13 de enero de 2014

Abierta vía de negociación entre la Junta y los Campamentos Dignidad de Extremadura para el pago de la renta básica

0
Publicado por

Comunicado del Campamento Dignidad de Mérida

Los Campamentos Dignidad vienen exigiendo a la Junta de Extremadura el pago de una renta básica. El 10 de enero terminó el Encierro Dignidad que había comenzado la noche del 23 de diciembre en la Concatedral de Mérida. El Encierro Dignidad ha recibido la solidaridad enorme de la clase obrera y del pueblo de Extremadura y en su último día ha contado con el apoyo de Julio Anguita, Diego Cañamero, Pablo Iglesias y Rafael Mayoral.

En la mañana del 10 de enero se celebró una reunión entre la Junta de Extremadura y los Campamentos Dignidad para explorar las posibilidades de un acuerdo que dé solución al conflicto social abierto. El sacerdote y escritor Jesús Sánchez Adalid es la persona que ha actuado de mediador en la apertura de este proceso de diálogo. Desde los Campamentos Dignidad queremos reconocer su difícil tarea y agradecer la sensibilidad y la extraordinaria tenacidad que ha demostrado.
En la reunión, por la Junta de Extremadura estuvo Juan Bravo, de la Consejería de Salud y Política Social. La delegación de los Campamentos Dignidad estuvo integrada por Diego Nogales, Petra Parejo, María Luisa Prudencio y Manuel Cañada.

Los Campamentos Dignidad hicieron entrega del documento adjunto unas líneas más abajo y tras el debate del mismo, se llegó a dos acuerdos:
  1.  Las partes coinciden en que la ley de Renta Básica no ha funcionado.
  2. Las partes acuerdan abrir una vía de comunicación para buscar soluciones que permitan el pago efectivo y urgente de la Renta Básica.
En este sentido, se acuerda que en el plazo de dos semanas, antes del día 24 de enero, se celebrará una nueva reunión entre las partes. En ella, la Junta de Extremadura responderá a la propuesta reivindicativa presentada por los Campamentos y se buscarán las posibles salidas al conflicto social planteado.

Propuesta de negociación de los Campamentos Dignidad al Gobierno de Extremadura


Mérida, 10 de enero de 2014

Los Campamentos Dignidad de Extremadura y la Plataforma por la Renta Básica, de la que nacimos, viene luchando por la implantación de la Renta Básica en Extremadura desde hace ya más de 2 años. En este tiempo hemos presentado ante la administración regional 48.000 firmas y más de 2.000 alegaciones tanto al proyecto de ley como al reglamento que lo desarrolla. Son solo dos muestras de las veces en las que nos hemos dirigido al poder político en demanda de respuesta.

El paro, la precariedad y la pobreza avanzan a boca llena en nuestra tierra. Serían innumerables los indicadores de esta realidad innegable pero retengamos sólo cuatro datos:


  • El número de personas en paro no baja de las 170.000 personas y, de ellas, alrededor de 70.000 no disponen de ninguna cobertura.
  •  Son más de 65.000 personas las que se ven obligadas a recurrir a los Bancos de Alimentos. Si sumamos las familias y los repartos de otras entidades solidarias, esto supone que casi un 10% de la población en Extremadura está inmersa en la pobreza más severa.
  •  Extremadura se encuentra a la cabeza del Estado en pobreza infantil, con una tasa del ¡39´2%!
  • El paro juvenil en Extremadura supera el 60%.

La ley de renta básica: un fracaso mayúsculo que exige urgente solución

Ya es un lugar común afirmar que la ley de renta básica constituye un estrepitoso fracaso. Y nosotros añadimos: un fracaso minuciosamente organizado. Algunos datos pueden servirnos para corroborar esta afirmación:

  • La ley se aprobó el día 9 de mayo, hace ya 8 meses. Desde entonces, según los datos del gobierno regional estaríamos en torno a las 16.000 solicitudes y, sin embargo, a estas alturas sólo han cobrado 200 personas. En la situación de catástrofe social en la que nos encontramos nos parece sencillamente inmoral. Se está atropellando a las gentes más necesitadas de Extremadura, a las personas pobres, paradas y precarias.
  • Es ridícula la cantidad que se han gastado hasta el momento. En los presupuestos de 2012, vinculados a la Deuda Histórica, se preveían 80 millones de euros para Renta Básica y en los presupuestos de 2013 se contemplaban 13´2 millones de euros. Es decir, que de estos 93´2 millones de euros presupuestados la Junta se ha gastado el 0´001%.
  • Se están incumpliendo la obligación legal de responder o resolver en el plazo de tres meses. Esta violación de un derecho elemental, máxime cuando afecta a una renta que la Junta concibe como “alimenticia” o de subsistencia afecta a la inmensa mayoría que presentó la solicitud en los dos primeros meses.
  • No contentos con este despropósito burocrático, se está ofendiendo a los solicitantes requiriéndoles documentos para cuya revisión directa por parte de la Junta ya firmaron la autorización a través del Anexo 2. La media de documentos por solicitante que se ha requerido es de 16.
  • De las solicitudes cuyo trámite se ha completado, según los datos oficiales, el 70% han sido denegadas (sólo se ha dado el visto bueno a 425 de un total de 1450). La razón que se aduce es propia del género humorístico: por exceso de ingresos.
  • Hay que destacar que, tras la aprobación de la ley, hubo dos decisiones de la Junta que están contribuyendo colaborado para que se dé este resultado: por una parte, un reglamento que restringe la ley a amplios colectivos como los jóvenes emancipados o los autónomos e introduce restricciones kafkianas como los vehículos o las pensiones de alimentos, por otra, la privatización de la gestión de la renta básica a través de GEPEX, externalización de dudosa legalidad, por otra parte.

En definitiva, el balance sobre la aplicación de la ley de la Renta Básica de Inserción difícilmente puede ser más catastrófico. Pero este caos tan bien organizado no es sólo una conclusión evidente para cualquiera. Es un fracaso con víctimas, miles de víctimas con nombres y apellidos abocadas a la miseria y a la penuria sistemática.

El corolario de esta situación es la expresa exclusión en la Comisión de Seguimiento de la Renta Básica tanto de los Campamentos Dignidad de Extremadura como de la Plataforma por la Renta Básica. Toda una demostración de autoritarismo y de actitud antidemocrática.

Propuestas para la negociación con el gobierno de extremadura

Rectificar es de sabios. Pensamos que la Junta de Extremadura puede y debe hacerlo. Y desde los Campamentos Dignidad de Extremadura estamos dispuestos a colaborar en ese giro que permita dar solución a las miles de personas y familias que, desesperadas, esperan poder cobrar la Renta Básica.
Consideramos que la base de la negociación podrían ser, entre otras, las siguientes propuestas:

1. PAGO EFECTIVO DE LA RENTA BÁSICA. NÚMERO DE BENEFICIARIOS Y PLAZOS

  • A. El Consejero Luís Alfonso Carrón estimaba en octubre que el número de titulares con derecho a la Renta Básica sería, al menos, de 8.000. En un primer momento, debería garantizarse el cobro de la renta básica al menos a esas 8.000 personas y familias ANTES DEL 28 DE FEBRERO DE 2014.
  • B. La propia Junta de Extremadura prevé que el número de solicitantes de la Renta Básica estará por encima de las 20.000 personas. Esto tiene que ver, sobre todo, con el agravamiento de la situación económica así como con el fin de las prestaciones y subsidios para miles de trabajadores parados. Proponemos que el número mínimo de perceptores de la Renta Básica de inserción en Extremadura a finales del año 2014 sea de 12.000.


2. ALGUNOS INSTRUMENTOS PARA GARANTIZAR ESTOS OBJETVIVOS

Son los instrumentos burocráticos los que han de ponerse al servicio de estos objetivos. Citemos algunos de los posibles:

  • Pago inmediato de la Renta Básica a todas las personas con AISES resueltas y pendientes de pago, paralizadas desde noviembre de 2012. Resolución urgente de todos los expedientes atrasados.
  • Eliminación inmediata de todas las restricciones incluidas en el Reglamento, tanto en el acceso a la RBI como en el establecimiento de las cuantías a cobrar.
  • Eliminación de los trámites de Informe de los Servicios Sociales y del Proyecto Individualizado de Inserción, salvo en el caso de que los servicios sociales locales lo requieran. De forma inmediata, exención con carácter general, y al menos durante la primera concesión, del Proyecto Individualizado de inserción.
  • Establecer una gestión similar a la ya existente para todos los subsidios de desempleo que gestiona el Estado. Estudiar la posibilidad de que la tramitación de la Renta Básica se realice desde el SEXPE.
  • Garantizar la gestión totalmente pública de la Renta Básica de Inserción.
  • Como principal medida de acompañamiento: ELABORACIÓN DE UN PLAN DE CHOQUE CONTRA EL PARO y, dentro de él y de acuerdo con las administraciones locales, contemplar la CREACIÓN DE AL MENOS 25.000 CONTRATOS DE TRABAJO DE DURACIÓN DE UN AÑO.
  • Por pura higiene democrática, incorporación inmediata de los Campamentos Dignidad de Extremadura a la Comisión de Seguimiento de la Renta Básica


Entregada por la delegación de los Campamentos Dignidad de Extremadura a Juan Bravo, Director de Política Social del gobierno regional en la reunión mantenida el día 10 de enero de 2014

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger