8 de septiembre de 2013

El otro yo de Freud

0
Publicado por


Escrito por Iria Meléndez

For I am actually not a man of science, not an observer, not an experimenter, not a thinker. I am by temperament nothing but a conquistador - an adventurer, if you want it translated - with all the curiosity, daring, and tenacity characteristic of an man of this sort. 
Sigmund Freud a Wilhelm Fliess
1 de Febrero de 1900. 

Hagamos uso de uno de los famosos métodos de Freud, la asociación libre. Si yo digo Freud, ¿qué imagen o palabra viene a la mente del lector?
Todo el mundo conoce a Freud como el padre del psicoanálisis, sin embargo muy poca gente tiene constancia del periodo de tiempo (1876-1896) en el que Freud se dedicó a la neurología y la fisiología  Este "otro yo" neurológico fue el precursor de su "yo psicoanalítico" y una contribución esencial para el desarrollo de su teoría.

El Freud estudiante de medicina era un apasionado de Darwin, su interés por el evolucionismo le sirvió para trabajar en el laboratorio  de Ernest von Brüke, dónde investigó el sistema nervioso de un pez muy primitivo (el Petromyzon o lamprea). Freud comenzó con el microscopio para luego pasarse al diván. Su idea del sistema nervioso de estos animales invertebrados era que en esencia no se diferenciaba de los vertebrados (morfológicamente son iguales), las mismas unidades celulares pueden construir sistemas nerviosos más complejos. Sin saberlo, Freud se adelantó a las grandes contribuciones científicas de Ramón y Cajal.

Tenía una concepción del cerebro muy diferente al localizacionismo o la frenología imperante en esa época ( diferentes centros especializados en el lenguaje, el color, la escritura, etc). Para Freud esta visión era comparable a la de una máquina idiota. En lugar de centros, pensaba que el cerebro estaba formado por grandes áreas dotadas de varias funciones cerebrales conectadas entre sí (unas veces facilitadoras y otras inhibidoras).

En 1886 Freud colaboró con el famoso neurólogo Charcot, para luego regresar a Viena y crear su propia consulta en el número 19 de Berggasse. En su práctica clínica tuvo la oportunidad de tratar trastornos neurológicos (infartos, tumores, neuropatías, migrañas...) y trastornos funcionales (histerias, trastornos obsesivos-compulsivos, o neurosis).

También trabajó con niños escribiendo libros muy reconocidos por su colegas (tres monografías sobre parálisis cerebral infantil) . Aún hoy en día se le referencia.

A continuación se irán señalando algunos de los conceptos más importantes del psicoanálisis y su íntima relación con la neurología.

Regresión.
La curiosidad y la imaginación de Freud, le condujeron a tener un punto de vista del cerebro dinámico. Fue para él una gran influencia el neurólogo Hughlings Jackson. 
Sobretodo su teoría jerárquica del sistema nervioso, desde este punto de vista el cerebro estaba formado por niveles más primitivos hasta niveles más altos de conciencia y voluntad. Jackson  concebía  un trastorno como una regresión a de las funciones primitivas.

Fijación.
En 1891 en su libro On Aphasia Freud afirmaba que - la pérdida de nuevos lenguajes y la preservación de la lengua materna, la preservación de palabras comunes (días de la semana etc.), las parafasias (sustitución de una palabra por otra) o el lenguaje estereotipado (habla residual, que como Jackson pensaba podrían ser las últimas palabras pronunciadas antes del infarto del paciente) - representaban una fijación traumática de una idea. Esta noción representó un punto esencial en su teoría de la neurosis.  También vemos la idea de regresión en la afasia con un lenguaje primitivo, a veces hasta explosivo y emocional. 
Así pues, Freud fue el primero en utilizar el término regresión de Jackson en neurología, y el primero en importarlo a la psiquiatría.

Experiencia personal
Freud observó síntomas en la afasia que estaban asociados más a lo psicológico que a lo físico.  Estos errores verbales o parafasias estaban relacionados con la experiencia del individuo y el significado personal atribuido. Las áreas cerebrales encargadas de las funciones cognitivas son creadas y modificadas por la experiencia individual. Esta idea la desarrolla posteriormente el famoso neuropsicólogo ruso A.R Luria quince años después.

Histeria 
Freud se dio cuenta de que en pacientes con parálisis histérica no había ninguna lesión orgánica y los síntomas ocurrían independientemente del sistema nervioso. También le marcó el origen psicológico de la hipnosis. Este fue un punto de inflexión en su carrera y Freud comenzó a teorizar sobre las bases neurológicas de los estados mentales en su Project for a Scientific Psychology. Este proyecto ha sido llamado "Piedra Rosetta" ya que intenta conectar la neurología con la psicología y muchas de sus ideas han sido probadas experimentalmente hoy en día gracia a los avances tecnológicos. 

Memoria
Freud ideó un modelo en el que la mente y el cerebro estaban conectados. Este modelo se construye a través de diferentes sistemas de neuronas conectadas entre sí y produciendo activación o inhibición, es lo que Freud llama psy system (una década después Sherrington lo llamó sinapsis). Para Freud estas conexiones son las encargadas de producir nueva información y nuevas memorias (similar a la  teoría del aprendizaje básico y el modelo de redes neuronales de Donald Hebb en 1940, que en la actualidad  ha sido corroborado por hallazgos experimentales).
Según Freud la memoria tenía el poder de reconstruir la identidad del individuo de forma dinámica. Esta idea es esencial en la terapia psicoanalítica, y para el concepto del material "fijado" en el individuo que debe de ser recategorizado para hacerle crecer y cambiar. La memoria según Freud, construye y reconstruye la identidad del paciente.

Freud creó un nuevo lenguaje en su teoría del psicoanálisis, pero como se puede constatar, las bases son las mismas que las de su temprana investigación como neurócientífico. Quizá el psicoanálisis y la neurología evolutiva compartan más de lo que se piensa. Gerald Edelman (premio Nobel de Medicina en 1972) dedica su libro sobre Darwinismo neuronal a Freud y a Darwin. Sin el "yo neurológico" de Freud no hubiera existido su "yo psicoanalítico". Habrá que seguir buscando sobre la mente y el inconsciente, ya que el universo de los significados del ser humano y de las ciencias pueden caminar juntos.



Ahora si yo digo Freud, ¿qué imagen o palabra le viene al lector a la mente?

Nota:
Basado en el capítulo de Oliver Sacks: Sigmung Freud. The Other Road del libro Freud and the Neurosciences..From brain research to the unconscious.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger