14 de junio de 2013

85º aniversario del nacimiento del Che Guevara. ¡Hasta siempre, Comandante, como usted decida!

0
Publicado por



 




Escrito por Itobé

<<He nacido en la Argentina, no es un secreto para nadie.
Soy cubano y también soy argentino y, si no se ofenden las
ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota
de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica como el que más,
                                                    y en el momento que fuera necesario estaría dispuesto a entregar mi vida
                                                                      por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica,
                                                                    sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie>>.
Ernesto Che Guevara,
Asamblea General de la ONU, 12 de diciembre de 1964 

El 14 de junio de 1928 a las 3:05 a.m., hace 85 años, nació en Rosario, Argentina, Ernesto Guevara de la Serna, conocido como el Che; “el ser humano más completo de nuestra era”, como dijera el filósofo y escritor francés Jean Paul Sartre luego de conocerlo.

Ernesto Guevara Lynch y Celia de la Serna se casan el 9 de noviembre de 1927, se trasladan al puerto argentino de Caraguatay (Misiones), donde poseen una plantación de yerba mate, y en un viaje por el río Paraná hacia Buenos Aires Celia siente dolores de parto y paran en la ciudad de Rosario. Allí, en el Hospital Centenario, con José Beltrán -taxista brasileño que los lleva al hospital- y Raúl Lynch -primo de Ernesto- como testigos, nacerá el primogénito del matrimonio, Ernestito. Nace el mismo día que Antonio Maceo “El Titán de Bronce”, uno de los grandes libertadores de Cuba.

A temprana edad, el pequeño Ernesto, se encuentra con el asma, la enfermedad que lo acompañará toda la vida pero que no lo doblegará para llevar a cabo todas sus pasiones, anhelos y deseos. Caminará cansado, pero caminará.
Practica el rugby, funda la revista Teckle en la Facultad. Participa en la Olimpiada Universitaria en Tucumán, 1949; se inscribe en salto de pértiga y consigue un registro  de 2,80 m.                   
                              
A principios de 1950 emprende un viaje por la Argentina en bicicleta adaptada por él mismo con un motor Cucciolo, recorre 4500 Km. Al final de ese año se embarca como enfermero en la flota de petroleros de YPF que lo lleva a Trinidad y Tobago, Brasil y Venezuela. A primeros de 1952 arranca su primer viaje por Latinoamérica con su gran amigo Alberto Granado en La Poderosa II, una  moto Norton de 500cc; recorren Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela. Su segundo viaje, después de licenciarse en Medicina el 12 de junio de 1953, lo hace con su, también, gran amigo Carlos Calica Ferrer, en la Estación Retiro se despide, según su padre, con un premonitorio: “Aquí va un soldado de América”; en ese viaje recorre Bolivia, Perú, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y México. Los viajes fueron la otra universidad para el Che, como él dice: “Los viajes por América Latina me han hecho conocer la miseria, el hambre, la imposibilidad de curar a los niños por falta de medios; la degradación causada por la injusticia, por el sufrimiento, como sucede muchas veces en las clases golpeadas de nuestra patria americana”. Así empieza a forjar su personalidad y a tomar conciencia de lo que describiría tiempo después: “El capitalismo es el genocida mas respetado del mundo”. En Guatemala conoce a Hilda Gadea, con la que se casa en México el 18 de agosto de 1955 y tiene su primera hija, Hilda Beatriz.

El Che entiende la medicina como un servicio a los mas necesitados. Da atención a leprosos a cambio de nada. Investigador alergólogo en la clínica del doctor Pisani primero y en México después, podría haber llegado muy lejos.  

El Guerrillero Heroico, Comandante de mujeres y hombres libres, libertador de la Ciudad de Santa Clara, Gran Libertador de los oprimidos, precursor del trabajo voluntario, escritor y lector voraz, amante del deporte y la fotografía; esta última faceta una de las menos conocidas, a pesar de ello estuvo tan unido al fusil como al tabaco, a los libros, al cuaderno de notas y a la cámara fotográfica, en México se gana la vida fotografiando en Chapultepec junto a su amigo el guatemalteco Patojo y adscrito a Agencia Latina cubre los II Juegos Panamericanos celebrados en México. Ahí es donde conoce a los exiliados cubanos del Movimiento 26 de Julio y ahí es donde el 7 de julio de 1955 conoce a Fidel Catro y comienza un camino de no retorno.
Se embarca en el yate Granma el 25 de noviembre de 1956 rumbo a Cuba junto a 81 compañeros, allí llega como médico y, luchando en la Sierra Maestra, obtiene el grado de Comandante de la Revolución el 21 de julio de 1957; funda la emisora Radio Rebelde, el periódico El Cubano Libre y la agencia informativa Prensa Latina.
En Las Villas es donde conoce a su segunda mujer, la combatiente Aleida March, con la que se casa el 2 de junio de 1959 tras obtener el divorcio de Hilda el 22 de mayo de ese año, y con la que tiene 4 hijos: Aleida, Camilo, Celia y Ernesto.
Tras el triunfo  revolucionario en enero de 1959 es nombrado Jefe Militar de La Fortaleza de la Cabaña, Primer Embajador de la Revolución (12 de junio de 1959), Jefe del INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria, 7 de octubre de 1959), Presidente del Banco Nacional de Cuba (26 de noviembre de 1959), Ministro de Industria (23 de febrero de 1960),…cargos por los que no cobra ni un centavo. Su internacionalismo proletario lo lleva a renunciar a todos los cargos y a luchar por la liberación del Congo y luego a Bolivia, donde es asesinado a sangre fría el 9 de octubre de 1967.

El Che vive en todas las esferas de la vida (literatura, esculturas, pinturas, poesías, canciones, películas, fotografías…), en cada puño levantado, en cada mujer que responde a una agresión (venga de donde venga), en cada levantamiento ciudadano, en las manifestaciones, en las huelgas, en los brigadistas, en los refugiados, en las hinchadas,… está presente, mas que nunca, en América Latina, que ha dicho “¡basta!” y ha echado a  andar, que se rebela contra el imperialismo salvaje y el neoliberalismo, que se levanta para no caer mas, que ofrece nuevas formas de gobierno, junto al pueblo.

Ernestito, Teté, Furibundo Serna, Fuser, Chancho, Pelao, Tatu, Ramón González, Adolfo Mena,… muchos nombres para un mismo ser humano, el Che; que “es un aliento para todos los que creen en la fuerza de la esperanza” como dice Frei Betto.
El Che, escribiría Fidel, “fue una flor arrancada prematuramente de su tallo, sembrador de conciencias en América y en el mundo”.
Hombre sin desdoblamiento, derramó su sangre temprano como lo hicieran entre otros J. Martí, 42 años; A. C. Sandino, 38; E. Zapata, 39; Farabundo Martí, 38; en su afán de luchar por los pobres, vilipendiados y explotados… Crear dos, tres… muchos Vietnam era la consigna.

Hoy, en su 85 cumpleaños, vemos al Che no como un hecho del pasado, no como una imagen sin contexto, sino como un proyecto de futuro; dejando claro, una vez mas, que Revolución es amor; amor por los demás, por la paz, por el reparto de la riqueza, por la justicia, por la humanidad… un futuro de pueblos soberanos, sin imperialismo, porque como él nos recuerda: “no se puede confiar en el imperialismo pero ni tantito así, nada”.

Sentencia acertadamente el hermano menor del Che Juan Martín Guevara:La muerte no inmortalizó al Che, fue lo que hizo en vida”. Muchos han intentado desfigurar su obra, pensamiento y ejemplo pero como señala Calica Ferrer: “Ni la ciencia de la desinformación que manejan los poderosos de costumbre ha podido apagar la luz que irradia la imagen del Comandante Che Guevara

Y por eso te decimos: ¡Hasta siempre, Comandante, como usted decida!

Fuentes:

«           GUEVARA, ERNESTO CHE. Obras Completas. Argentina: Tegasa,
«           TAIBO II, PACO IGNACIO. Ernesto Guevara, también conocido como el Che. Barcelona: Editorial Planeta, 2008.
«           -GONZÁLEZ, FROILÁN; CAPULL, ADYS. Amor revolucionario. Celia, la madre del Che. Nafarroa: Editorial Txalaparta, 2004.
«           FERRER, CARLOS CALICA. De Ernesto al Che. Nafarroa: Editorial Txalaparta, 2007.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger