18 de diciembre de 2013

Ser consecuentes

0
Publicado por

Escrito por Emilio José.
EuroCarga
Ten cuidado con lo que deseas…
Ante el lamentable hecho ocurrido el sábado en Alcalá de Guadaira donde tres miembros de una familia con escasos recursos económicos han muerto por una intoxicación alimentaria – aunque todavía faltan por conocerse los análisis toxicológicos y el foco de la intoxicación – se están multiplicando las muestras de indignación.
Bien, no debemos olvidar, que muchas de estas personas que hoy se indignan y se lamentan son los mismos que continúan apoyando el fondo de las medidas de ajustes y recortes sociales impuestas por el gobierno. Los mismos que ayer decían que a los trabajadores de la limpieza hay que rebajarles el sueldo un 60% porque no son productivos o que a los pensionistas hay que recortarles la pensión porque, tampoco, son “productivos”. Que los derechos sociales son insostenibles, que están por encima de nuestras posibilidades.
DerechosSociales
Son personas que no están de acuerdo en la forma de actuar del gobierno, claman contra la corrupción política – no, en cambio, contra la económica, sobre esa ponen un tupido velo –, pero que sí están de acuerdo con el conjunto de las medidas austeridad. La ideología económica que les guía es común.  Son los mismos que apoyan los salarios de miseria en pos de la competitividad, el despido de empleados públicos para rebajar el gasto público – en cambio, olvidan selectivamente que son las privatizaciones y las externalizaciones los principales responsables de la malversación de los fondos públicos – y, son los mismos que apoyan los recortes en las pensiones – nada, en cambio, dicen del fraude fiscal, los privilegios, el papel de las corporaciones y las desigualdades de ingresos –. Todas las medidas contraproducentes, ideológicas y asimétricas de austeridad y recortes son necesarias e inevitables para salir de la crisis.
Pues bien, hay que ser coherentes con lo que se pide. Hay que asumir que estas políticas tienen un coste y unas consecuencias. Ahora ya no vale rasgarse las vestiduras. Estas medidas hunden la economía, nos conducen a la deflación, a más estancamiento y desempleo. Esas medidas – que no son sólo del gobierno, sino que son las del FMI, Berlín, la Unión Europea, que son las mismas que se enseñan en muchas universidades y escuelas de negocios  – condenan hoy a más de un tercio de la población a la miseria. Esas medidas llevarán a casi la mitad de la población española a la precariedad y la pobreza. Asume lo que pides y se coherente. Se responsable.
Cuando dices que quien no sea productivo o útil, o sea un gasto insostenible debe ser “recortado” tienes que asumir las consecuencias. Quien no sea productivo debe morir. Está sobrando. Es inevitable.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger