22 de febrero de 2014

Señor deshonra

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

En un movido mes entre el alzheimer de nuestra infanta y Granados, el nuevo perro verde del PP (a este paso los limpios serán los bichos raros), hay personas que siguen muriendo en las faldas de nuestro país.

Nuestras costas se siguen manchando de sangre. La Guardia Civil echa salvavidas en forma de pelotas de goma a gente que viene buscando un futuro mejor. Y una deshonra de Ministro les exculpa. Pobrecitos. Bastante trabajo tienen ya. No, no nos han mentido, es que estaban sometidos a mucha presión. Bueno, quizá un poco sí, pero ya ve usted, igual se lo dijimos nosotros pero no nos acordamos. Tiraron al agua así que no pasa nada. Mira mira el vídeo. Todas al agua. Como gotas de lluvia.

Señor Deshonra (ya ve que he rebautizado su apellido, me siento como Dios), me gustaría saber qué haría si una de esas personas fuera su hija o su hijo, o su mujer, qué más da. ¿Diría lo mismo? Pobrecitos cuánta presión tienen, para una mentirijilla, no pasa nada, gotas de lluvia. ¿Seguro que no abriría expedientes como loco? ¿Seguro que no iría allí mismo a agarrar a alguno del pescuezo? Señor Deshonra, esa gente también son seres humano, y le recuerdo que España firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esa gente ve morir a diario a sus hijos, a sus padres, a sus familiares y amigos, en una maldita valla que separa dos mundos. Un muro levantado por vuestra vergüenza, cuyos filos finales están manchados de la sangre de las personas a las que habéis desgarrado. Ahora, y también usted, hunde sus cabezas en el mar sin poner sus manos, como el coautor de un delito de sangre que contrata al sicario pero no asesina.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger