30 de enero de 2014

El gran truco de Rajoy [Viñeta]

0
Publicado por


Una viñeta de Artsenal.

http://hablandorepublica.blogspot.com.es/search/label/Vi%C3%B1etas

Esta y otras muchas más, en nuestra sección de Viñetas.

Seguir Leyendo

28 de enero de 2014

Cómo asumir una horrible verdad

0
Publicado por

Escrito por Emilio José.

 Image
En la obra Réquiem por una especie: ¿Por qué nos resistimos a la verdad sobre el cambio climático? Clive Hamilton describe el lúgubre consuelo derivado de aceptar que “el catastrófico cambio climático es algo virtualmente seguro”.
… Asumir emocionalmente el desastre que nos aguarda, lograr comprender a un nivel visceral que la élite en el poder no responderá racionalmente ante la devastación del ecosistema, es tan difícil como la aceptación de nuestra propia muerte.
La lucha existencial más abrumadora de nuestro tiempo es asimilar -intelectual y emocionalmente- esta horrible verdad y continuar resistiendo contra las fuerzas destructivas”.
Clive Hamilton es profesor de Ética Pública de la Universidad Nacional de Australia.
Chris Hedges es periodista y escritor estadounidense.
Image
Temperaturas por debajo de 50 grados bajo cero en muchos lugares de los Estados Unidos y Canadá. Récord en 118 años en Nueva York.
Image
Nueva York
Image
El vórtice polar alcanza el sur de los Estados Unidos
Una fuerte ola de calor en el cono sur americano que ha alcanzado temperaturas por encima de 50 grados. En algún lugar de Argentina 55 grados centígrados.
Image
Playa de Copacabana, Río de Janeiro.
Image
Temperaturas en Argentina en plena ola de calor.
Para los científicos las olas de frío y de calor serán más frecuentes debido al cambio climático. Esto es lo que piensa el español Carlos Duarte, investigador de CSIC y profesor en las universidades de las Islas Baleares y de Australia Occidental: Es la tercera vez que ocurre la ruptura del vórtice polar en el Ártico en pocos años y los científicos llevamos mucho tiempo prediciéndolo. En ciencia, las teorías se validan haciendo predicciones y comprobándolas. No cabe lugar para la sorpresa. […]… lo que estamos viendo es una de las consecuencias que se predicen del cambio climático”.
Image
Image
Cataratas del Niagara congeladas por la ola de frío.
Image
Un cambio climático que tendrá graves consecuencias, según advierten desde el IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático) en nuevos estudios. Con fenómenos climáticos cada vez más extremos y frecuentes.
Image
Lago Michigan con Chicago al fondo.

Image
Asimismo el biólogo estadounidense Christopher Field, uno de los presidentes del IPCC, y autor de cientos de estudios científicos sobre el cambio climático ha comentado: “sabemos que, en concreto, las olas de calor y las inundaciones serán mucho más frecuentes en muchos lugares del planeta, pero sobre otros fenómenos, como los huracanes, aún no lo sabemos”.
Image
Image
Intervención de los bomberos en EEUU.
 Para Christopher Field la gravedad de la situación implica que: “hay que actuar ya. Si no se llevan a cabo acciones ahora, en el futuro será más complejo y más caro, y será más difícil que tengamos éxito”.
Image
Image
Peces muertos por la ola de calor en el parque Palermo de Buenos Aires.
Image
Datos proporcionados por las mismas empresas de seguros hablan de que la cada vez mayor frecuencia y magnitud delos fenómenos climáticos cuestan 150.000 millones de euros anuales.
Image
Consecuencias de la ola de frío en Chicago.
Estas olas de frío que caerán cada vez con mayor frecuencia no sólo sobre los Estados Unidos y Canadá, sino también, sobre Europa, están relacionadas con el deshielo del Ártico: “Las predicciones dicen que posiblemente [las rupturas en Invierno del vórtice polar serán más frecuentes y esta masa de frío afectará, sobre todo a] Norteamérica, pero también pueden llegar a Europa con más frecuencia”, según Carlos Duarte.
Image
Image
Reducción del hielo Ártico en las últimas décadas.
Como bien dice Antonio Ruíz de Elvira*: “El cambio climático no es una subida de temperaturas en el pueblo de cada uno, que también lo es. El cambio climático es un cambio, un cambio del clima, de los equilibrios entre las masas de aire, entre las temperaturas del mar y de la tierra, entre las temperaturas del ecuador y de los Polos. Es esencialmente un debilitamiento del gradiente de temperaturas entre ese ecuador y sobre todo el Polo Norte (que es agua que se calienta mucho más que el suelo de la Antártida), y con el debilitamiento del gradiente, un cambio en la circulación del chorro polar y con él un cambio de las estaciones, de las lluvias, de las temperaturas producidas por las masas de aire que se mueven de un punto otro del planeta”.
Image
Diferencia en las temperaturas (1880-2011)
Anomalías en las temperaturas globales según la NASA en los últimos 130 años en 1 minuto:
Pero los escépticos seguirán negando los graves problemas a los que nos enfrentamos. Unos problemas de consecuencias impredecibles, pero devastadoras. Ellos seguirán recibiendo el dinero de los principales responsables del calentamiento global para llamar alarmistas a los investigadores y minusvalorar las evidencias científicas. Y el deshielo del Ártico será aprovechado como una nueva oportunidad de negocio para un sistema económico que va sin frenos…
Image
Subvenciones a Fundaciones negacionistas del cambio climático, ligadas a grupos conservadores o a la industria petrolera (Robert J. Brulle, Drexel University).
Image
Ruta navegable por el Ártico
Image
Rompehielos atómico chino Xue Long
Aunque sea al precio de una extinción en masa…
Image
Image
El deshielo del Ártico deja a los osos polares al borde de la extinción. La contaminación y el calentamiento de los mares también están llevando a la muerte masiva de otras especies marinas.
Postdata: El problema climático no es del planeta como muchos piensan. El problema es nuestro porque estamos destruyendo las condiciones que hacen posible la vida humana. El planeta continuará existiendo cuando nosotros nos hayamos ido…


Fuentes:
* Antonio Ruiz de Elvira es catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Alcalá.

Seguir Leyendo

27 de enero de 2014

El nuevo consejero de Sanidad en Madrid: "el pollo del hospital de La Princesa lo montaron algunos interesadamente"

1
Publicado por

Escrito por Óscar.

Javier Rodríguez, nuevo consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid tras la dimisión de Fernández-Lasquetty por el fallo judicial contra la privatización de la gestión de hospitales públicos, declaró en una entrevista, hace poco más de un año, en esRadio que "el pollo del hospital de La Princesa lo montaron algunos interesadamente por mentir" y, en relación a la huelga en la sanidad de noviembre de 2012, afirmó sobre la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública: "es que esos señores no representan a nadie, sólo a sí mismos".

Esta entrevista le valió la crítica generalizada de sus compañeros, representada en una carta pública que se registró a nombre de 314 médicos del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en la que se le acusa de faltar a la verdad y se le exige que se reúna y negocie con los representantes de médicos madrileños :



El nuevo consejero, diputado en la Asamblea de Madrid por el PP desde 1987, también fue consejero de Telemadrid entre los años 1995 y 2001.

Seguir Leyendo

Así nos quieren [Viñeta]

0
Publicado por

Una viñeta de Artsenal.




Puedes ver esta y otras muchas más en nuestra sección de viñetas.

Seguir Leyendo

Un par de apuntes sobre las protestas en Ucrania y el papel en ellas de la ultraderecha

1
Publicado por


Ante el tratamiento informativo de las protestas que están teniendo lugar en Ucrania merece la pena explicar, con algo más de detalle que el proporcionado por los grandes medios de comunicación, algunas de las imágenes que habitualmente llegan desde allí para que el lector pueda analizar estos sucesos desde un punto de vista más amplio que el simplista "movilizaciones ciudadanas", haciendo hincapié en la notable presencia en las mismas, si no incluso en el liderazgo, de grupos de extrema derecha.

Es interesante, al observar las impactantes imágenes de la plaza de la Independencia de Kiev repleta de manifestantes, hacer un breve repaso de las banderas que allí se agitan: una gran cantidad de ellas tienen relación con grupos de ultraderecha. Sirvan de ejemplo las banderas rojinegras que aparecen en gran número en estas manifestaciones y que pueden observarse en prácticamente cualquier imagen difundida por televisión. Pues bien, es preciso aclarar que estas banderas no son, ni mucho menos, símbolos anarquistas sino que, originalmente emblema del Ejército Insurgente Ucraniano, son ahora utilizadas por los grupos nacionalistas ucranianos. Cabe recordar que el Ejército Insurgente Ucraniano fue una guerrilla nacionalista que comenzó luchando contra la ocupación alemana durante la II Guerra Mundial y terminó haciéndolo contra los partisanos soviéticos y el Ejército Rojo al término de la contienda; esta guerrilla perpetró, entre otras, la masacre de 80.000 polacos considerada actualmente un acto de genocidio.

Miembros del partido Svoboda portan emblemas habitualmente
visibles en las movilizaciones contra el actual gobierno.

Primer anagrama
de Svoboda
(de 1991 a 2003)
idéntico al utilizado
por varios grupos
neonazis europeos
Destaca la masiva presencia de militantes y hasta diputados del partido de extrema derecha Svoboda ("Libertad"), de corte racista y homófobo, que han conseguido un hueco no sólo en las movilizaciones contra el gobierno sino también en las instituciones ucranianas de las regiones más occidentales (precisamente en las que se están produciendo las protestas). Este partido, por dar un ejemplo que resulte más cercano, mantiene relaciones con grupos fascistas españoles como el Movimiento Social Republicano (MSR).

De hecho, y pese a utilizar las manifestaciones pro-europeas para ganar visibilidad y votos, el propio Parlamento Europeo redactó en 2012 una resolución en la que mostraba su preocupación "por el aumento del sentimiento nacionalista en Ucrania, expresado en el apoyo a Svoboda", recalcando que "las actitudes racistas, antisemitas y xenófobas van contra los valores y principios de la Unión Europea".


El grupo neonazi español MSR se reúne con Svoboda

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, preocupa el desconocimiento general de la opinión pública española a este respecto, bombardeada por la información sesgada (cuando no directamente falsa) de los grandes grupos de comunicación que denominan a estas protestas como "manifestaciones ciudadanas" o incluso "Revolución Azul", como lo han bautizado algunos medios.

Si el hecho de derribar una estatua de Lenin, entre gritos de "¡Gracias a Dios!" y con la presencia de un sacerdote que bendijese el martillo con que se golpeaba la cabeza del revolucionario ruso, no daba pistas de los tintes que tomaban estas protestas, puede que sí lo hagan los símbolos que portan algunos de los manifestantes que encabezan las marchas y lideran los enfrentamientos con la policía:

Manifestantes con bates, piedras y cadenas portando brazaletes con la runa germánica usada por los nazis y
numerosos grupos fascistas actuales, incluido el partido Svoboda.
Manifestantes, portando la cruz céltica que caracteriza a grupos neonazis, queman una bandera de la URSS.

Nótese la cruz céltica dibujada en el escudo y los números 14 y 88, referencias al nazismo y a la figura de Hitler
No obstante, los medios de comunicación se encargan de que esta información no llegue a sus lectores y, como El País en su edición en papel, muestran la imagen desde una perspectiva que oculta la simbología fascista, añadiendo pies de foto y textos (más cercanos al editorial que a la noticia) en que se habla de "régimen ucraniano", "resistencia de los ciudadanos" o simplemente "choques con la policía" seguidos, hasta hace unos días, por dramáticas narraciones bajo titulares como "Batalla campal" o "Reina la violencia"... haciendo referencia a Burgos.

¿Significa la anterior reflexión una defensa a ultranza de todas y cada una de las decisiones que ha tomado el actual gobierno de Ucrania en sus últimos años de gestión? El lector comprenderá que no tiene por qué, y que, de producirse, las violaciones de derechos humanos son condenables en ambas partes, pero advertirá la necesidad de estar precavido ante la notable presencia de grupos fascistas y de denunciar el benevolente trato informativo que, debido a los intereses que hay en juego, reciben estos individuos.

Seguir Leyendo

25 de enero de 2014

Violencia política

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

A veces nos vamos por las ramas, o nos dejamos llevar. La semana pasada estuve viendo con un amigo “La Sexta Noche”, y me di cuenta de lo absurdas que son las tertulias. Debatían Pablo Iglesias y Alfonso Rojo (por cierto, el primero bastante más educado que el segundo a la hora de respetar el turno de palabra) sobre lo que estaba ocurriendo en el barrio de Gamonal. Pablo decía que era la voluntad del pueblo, que estaban decidiendo lo que hacer con sus recursos y con sus vidas... y Alfonso hablaba de que él estaba de acuerdo con eso, pero no con las formas. Que qué era eso de quemar contenedores y ponerse delante de las máquinas; que había que dialogar.

Bueno, Alfonso, deje de cabalgar en su unicornio blanco hacia Nunca Jamás. Es como, no sé... ¿recuerdan que las mejores notas universitarias de este país no le quisieron dar la mano a Wert? Qué maleducados, eso no se puede hacer, hay otros medios... Pues no, no hay otros medios. Esos chicos no le dieron la mano porque no les iban a dar el micrófono ni un minuto para cagarse en su gestión y decirle abiertamente: vete de aquí, eres una mierda. Así que recurrieron al único medio de protesta que la ocasión les prestaba. En Gamonal ocurrió igual. No es un antisistema quien quema un contenedor, quien pone su cuerpo delante de una taladradora o quien vocea a un político que siempre lleva tapones en los oídos. Es un antisistema quien destruye el sistema, quien acaba con la sanidad, la educación, la dependencia, la seguridad pública, los servicios sociales... Es un violento antisistema el político que roba del erario público; es un antisistema quien no sabe jugar al juego de la democracia: demos: pueblo; kratos: gobierto. Si el pueblo dice no, es no.

Debatamos sobre otras cosas, pero no sobre violencia. Es el pueblo quien gobierna en democracia, y si nos ponen trabas nos pondremos serios, pero no violentos. Esos son nuestros medios porque ellos acaban con nuestros fines. Es nuestra única manera de hacer que se enteren de lo que queremos. Violentos son quienes no nos dejan gobernar. Los contenedores se reponen en seguida.

Seguir Leyendo

23 de enero de 2014

Renta básica: la economía de la dignidad

0
Publicado por

Sobre la ILP por una Renta Básica Estatal presentada en el Congreso de los Diputados

Renta básica: la economía de la dignidad

Escrito por Javier Mestre.

Detrás de la idea-fuerza de una renta básica subyace la noción de dignidad, que es la base de la ciudadanía. La dignidad, el no plegarnos a determinadas cosas, es lo que nos hace iguales de derecho ante los demás, lo que nos permite no estar por encima ni por debajo del resto de nuestros conciudadanos. Sin dignidad no hay fraternidad, que es como los revolucionarios franceses llamaban a la solidaridad entre los iguales. La dignidad es lo contrario de la esclavitud, y empieza justo en el instante en que hemos vencido a la necesidad. Si tienes hambre, acabarás teniéndote que someter por un plato de lentejas. La dignidad tiene, por tanto, un sustrato material. Cuando la miseria entra por la puerta, antes o después la dignidad tendrá que salir por la ventana.

Las reformas que el gobierno español está imponiendo aprovechando el tsunami de la crisis tienen como uno de sus objetivos declarados lo que han denominado una devaluación interna de la sociedad española, es decir, una reducción masiva de las remuneraciones de la clase obrera, un empeoramiento radical de las condiciones de trabajo para garantizar el crecimiento constante de las ganancias de los capitalistas. El paro masivo, favorecido por los recortes sociales, la contrarreforma laboral y la desinversión pública, es la base de la conversión de las relaciones laborales en un potente chantaje empresarial. Ante la amenaza de la pobreza y la exclusión social, que ya afecta al 28% de la población española según Eurostat, los trabajadores y trabajadoras aceptan cobrar cada vez menos y echar cada vez más horas porque hay muchísima gente en paro esperando hacerse con el puesto de trabajo. Los subsidios y ayudas a los desempleados cubren cada día a menos gente, y las rentas mínimas de inserción se están convirtiendo en un laberinto burocrático plagado de retrasos y humillaciones que hace más y más difícil que la gente en proceso de desesperación personal y familiar pueda acceder a esas pírricas pagas de pobres. Al tiempo, crecen los desahucios, que afectan también significativamente a las viviendas de alquiler social, suben el agua y la luz, y se las cortan a las familias que no pueden pagar. Además, se ponen cada vez más trabas a la cobertura sanitaria universal y a las ayudas para libros de texto y material escolar, a las becas... por no hablar de la práctica desaparición de los fondos destinados a las personas dependientes. El resultado es un crecimiento significativo de la pobreza con exclusión social que explica y complementa el descenso impresionante de los salarios reales que, según datos del INE facilitados por UGT1, acumula un 10% en los años 2012 y 2013. Desde 2010, los salarios han perdido cerca de cinco puntos en el reparto del Producto Interno Bruto (PIB) español. En 2010, los trabajadores por cuenta ajena se llevaban a casa el 48,9% por ciento de toda la riqueza producida en España; en mayo de 2013, su cuota de participación en el PIB estaba en el 44,7%, y la de los beneficios brutos del capital privado alcanzaba ya el 46,3%.

¿De qué ciudadanía, de qué igualdad ante la ley, de qué democracia estamos hablando cuando hay hambre y necesidades muy, muy básicas sin cubrir? ¿De qué libertad estamos hablando cuando para las mayorías la única alternativa es el paro o el sometimiento a unas condiciones de trabajo que tienen mucho de esclavitud? Es en este panorama cuando la noción de renta básica deja de ser una quimera teórica de universitarios y se convierte en una reivindicación fundamental de la lucha de la clase trabajadora. Por ejemplo: para quienes llevan un año o un año y medio esperando respuesta a la solicitud de una renta mínima de inserción y saben que en un 70% de los casos la Administración buscará una excusa para denegarla3, una renta básica universal e incondicional es la diferencia entre una vida decente y la miseria en la que se han visto atrapados durante ya demasiado tiempo.


Instrumento de unidad

Un conocido periódico de Internet4 recientemente dio a entender que la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por una renta básica a escala estatal divide a la izquierda. Sin embargo, los promotores, el Movimiento contra el Paro y la Precariedad-Por una Renta Básica ¡YA!, tenemos claro que estamos ante una reivindicación esencial para los intereses de las clases populares que tiene vocación de unir luchas y generar un gran movimiento en las calles y en la sociedad en general. Es una de las líneas clave para una contraofensiva contra la aplicación de la terapia neoliberal a una sociedad en estado de shock. La renta básica rompe la condición previa del guión de los capitalistas especializados en forrarse a cuenta del desastre, porque pone un suelo estable, fuerte, en la negociación de las retribuciones. Impugna desde el principio ese juego que nos imponen en el que el desempleo es el palo y los salarios de mierda en condiciones de esclavitud, la zanahoria.

La ILP estatal presentada en el Congreso de los Diputados el pasado miércoles, 15 de enero, propone una aplicación de la renta básica en dos fases. La primera constituiría lo que podríamos denominar el enfoque pragmático, urgente, sindical, de la aplicación de la renta básica, y consistiría en que quienes no tienen ninguna cobertura cobren lo que la UE entiende que constituye el umbral de la pobreza, 645,33 euros. Asimismo, se igualarían a esa cantidad todas las pensiones y subsidios de cuantía inferior. En las condiciones actuales, esto sería posible con un incremento de gasto público perfectamente asumible sin tocar las bases del sistema económico y social. La financiación de la renta básica de la primera fase no debe salir del gasto en Sanidad o Educación, no es una propuesta liberal para sustituir los servicios públicos por una paga, porque entonces no hablaríamos de renta básica, sino de subsidio-miseria incompatible con una vida digna. La propuesta implica sencillamente terminar con la fiscalidad regresiva, el fraude y el saqueo de lo público, y con la burocracia vergonzante de los actuales subsidios de pobres. Cobrando los impuestos como es debido y unificando el sistema de subsidios, hay dinero más que suficientemente, como ha demostrado sobradamente la Red de la Renta Básica5. Se resolvería en gran medida el problema de la dependencia, se remuneraría en parte el trabajo invisible de los cuidados en las familias y cobraría aliento el movimiento obrero, que sentiría bajo los pies un colchón de dignidad desde el que afrontar la pugna por salarios y derechos. Sin grandes aspavientos, se revertiría la tendencia a reducir la parte del pastel que le toca a la clase trabajadora. En suma, aplicar la primera fase de la Ley por la Renta Básica es frenar en seco el torbellino neoliberal y comenzar a proteger a las personas desde la Administración como es debido.

La segunda fase corresponde a un enfoque con un carácter neta y necesariamente revolucionario. Aplicar la idea de una renta básica universal e incondicional a todos los habitantes del Estado implica cambios profundos en la organización económica de la sociedad. No hay que echar muchos cálculos para darse cuenta de que estamos hablando de la distribución de aproximadamente un tercio del PIB español actual, si es que tal derecho efectivamente se concibiera como una paga universal, independiente de la renta de los perceptores y de cualquier otra consideración. En la actualidad, la parte del PIB que se destina a impuestos apenas ronda el 10%, y ya resulta muy escasa la participación estatal directa en la economía, porque se han privatizado la banca, las industrias y casi todas las empresas de servicios del Estado. Para redistribuir como renta básica la tercera parte del PIB y mantener o aumentar el gasto en servicios públicos, el Estado tendría que hacerse con el control directo de cerca de la mitad del PIB, lo cual implicaría probablemente que una parte considerable de la economía tendría que pasar a ser de titularidad pública, incluida la banca. Sin duda, estamos hablando de un cambio profundo cuando hablamos de derecho a una renta básica universal e incondicional, porque colocamos como prioridad social la redistribución de la riqueza sobre la
base de garantizar la dignidad y la libertad de todos los ciudadanos y ciudadanas. Y para ello se hará necesario que la colectividad, la ciudadanía, empiece de una vez a gobernar la Economía.


Sobre la libertad, el trabajo y la vagancia

Dice el economista Juan Torres que no necesitamos para nada esta renta básica universal, incondicional y generalizada porque se opone al presunto principio marxista de “a cada cual según sus necesidades, cada cual según sus posibilidades” y plantea, además, que es injusta, porque plantea que un ciudadano en una sociedad justa no debería poder elegir no trabajar. Su alternativa: el pleno empleo y el reparto del trabajo, un buen sistema de pensiones, servicios públicos y pagas para las situaciones extremas. La propuesta de la renta básica choca con frecuencia con este tipo de pensamiento anquilosado en una concepción del trabajo y de la transformación social que olvida demasiadas cosas.

En primer lugar, la renta básica se establece en el umbral de la pobreza porque es, efectivamente, muy básica, y lo previsible, sin duda, es que la inmensa mayoría de los ciudadanos y ciudadanas prefieran optar por un trabajo dignamente remunerado. Por que haya renta básica no se dejará de trabajar; sólo se dejará de hacerlo en condiciones inaceptables. La renta básica simplemente garantiza el derecho a decidir, es decir, la independencia personal, requisito ineludible de la dignidad y la ciudadanía. Y en una sociedad con el desarrollo técnico actual, su puesta en práctica puede impulsar cambios hacia un sistema económico democrático en el que el trabajo deje de ser absurdamente extenuante y prime la austeridad productiva y el ahorro de recursos.

En segundo lugar, la renta básica posibilita la remuneración en general de una parte sustancial de los trabajos que hoy hacemos casi todo el mundo y que son imprescindibles para la reproducción de la fuerza de trabajo y la productividad en las empresas, así como para que la sociedad en la que vivimos sea menos infernal. Los cuidados en el entorno familiar, la atención a las personas dependientes, los trabajos voluntarios de solidaridad e impulso político y cultural, las artes y la poesía, el trabajo en colaboración a través de la red para producir software libre... hay toda una constelación de ocupaciones que en el capitalismo asalvajado que padecemos están condenadas a la invisibilidad y la marginación por su carácter no remunerado, porque precisamente no se las considera trabajo. La renta básica generalizada las naturaliza y las hace posibles, porque implícitamente se reconoce que la sociedad en su conjunto facilita los medios económicos mínimos para que puedan desarrollarse libre y plenamente. Se trata de romper prejuicios: no sólo es trabajo el trabajo asalariado, y es posible una sociedad en la que sea la ciudadanía, y no una clase social dominante, la que decida en qué se emplean el tiempo y las energías.

En tercer lugar, la renta básica no impide la justicia en las remuneraciones, sólo establece un suelo ciudadano para que lo que se generalice sea la dignidad, y no una igualdad mal entendida. Tampoco impide que se puedan mejorar las remuneraciones de los trabajos de cuidados en el entorno familiar tradicionalmente desempeñados por las mujeres; sólo garantiza que las mujeres son libres porque no dependen económicamente de nadie, es decir, garantiza su condición de personas con dignidad, su condición de ciudadanas a las que nadie tiene por qué someter. La renta básica es un factor positivo, por tanto, para el cambio social y cultural necesario para superar el patriarcado, todo lo contrario de lo que sugiere Juan Torres en el artículo citado.

Por último, sería muy conveniente que el movimiento obrero, sin perder de vista la agudeza de Karl Marx pensando los entresijos del capitalismo, pusiera la vista en la obra de su yerno, Paul Lafargue, autor del inolvidable ensayo “El derecho a la pereza”. El sentido común de la clase trabajadora apunta a que el trabajo dignifica, pero en realidad el lugar de la dignidad, tal como supieron ver los antiguos liberales como John Locke o Thomas Jefferson, está en otra parte: en la independencia personal, es decir, en poseer los medios de subsistencia que impidan que nos tengamos que someter a la voluntad de otra persona. Generalizar esta condición, misión fundamental de la renta básica, facilita que ciertamente una parte de la ciudadanía decida no hacer nada de provecho. La idea de partida es que donde comen dos, comen tres, más en una sociedad que se caracteriza por una extraordinaria capacidad de sobreproducción. La vagancia sólo se convertiría en un problema si se generalizara hasta el punto de que dificultara la subsistencia digna de todos. Ese caso improbable obligaría a la sociedad a cambiar las leyes, pero lo haría desde las condiciones de dignidad generalizada que permitirían una toma de decisiones verdaderamente democrática.



NOTAS
1. http://www.ugt.es/actualidad/2013/octubre/b09102013.html
2. http://www.eldiario.es/andalucia/cuarto-beneficios-septimo-sueldos-bajos_0_145235607.html
3. Como cuentan los activistas de la Oficina de Derechos Sociales (ODS) de Fuencarral (Madrid): http://rentaminimadeinsercion.blogspot.com.es/2013/10/es-un-derecho-laconsejeria-de-asuntos.html
4. http://www.eldiario.es/economia/renta-basica-solucion-desigualdad_0_137186590.html
5. http://www.redrentabasica.org/
6. http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/12/05/andalucia/1386274193_418617.html

Seguir Leyendo

22 de enero de 2014

Nuevos permisos de WhatsApp: grabación de video y sonido sin consentimiento del usuario

6
Publicado por

Escrito por Óscar.

Recientemente ha caducado la versión 2.11.109 de WhatsApp, la popular aplicación de mensajería para smartphones. Sin embargo, quizá no muchos usuarios son conscientes de que, al actualizar a la versión más reciente, están concediendo nuevos permisos que podrían acabar con la poca intimidad que conservaban tras la pantalla, dando acceso a que se grabe sonido y vídeo en cualquier momento, sin el conocimiento ni el permiso del consumidor.

"WhatsApp Messenger necesita acceder a permisos adicionales (marcados como NUEVO)". Este es el mensaje que, en letra minúscula, le aparece a quien quiera instalar la nueva versión del cliente de mensajería para poder seguir usándolo.

Si se toma un tiempo antes de pulsar automáticamente el botón de "Aceptar", puede comprobarse que los permisos de los que habla la licencia de uso están referidos a la sección "Controles de hardware" y, en particular, consisten en "Grabar audio" y "Hacer fotos/grabar vídeos", permitiendo a la aplicación "acceder a la ruta de grabación de audio" y "realizar fotos y vídeos con la cámara en cualquier momento".

Cabe pensar que se trata de permisos necesarios para habilitar las opciones de envío de mensajes de audio o fotografías, si bien ambas estaban ya disponibles en versiones previas sin la exigencia de permitir al programa que realice estas acciones en cualquier momento, sin el consentimiento del usuario.


Algunos consumidores se han quejado de lo que consideran
un abuso subiendo a la red capturas de pantalla de su teléfono
Es buen momento este para insistir en la necesidad de echar un vistazo a los permisos que concedemos a los programas instalados y recomendar, en el campo de la mensajería instantánea, el uso de aplicaciones con un código abierto de Jabber, que puedan utilizarse con distintos programas y no sean monopolizados por una empresa que imponga a su gusto condiciones de uso abusivas. Por comparar, lo que sucede con whatsapp es como si el envío y recepción de emails estuviese restringido a una sola empresa, sin cuyo programa nos resultase imposible acceder al protocolo de intercambio de email.

Afortunadamente, al igual que no existe una corporación única sino miles de clientes distintos de correo electrónico a nuestra elección, también hay vida fuera de whatsapp en la mensajería instantánea.

Posiblemente se trate todo de un terrible malentendido y acabemos riendo porque estos temores eran absurdos, pero hasta entonces estaría bien que la empresa explique más detalladamente las implicaciones de aceptar estos permisos.

"Hola, soy WhatsApp. Vengo a llevarme a sus hijos, como acordamos"

Seguir Leyendo

Las cuatro miradas [Poema]

0
Publicado por

Soy alguien difícil, 
diferente, 
raro, 
extraño... 
nadie sabe nada de mi, 
porque aun yo me estoy conociendo, 
no se dominarme. 
Mi mente cambia a placer y 
mi corazón no sabe sentir.

Todo frío, 
débil, 
pálido, 
mi mente cambia a placer. 
Difícil no pensar en nada, 
mi mente en blanco, 
mejor saltar y morir 
o llorar y vivir.

La noche embellece mi mente, 
el sol alegra mi corazón, 
la lluvia me hace sentir, 
pero no conozco ese sentimiento. 
Me gusta mirar la luna porque se que jamás podré tocarla, 
me gusta mirarte porque se que jamás podré sentirte. 
Te observo, 
te necesito, 
lucho por tocarte...
Encontrarte... 
mi paciencia no durará jamás, 
el destino proveerá 
y el rayo de fuego lo quemará todo. 
Hablo desde el frío de mis manos, 
desde mi mente en blanco, 
desde mi corazón paralizado.

Un suspiro... 
una alegría... 
rabia... 
confianza... 
poder... 
autoestima. 
El sol y la luna tienen un amor tímido, 
juntos aparecen poco, 
separados cada día, 
en mundos distintos, 
los dos tan diferentes y a la vez tan inseparables. 
Quizá busque el infinito aunque mi mente crea que es finito,
el destino proveerá, 
quizá encuentre un alfiler sin hilo.


Poema de Javi Magán.

Seguir Leyendo

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger