11 de enero de 2014

Y por amor, maté

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Qué importante es el amor... Es probablemente lo más importante de esta vida tan perra. Las mariposas
revoloteando en las tripas, el contoneo de las caderas de la mujer más bella que a tus ojos puede haber, un movimiento de cabello en la biblioteca, una mirada clavada en su sonrisa en el supermercado, un roce de manos juguetonas en el cine, un abrazo, un primer beso. Los interminables paseos por la calle, la primera, segunda o tercera puesta de sol, da igual, mirar a las estrellas y jugar al más dulce juego al que se puede jugar entre dos. Un suspiro, un llanto, un desamor, un olvido y otro amor por conocer. Los hay de todo tipo; amores lejanos, amores imposibles, amores de ensueño, amores para olvidar y amores inolvidables... hay más amores que gustos. El problema es que el amor se lo quedaron los escritores. Es el alcohol de los versos que emborrachan a los poetas de luz; y como los poetas son mala gente, son egoístas y mentirosos por naturaleza, no lo quieren compartir con nadie. El amor (al igual que la luna), es de los poetas, no de la justicia. No es la eximente completa o incompleta de ningún delito, por mucho que digan los abogados de la Infanta.

Cuando un loco llega y suelta en un juicio “maté a ese canalla porque amaba a Julia”, normalmente es porque Julia dejó al loco y se fue con el asesinado. Y el juez no suele decir; “ah, ¿era por amor? ¡Absuelto!”. Así que, por mucho que defienda el amor y todo lo que conlleva, no se puede permitir que la defensa de una institución del Estado, que ha robado del erario público a manos llenas y ha blanqueado dinero negro con una empresa fantasma, sea “lo hice todo por amor”. Señores jueces, sean consecuentes. Fiscalía, córtese los hilos que le atan; deje de ser la marioneta del sistema. Hágase independiente de una vez por todas. Condenen a una señora que por amor, sin duda, nos ha metido la mano en el bolsillo y se ha reído de nosotros sin darse cuenta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger