23 de noviembre de 2013

Ciudadanos... o no

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Están a punto de venir tiempos mejores. Tampoco dijo nunca nadie que la evolución o el progreso supusieran necesariamente el advenimiento de la mejora social. Así que, el PP, siendo estrictamente lineal en sus ideales sobre el conservadurismo como ejemplo para mejorar, estudiándolo en su contexto -y reitero: nada más que el suyo- va a mejorar nuestra seguridad para que podamos vivir tranquilos de una vez con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. Volvemos al blanco y negro. Eso de que a los ciudadanos se les acose en sus casas o en su puesto de trabajo se va a acabar. Es inaudito el nazismo -que decía Cospedal- que estaban llevando a cabo los no ciudadanos, pegando pegatinas en las paredes, o voceando a los banqueros o políticos por arruinar una banca y con ello los ahorros de muchísimos años, por ejemplo. Así que ahora, cuando a uno de esos no ciudadanos le rebajen el sueldo de 1200 euros a 600, quejarse tendrá el módico precio de 600.000 euros, a pagar en cómodos plazos de tres vidas.

Otro de los puntos fuertes de esta reforma es la tan necesaria protección a los Cuerpos de Seguridad del Estado. El hecho de que los que deben proteger a los ciudadanos sean tan protegidos por la Ley, solo es entendible desde el punto de vista de que nosotros no somos ciudadanos. Si ahora un policía, en el ejercicio de sus funciones te calza una hostia que te salta un diente, recuerda, no eres ciudadano. No lo podrás grabar, ni un tercero. Pídele por favor tu diente y vete a casa; porque si lo grabas y lo pretendes llevar como prueba, encima tendrás que emplear los ahorros del mes (los típicos 30.000 euros que te sobran de la compra) en pagar la multa por la grabación.

De esto que he dicho, se puede sacar una conclusión: el Estado, por fin, protege a los ciudadanos. Protege a la gente de bien; a los que nos venden la mierda, a los que se la tragan en silencio y a un cuerpo de seguridad que debería protegernos a nosotros. El Ministro de Interior hoy se irá a dormir tranquilo, convencido de que los ciudadanos (y los no tan ciudadanos) lo quieren por su gran obra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger