15 de junio de 2013

Bienvenidos al mundo

1
Publicado por

Qué bonito sería un mundo donde no existiera España, ni Francia, ni Estados Unidos, ni Cuba, ni Corea, ni Madagascar. Donde no existiera China, ni Venezuela ni Alemania. Ni el Congo, ni Mongolia, ni Brasil o Argentina, ni Chile, ni Japón ni Méjico. Que tampoco existiera Sudáfrica, Argelia, Australia ni Nueva Zelanda; que no existiera Rusia ni Turquía. El mundo sería maravilloso si perteneciéramos al mundo. El mundo sería fantástico si no existiera Alá o Buda. Si no existiera el Niño Jesús ni Jeohvá. El mundo sería magnífico si no existiera el dinero, o si por lo menos fueramos nosotros, los clientes, los que le pidiéramos a la carta a los malditos mercados de valores lo que queremos, y no que cuatro corbatas muevan el mundo a su merced.

El mundo no lo creó nadie más que nosotros. Y lo hicimos como el culo. Hicimos un mundo minado de banderas, que desembocan en torturas, barbaridades y muertes en el momento en el que una insulta a la otra. Creamos un mundo donde la inversión en armas se mide en miles de millones de euros anuales y la de la lucha contra la pobreza se mide con cuentagotas. Creamos un mundo con cientos de religiones inútiles y absurdas, por las que se han derramado millones y millones de litros de sangre a lo largo de la historia. Hemos matado por algo que ni si quiera existe, y que de existir, pediría la paz entre nosotros. Hemos creado un mundo donde nos vemos subordinados a nuestros propios inventos. Los benditos mercados. ¿Qué es un mercado? ¿Qué es el dinero? ¿Por qué hay inflación o deflación? Porque nosotros queremos. Porque tiene que haber fuertes y débiles. Porque nos complicamos la vida únicamente para que unos puedan vivir mejor que otros. El mundo es complicado, es cierto, pero es complicado porque nosotros lo hacemos así. Ponemos un arma donde podríamos poner un beso, una bandera donde podríamos poner un abrazo; y podríamos ir todos de la mano a ser felices, pero preferimos morir por una bandera que jamás morirá por nosotros. Bienvenido al mundo.

Artículo escrito por Miguel Ortega.

1 comentario:

  1. “El mundo no lo creó nadie más que nosotros.”

    ¡Grande es tu fe!

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger