22 de octubre de 2013

La distancia no es el olvido, si fuera así ¿todo sería más fácil?

2
Publicado por

Escrito por Patricia Benjumea.

Olvidar detalles que hacen que lo especial se convierta en lo esencial, para ti, para tu día a día, para y por respirar, llenarte de nuevos colores que deshagan las tonalidades oscuras que aún resplandecen dentro de tu agujero; Esa pequeñita grieta que jamás se cierra, sólo permanece oculta tras el parche hecho con retales de tus imprescindibles realidades fascinantes, de tu mundo de colores hecho a medida por ti para que siga brillando tu sonrisa interior.

La distancia sólo acude cuando te necesitas más que antes, acercarte a lo esencial y especial en ti, respuesta que resulta de la diferencia que ves más allá de los que tan sólo miran, escaparates hecho para ser vistos sin ser mirados con atención, sin prejuicios, así los maniquíes cubiertos de telas y ajuares, desnudados al antojo del que vende y compra, sin detenerse en los detalles del perfil esculpido, la posición adoptada y del modo en el que sobrellevan la carga que se les impone, de entre iguales tratados, diferentes en dirección, pero mismo sentido para el espectador.

Tantos detalles, tanto la sencillez para algunos privilegiados poder ser apreciados, que entre ellos se entrelazan para configurar una realidad buscada, y que entre líneas aparenta complicada, disfrazada de versos interminables y muchas veces sin sentido lógico que llevan a apreciar las pequeñas cosas de las que unos pocos, dejamos entrever, comprendidas o no, buscamos sin cesar para formar ese discernir, ese modo de vivir y compartir, con quienes se atreven a pararse ante los detalles, ante la distancia del acercamiento de otra manera de hacer, de ser.

Sencilla, humilde, hermosa entre sombras, la vida es de colores, y la distancia nos recuerda y no nos deja olvidar quiénes somos, ante nosotros, ante el mundo y cuán diferente sería ver la armonía entre los iguales.

2 comentarios:

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger