusto que era lo que me estaban haciendo, pero que el resto de la gente (@islatempestad, @CuentaBeee, @ilse0001, @vebxenon, @ComandanteVimes, @Dani3po, @RanaBolchevique, @Mendiola_vk, @adela_lpez, @jsurrea, @kolontai1959, @pakoculeitor, @FuckMossad, @r0uzic, @missGable_, @xipirona, @delaCreu, @AntonioMaestre, @GuilleCdR, @Lasti_, @que_corra_lavoz, @shul_evolution, @Octubrista, @Lena_Prado, @miky_co, @nosinmayonesa, @XoseMorais, @Garankor, @Raskolnistan, @Els_quatre_gats,... en fin, de verdad no puedo nombrarlos a todos) sepa también que agradezco infinitamente su apoyo en aquel episodio.

Éste es el tipo de precio que muy frecuentemente tenemos que pagar los activistas LGTB por defender esta causa: falsas acusaciones de delitos execrables, insultos, acoso insoportable que termina por doblegar incluso a quien está acostumbrado a sufrirlo y amenazas de muerte. También por parte de algunos que dicen ser de izquierdas.
Halcon4Halcon6¿Alguien puede pensar que yo pongo en riesgo mi vida para beneficiar a los intereses del imperialismo estadounidense? No, lo hago porque aún hay muchos LGTB en muchos lugares del mundo (también aquí en España, que no es lo mismo ser LGTB y vivir en Madrid o Barcelona que vivir en un pueblo perdido de Extremadura donde yo nací) que no pueden vivir con la misma libertad que he logrado vivir yo.

Pero no son solo descerebrados que dicen ser de izquierdas quienes establecen una falsa y miserable vinculación entre homosexualidad y pederastia para justificar leyes homófobas como la de Rusia, también lo hacen ilustres corresponsales (ahora en Berlín y antes en Moscú y Pekín) como Rafel Poch en este artículo publicado en La Vanguardia donde se presenta a Putin como una víctima y se puede leer:

La prensa alemana le ha sacado punta a una ley contra la pederastia”.
No necesito explicar de nuevo que la ley rusa no es contra la pederastia (sino contra los homosexuales) ni el absurdo en el que se basa, ¿verdad?

En un alarde de cinismo e hipocresía el señor Poch se dedica a denunciar la presunta manipulación de otros practicandola él de un modo sonrojante y escandaloso. Es una vergüenza que se tergiverse de esa manera la realidad sobre la ley contra la “propaganda homosexual” de Rusia, es una vergüenza que ese corresponsal mienta de esa manera e intente ocultar el carácter 100% homófobo de la ley rusa para tratar de disculpar a Putin y es una vergüenza que personas de izquierdas difundan ese artículo con el mismo fin. Esos presuntos antifascistas deberían saber que lo que están haciendo es fascismo.

Fascismo

Y el fascismo lógicamente es propio de fascistas (como el del tuit de abajo), no de antifascistas, porque ni Churchill dijo aquello ni existen los “fascistas de izquierdas” por más que Ana Pastor o Ignacio Escolar se empeñen en ello.

Torrezno
Conclusión: quien emplea discursos propios del fascismo (como la vinculación entre homosexualidad y pederastia) no es de izquierdas por más que presuma de ello.

Zapatero-RealpolitikNo todo vale en la lucha contra el imperialismo estadounidense. No vale pedir que las personas LGTB de determinados lugares se sacrifiquen en nombre de la Realpolitik como me han llegado a decir algunos. Lo siento, pero utilizar excusas zapateristas es de una mediocridad francamente lamentable.

Estoy ya muy harto de que personas que dicen ser de izquierdas consideren la lucha contra la homofobia un tema menor e incluso se atrevan a poner en duda que esa homofobia exista.

¿Qué tipo de retorcida y perversa manipulación es ésa de insinuar que no puedes indignarte por el golpe de Estado consumado en Ucrania, el intento de golpe en Venezuela y a la vez también por la homofobia institucional en Rusia? ¿Con qué interés se quiere presentar como contrapuesta la denuncia de lo uno y lo otro? ¿Por qué hay que permanecer callado sobre la homofobia en Rusia para condenar lo de Ucrania y lo de Venezuela? Yo rechazo las tres cosas, y quien no lo haga e intente silenciar, minimizar o justificar lo de Rusia se está convirtiendo en cómplice de esa homofobia criminal y debería explicar cómo se conjuga eso con su supuesta militancia de izquierdas.

Niemoller
Por cierto, Niemöller no menciona a los homosexuales en su famoso poema, pero también sufrieron el Holocausto nazi (incluso con más crueldad que otros colectivos), luego hablaré de ello.

No soy el único capaz eso que algunos entienden como una gesta sobrehumana porque ellos no pueden o no quieren hacerlo (condenar lo de Ucrania y Venezuela y también la homofobia), otro maricón (no tan maricón como yo, pero bueno) de izquierdas, Shangay Lily en Público es capaz un día de alertar sobre la nueva ola de homofobia que arrasa el planeta y al siguiente de denunciar el golpe de Estado nazi perpetrado en Ucrania con la complicidad de la Unión Europea y los EE.UU.

Los homosexuales sensatos y de izquierdas (que también los hay absurdos y de derechas, por supuesto) tenemos muy claros nuestros principios socialistas, no los perdemos de vista en ningún momento y jamás traicionaremos a nuestros compañeros de trinchera. Pero tampoco queremos ser traicionados por ellos, claro.

¿Es posible ser aún más mezquino intentando presentar la lucha por los derechos de las personas LGTB como incompatible con otras igualmente legítimas, urgentes y necesarias? Sí, es posible y el penúltimo párrafo del artículo de Carlos da fe de ello. Intentar crear una falsa disyuntiva entre la causa LGTB o la lucha contra la pobreza que causa el criminal sistema capitalista quedará para los anales de la vergüenza: “Debemos tener nuestra propia agenda y en ella en primer lugar debemos denunciar las situaciones más graves, que afectan a más personas y que sean las más desvalidas. De esta forma, aunque nos pueda indignar alguna de las informaciones que nos lleguen de los países incluidos de la lista negra del Washington, eso no nos debe hacer olvidar que 842 millones de personas no tienen lo suficiente para comer, que casi todas ellas viven en los países del sur, que el 60% de esa cifra son mujeres, y que la desnutrición contribuye con la muerte de 2,6 millones de niños menores de 5 años”.
Nadie se olvida, Carlos. Eres tú quien parece querer usar una cosa como excusa para silenciar la otra. Yo soy perfectamente capaz de denunciar todo ello a la vez. Quien no pueda, no quiera o prefiera conformarse con denunciar solo con una parte de la injusticia, mejor que nos haga un favor a todos y se dedique a otra cosa.

Lamento decir que no había presenciado una mezquindad de este calibre desde que Rouco Varela amenazó con recortar la miserable aportación de la secta católica a Cáritas (menos de un 2% de su presupuesto) en caso de que tuvieran que comenzar a pagar el IBI.

Mango-NYT
Pues eso, que las personas LGTB, igual que las víctimas del capitalismo, también quieren sobrevivir y vivir con dignidad. Y no es la homosexualidad vivida en libertad lo que le está quitando el pan de la boca a nadie. Es más, somos muchos los homosexuales que, por ser homosexuales y haber sido oprimidos, nos involucramos especialmente en ayudar a otros a escapar de sus cadenas. Los oprimidos deben rebelarse ante la opresión, sea ésta por el motivo que sea. Y cualquiera que se considere de izquierdas debería apoyar todas las luchas en las que los oprimidos intentan liberarse, sin utilizar unas como excusa para no implicarse en otras.

También he visto otros comentarios más sensatos, claro:
Yo estoy de acuerdo con ése. No necesariamente el enemigo de mi enemigo debe convertirse en mi amigo. No se puede avalar y respaldar medios como HispanTV (para el que Carlos Martínez también colabora), que es la voz de la teocracia asesina de Irán (donde la homosexualidad se castiga con la muerte por ahorcamiento), por más enemigo de EE.UU. que sea ese régimen criminal. No podemos enorgullecernos de oponernos a los incontables crímenes del imperialismo norteamericano y a la vez guardar silencio ante los asesinatos del integrismo religioso. Matar menos o hacerlo por motivos morales y no económicos no lo hace digno de complicidad.

Shangay Lily recogió algunas de las noticias que se pueden encontrar en la web de HispanTV. En una de ellas se habla de la homosexualidad y el aborto como “muestras de la esclavitud moderna”:
Hispan1
En otro artículo titulado “¿Por qué los EEUU y sus aliados odian y le temen al Islam?” el autor se muestra escandalizado por el hecho de que mujeres y homosexuales (a los que acusa de llevar un “estilo de vida inmoral”) luchen para defender sus derechos:

Hispan2
Mención aparte merece la paranoia de pensar que los homosexuales apoyamos reivindicaciones feministas como el derecho al aborto para que a cambio las mujeres apoyen el matrimonio homosexual. Ése es el nivel de estupidez al que las religiones (todas ellas y especialmente las tres del libro) empujan a la gente.
Pero hay muchas más. En una noticia sobre una entrevista concedida por Ahmadineyad a la CNN, se pone en duda que existiera el Holocausto nazi y se pone también en duda que los homosexuales tengan (tengamos) derechos:
Hispan3
Los mismos asuntos se repiten de nuevo en otra noticia sobre una intervención del Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei: se cuestiona el Holocausto nazi y se tacha la homosexualidad de “inmoral”:
Hispan4
En relación al Holocausto nazi, y aunque se habla muy poco de ello, los homosexuales fueron también los que se llevaron la peor parte en los campos de concentración del nazismo. Ocupaban el escalón más bajo de la jerarquía y sufrían abusos y vejaciones por parte del resto de prisioneros de otras categorías. Era habitual que los homosexuales intentaran quedarse con el triángulo identificativo de otro preso (amarillo para los judíos, rojo para los prisioneros políticos, verde para delincuentes comunes,...) cuando éste moría para poder llevarlo en lugar del rosa (que identificaba a los homosexuales) y evitar así de ese maltrato por parte de sus compañeros presos.

LGTBcamposNazis
Por si el integrismo homófobo de una sola religión no fuese suficiente, en HispanTV deciden dar voz también a otra más y recogen las alabanzas a Putin del patriarca de la iglesia ortodoxa rusa por su homofobia:

Hispan5
Y ya en el colmo del cinismo, nos enteramos por el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, de que Irán no es un régimen criminal con los homosexuales (y con las mujeres). Resulta que eso no es más que una “excusa”:
Hispan6
Desde hace unos años, el gobierno iraní ha puesto en marcha una serie de redadas conocidas como las "redadas del terror" donde la policía busca, junto con la cooperación ciudadana, "limpiar las calles y ciudades de seres malvados y criminales", entre los que buscan a homosexuales y adúlteros. Además, estas redadas tienen como objetivo arrestar y deportar a los inmigrantes ilegales, especialmente a los refugiados afganos.

Varias personas han sido arrestadas en estas redadas y ya van varias ejecuciones por delitos de adulterio y homosexualidad. Además, cientos de inmigrantes ilegales han sido arrestados y deportados a sus países de origen.

¿Nos vamos a defender los derechos de esas personas migrantes del mismo modo que defendemos a las que están aquí en España (bueno, al menos yo lo hago)? No valen las dobles varas de medir, no vale ser cómplices en otros sitios de lo que aquí rechazamos.

Ya, ya sé que no he hablado de Arabia Saudita, de Dubai, de Bahrein, de Yemen, de Qatar o de tantos otros lugares donde la situación de mujeres, homosexuales o personas migrantes es igual de terrible o peor, pero estoy escribiendo esto para personas de izquierdas y no encuentro entre personas de izquierdas complacencia con esos países como sí la encuentro con Rusia o Irán. No caigamos en el simplismo infantil de entender las denuncias de las violaciones de los DD.HH. en Rusia o Irán como un posicionamiento a favor del intervencionismo de EE.UU. en esos u otros países. Ser enemigo de EE.UU. no puede servir como pretexto para cometer todo tipo de atrocidades. Y si bien las intervenciones (abiertas o encubiertas) del imperialismo norteamericano nunca solucionan nada (siempre empeoran la situación), el silencio ante la opresión tampoco lo hace.

Los/as activistas LGTB denunciaremos, como siempre hemos hecho, todas las situaciones de opresión por razón de sexo, género o diversidad afectivo-sexual y aprovecharemos, como siempre hemos hecho, cada oportunidad que se nos presente para captar la atención que normalmente no conseguimos. Washington no dicta nuestra agenda, nunca lo ha hecho, pero tampoco vamos a permitir que lo hagan otros en nombre de no-se-sabe-qué-falsa-incompatibilidad.

Seguir Leyendo

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger