1 de diciembre de 2013

Un baile de más

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

El líder de UGT de Andalucía, Francisco Fernández, ha dimitido porque se huele que puede haber existencia de facturas falsas en su sindicato. Un baile de más en el caribe con dinero público, unas gambas en su punto, algún que otro reloj... Esto es inadmisible, porque representa a los trabajadores. Y los trabajadores no hacen eso. No tienen esos lujos a los que ellos han podido acceder por su posición, así que no merecen representar a nadie; además, claro, de las responsabilidades civiles o penales que pueda haber.

Esto es inexcusable. De acuerdo. Pero me entran ganas de atracar un banco cuando veo a Cospedal cambiar su oficio de política por el de mentirosa compulsiva hablando de los chanchullos -evidentemente falsos... ¡no hay pruebas!- que han existido en Génova, o cuando dice que los sindicatos son unos sinvergüenzas que se deberían poco menos que prohibir. Claro, llegados a este punto, nos preguntamos: ¿el pozo económico que tenemos es debido a unas gambas y unos maletines de imitación? ¿O a más de una veintena de años de mangoneo público? ¿O por qué no a causa de un sistema que tiene a las personas como relleno del propio sistema?

Está claro que lo que han hecho estos jefes sindicales en Andalucía no está bien en el aspecto moral, y que con total certeza tendrán responsabilidad jurídica más antes que después. Pero criminalizar a los sindicatos para que la gente se postule en su contra, que surja una corriente populista presconstitucional abogando por la supresión de la representación de los trabajadores y que se les ataque constantemente en los mítines y discursos del PP, son algunas de las cosas más rastreras que puede haber. Aunque tampoco es de extrañar de un partido cuyo Ministro de Interior es de misas de domingos, pero luego no le importa matar gente de manera indirecta. O de un tesorero que se embolsa más de cuarenta millones en sus bolsillos. O de una Secretaria General, que dicho sea de paso, es presidenta de una región pero en diferido. En fin, cada vez estoy más convencido de que no es que sean hipócritas. Solo es que son malos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger