28 de diciembre de 2013

Un tirano sin corona

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Moisés consiguió separar las aguas, pero Gallardón ha conseguido que más de media España se junte para ponerle a parir. La comparativa es absurda, pero así, si me lee el susodicho (pobre soñador de mí), entenderá lo estúpida que es su ley. No así, hay que entenderle. Sus compis privatizan la sanidad, la educación, los servicios sociales, la dependencia... ¿él que puede privatizar? ¿Los vientres de las mujeres? Pues de cabeza.

Debe de haber una competición entre ministros. Me gusta imaginarlos entrando en Moncloa trajeados, peinados -menos Montoro-, saludando con la mano que les quede libre del maletín, etc, y salir luego con la corbata en la cabeza y la camisa a medio abrochar voceando una nueva ley que se les acababa de ocurrir en mitad de la farra. Me los imagino en las reuniones ministeriales: `pues yo he congelado el salario mínimo´; `ah, ¿sí? Pues yo he hecho una reforma laboral para hacer como que subo el empleo´; `¡sí, pues yo he metido una cruz en cada libro!´; y Gallardón, pobre tirano sin corona ni bastón de mando, dijo: `Pues yo me voy a adueñar de todas las vaginas de este país, y voy a decir que soy un progre, ¡jodeos!´.

Ya en casa, tras las cantidades ingentes de alcohol derramado por su esófago, las voces y gritos emanados en Moncloa, los puros y las leyes que se cruzan con la Iglesia y los lobbies ultracatólicos, nuestro tirano sin corona ni bastón lee de nuevo lo que ha hecho. Sabe que no será recordado como el Ministro con la ley más progre de la legislatura popular de Rajoy. Sabe que será recordado como el hombre que no pudo meter la tijera en la economía o en los servicios sociales; así que la metió en los derechos. Ya puedes estar orgulloso Gallar -si me permites la cercanía-. Ya has conseguido tu corona y tu bastón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger