26 de junio de 2013

Bendito y Prohibido Amor [Poema]

0
Publicado por

Bendito y Prohibido Amor


Hoy me he marcado un horizonte
y son tus caderas, por donde
antes que nunca sale el sol. 

En tu vientre iluminan las estrellas
a mi cielo y mi corazón, a mis
vagos pensamientos del que
fue un mal escritor. 

Crecen mis ganas de besarte
a cada trozo de suelo que pisas,
bendito amor prohibido, que cuando
estamos tu y yo en cama sobra el
juez, el cura, el padre, las misas.

Dos orillas, dos orillas distintas
entre un delgado río, ese es nuestro amor. 

Es un puente sin caída, una
voz sin cantautor. Un rebelde sin
guitarra, una noche sin su sol. 

La luna sale y siempre sale sola,
excepto cuando salgo yo con ella.
Salgo yo para besarte, para
mirarte a los ojos y decirte amor. 

Para sentir tu piel tocando la mía;
parte y juez son las estrellas,
luna, vino y miel el corazón. 

Nadie, nadie que no seamos tu y yo,
son testigos de este bendito y prohibido amor. 


Poema de Miguel Ortega.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger