28 de noviembre de 2013

Banca pública, ¿y por qué no?

0
Publicado por

Escrito por Daniel Ruiz.


La proliferación de entidades bancarias de carácter privado que niegan la apertura del grifo de crédito y el expolio al que los bancos han sometido las cajas de ahorro, nos ha llevado a soñar con construir una banca 100% pública, pese a que para los sectores más afines al viejo capitalismo roce lo utópico.

¿Por qué no idear, diseñar y construir una entidad bancaria sin ánimo de lucro? ¿Por qué los Gobiernos no han optado por este instrumento financiero? La respuesta es bien sencilla dado que un banco que no sirva a los intereses del capital y la banca privada, sino a las necesidades de los ciudadanos prestando dinero al mínimo interés es algo anti-natura.

El sentir neoliberal ha hecho creer a una inmensa parte de la sociedad que la inmersión del propio Estado en los poderes económicos supondría un intrusismo que acabaría distorsionando el mercado e influyendo a sus propias rentas; y mientras, el 79% del sistema financiero europeo pertenece a entidades con financiación privada.

En Andalucía este sueño abandonó momentáneamente toda forma utópica a través de la propuesta que IULV-CA hizo firmar al PSOE-A en el Acuerdo de Gobierno, por la que se pretende crear una Banca Pública Andaluza cuyos objetivos fuesen entre otros:

<< Crear un polo financiero propio de Andalucía, que la sitúe en igualdad de condiciones con otras regiones dentro del Estado y del entorno europeo; atender a las necesidades básicas de financiación de las PYMEs andaluzas; apoyar proyectos a medio y largo plazo de los agentes económicos andaluces que favorezcan el desarrollo de un nuevo modelo productivo cuyas principales prioridades sean la creación de empleo, la atención a las necesidades sociales y la protección y conservación del medio ambiente y los recursos naturales; servir como instrumento para la planificación del desarrollo industrial, económico y social de Andalucía; generar los mecanismos financieros de prevención y solución de los cambios provocados por los ciclos económicos; captar el ahorro de la ciudadanía andaluza y crear una banca de proximidad, constituyendo un referente de entidad financiera trasparente, ética y adecuada a las necesidades de los usuarios. >> Fuente: Mundo Obrero

Hemos vivido unos años en los que ha sido más que evidente el fracaso de la banca privada en su intento de alcanzar alta rentabilidad al mejor precio -engañando a los más débiles-, siendo capaz no solo de arruinarse a sí misma sino también a su propio país. Crear una Banca Pública sería producir el mejor, más justo y seguro instrumento financiero para canalizar la recogida de depósitos de los ahorradores y la distribución de créditos para los impulsores, pero para provocar el nacimiento de esta es preceptivo que previamente se produzca un cambio de voto a partidos que la incluyan en sus programas y que sepamos a ciencia cierta que no inducirán a esta a la privatización característica del PPSOE, pues como bien sabemos, los dos pilares que deben sujetar la acción de todo Gobierno deben ser la lucha por el pleno empleo y una buena gestión financiera, y ambos han sido incumplidos por Gobiernos tanto socialistas como populares.

Necesitamos una entidad bancaria pública que facilite el acceso al crédito a las pequeñas empresas, autónomos y a las propias familias de forma justa, solidaria, ética y transparente; y en definitiva una banca pública exclusivamente al servicio de la ciudadanía. 

En definitiva y pese a que a muchos les pueda parecer un disparate es necesario que el Estado abogue por una banca pública, y para ello el primer paso debe ser la nacionalización de los grandes bancos, esos mismos que durante décadas se han alimentado del Estado y sin el cual no hubiesen sobrevivido a la crisis económica aún vigente. 

La banca pública es una necesidad y todo lo contrario no son más que zarandajas para dejarnos en manos de los especuladores y sus devaneos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger