8 de mayo de 2013

Las reformas sí son coherentes

0
Publicado por




GraciasSeñorito

Los recortes siguen una estrategia diseñada, hace mucho tiempo, para concentrar la mayor parte de la propiedad, la riqueza y el poder en manos de unos pocos. Estas personas, que se consideran a sí mismos, unos elegidos, unos seres superiores, no quieren compartir los recursos con nadie. Sólo aceptarán a la población necesaria para conseguir sus objetivos. Las personas para ellos no son un ‘fin en sí mismas’ sino un ‘medio’ para conseguir sus objetivos. Así, funciona la ‘economía de usar y tirar’. Es inevitable, que con una productividad tan alta como la actual sobren personas. Pero, en lugar de que esta productividad repercuta en beneficio de la sociedad, ésta, simplemente, se traduce en beneficios estratosféricospara unas pocas ‘personas con talento’ y, el empeoramiento de las condiciones de vida del resto. Les apoyen o no. Por tanto,  se va a expulsar del sistema a un 30% de la población que ya no les resulta rentable. Y, los que queden dentro del sistema tendrán, cada vez más, unas condiciones más precarias…

Estas reformas no buscan salir de la crisis porque nuestros gobernantes y líderes, los grupos dominantes y privilegiados, no están en crisis. A ellos, cada vez, les va mejor. La concentración de propiedad y riqueza en sus manos es la más alta desde 1929. Y, en España, la desigualdad equivale a la que había en 1947. Con esta reforma unos pocos van a poseer y gestionar todos los recursos. Se van a apropiar del sistema financiero, sanitario y educativo. De la energía y los medios de comunicación. ¿Crisis? Ellos no están en crisis ¿Por qué van a querer salir de tal ‘crisis’? Es el final que tanto soñaron y habían diseñado silenciosamente. Ante la perplejidad de algunos y la credulidad de muchos venimos asistiendo, vaya bien o mal la economía, a las mismas recetas que, nos prometen un paraíso, que nunca llega: desregulación, privatización, reducción de las pensiones, de los derechos sociales y laborales, en pos de la eficiencia y la competitividad. Las empresas celebran sus éxitos con miles despidos. A pesar de las renuncias, únicamente, realizadas por una de las partes, la creación de empleo que, no sea ‘basura’ o precario, es nula. Haya prosperidad o crisis siempre ganan los mismos.

Carroñeros

La coherencia de las reformas es tal, que se ha colocado en los principales puestos de dirección política a los principales responsables de la crisis financiera: los banqueros. Tal es, la perversidad de nuestras élites que, los banqueros que provocaron el desastre financiero y económico son, ahora, quienes nos gobiernan. Son ministros y primeros ministros. A decir verdad, nunca han dejado de gobernarnos. Todas las reformas a las que nos enfrentamos, propagadas con unlenguaje perverso, que esconde las verdaderas intenciones de sus acciones y, una insensibilidad propia de sociópatas, tienen una total coherencia: la toma absoluta del poder y la imposición del programa de máximos de las clases dominantes. Por tanto, es a los súbditos a los que hay que sacrificar  y éstos deben renunciar a todo en aras del bienestar de unos seres, que se consideran superiores y elegidos por fuerzas que se escapan a la razón.

ContarUnCuento

Todas las reformas a las que nos enfrentamos, propagadas con un lenguaje perverso y cínico, que esconde las verdaderas intenciones de sus acciones, tienen una total coherencia. Las reformas son coherentes, no necesarias ni racionales. Ni pretenden sacar de la crisis a la mayoría de la población. Simplemente, pretenden enriquecer y empoderar, aun más, a los culpables de la crisis, aunque ya sean extremadamente ricos y poderosos. Veamos:

La reforma financiera va a concentrar el sector bancario en manos de los tres o cuatro banqueros más poderosos, que financian los partidos políticos y detentan el poder en la sombra. Las distintas oligarquías territoriales van a poseer su propio banco. Se ha hecho recaer las culpas en las extintas cajas de ahorro para poder privatizar el patrimonio de todos, ocultando que todos los bancos se encuentran en quiebra y son responsables del desastre financiero. Además, los grandes ‘capos’ del sistema financiero poseen el arma de destrucción y control más poderosa, el BCE. La actuación del BCE convierte a los Estados, con su total pérdida de soberanía, en esclavos de la deuda.

Image


La reforma laboral va a cumplir la tan ansiada deflación de los salarios. Los trabajadores entre el miedo al despido y la marginación social aceptarán la rebaja de sus condiciones laborales y salariales y, traeremos a España el deseado ‘modelo chino’ de explotación laboral. Las empresas ya no tendrán que deslocalizarse para tener trabajadores sumisos y obedientes. Por eso, el continuo ataque a unos sindicatos, que no les son hostiles, y el fomento de la desunión de los trabajadores. No quieren ningún viso de unión obrera que pueda poner en peligro sus beneficios.
 El objetivo de crear empleo es falso. El objetivo es aumentar los beneficios empresariales. Las empresas celebran sus récords de beneficios con miles de despidos, no creando miles de empleos. Una excusa para ocultar que ninguna reforma laboral crea empleo. Con el anterior modelo laboral se crearon millones de empleos, precarios, y con el mismo se destruyeron millones de esos ‘empleos basura’. Fue la burbuja inmobiliaria con la orgía de crédito que la alimentó la que creo todos esos empleos.

Image

La reforma sanitaria esconde, tras la propaganda y las falsedades del ahorro y la sostenibilidad del sistema, cumplir el sueño de políticos y empresarios corruptos, que, con la privatización buscan enriquecerse en detrimento de la salud y la vida de las personas. No dicen que el nuevo modelo que quieren implantar es como mínimo ¡7 veces más caro! Por tanto, no existe tal ahorro sino un trasvase brutal de dinero de la mayoría a manos de una minoría. Esconden que el modelo público español está subfinanciado y la inversión en sanidad está a la cola de la Europa desarrollada. Con esa falta de medios, la sanidad española es universal y su nivel de eficiencia es muy alto. El modelo es mejorable, pero es gestionado mal a propósito por nuestros políticos, que desvían el dinero a la sanidad privada. La construcción, uno de los sectores responsables del colapso inmobiliario, ha encontrado una nueva forma de hacer crecer sus beneficios: la sanidad pública. La reforma sanitaria deja la sanidad en manos de constructores y políticos. Los mismos que se enriquecieron con la ‘burbuja inmobiliaria’, dejando empantanadas a millones de familias y arrasado el país, están amasando enormes fortunas con la crisis. La perdida de universalidad del sistema, también, cumple el objetivo de ir eliminando silenciosamente a ciertos sectores (ancianos, minusválidos, enfermos terminales…) que son un lastre excesivo a los beneficios de los grupos dominantes.

Image


La reforma educativa pretende dar la ‘patada a la escalera’ para que muchas personas no puedan ascender en la escala social, no puedan pensar críticamente y poner en peligro los privilegios de los grupos dominantes. Se ponen enormes barreras financieras a la enseñanza universitaria y, se hace depender ésta del crédito bancario, haciendo posible que los bancos practiquen con los estudiantes la típica usura bancaria, que caracteriza al sistema. Por tanto, más negocio para los bancos. Y, más negocio para la educación privada y religiosa, a la que sólo puede acudir una minoría, que reciben más fondos, regalos fiscales y subvenciones; mientras se encargan de apuntalar el control social que perpetúa el modelo clasista y elitista.

La subida de impuestos sigue el curso de los últimos quince años donde no ha parado de elevarse la presión fiscal. Una presión fiscal que, como en los países escandinavos no repercute en mayor bienestar de la población, porque el gasto público social ha caído 4 puntos del PIB desde 1993. La propaganda decía que bajaban los impuestos, pero, en realidad, para la mayoría subían. Es cierto, que los impuestos bajaron para las rentas más altas. Es cierto, que estas rentas privilegiadas, las grandes empresas y la Iglesia, prácticamente, no pagan impuestos, pero la gran mayoría no deja de pagar y pagar más. El problema no es el pago de impuestos, sobre todo, indirectos, sino que, éstos no repercuten en el bienestar social de la población. Por tanto, sólo paga impuestos el ‘Tercer Estado’, como siempre ha ocurrido, para sostener el Estado que protege a los grupos privilegiados y dominantes y, sus intereses. Por supuesto, se legaliza el fraude fiscal de los grupos dominantes, amnistía fiscal, además, de otras figuras que la Ley permitía, anteriormente.
Image


Por último, el endurecimiento del Código Penal (por supuesto, no para los delitos perpetrados por las clases dominantes, que se legalizan, como ha ocurrido con la amnistía fiscal, que legaliza el delito económico) y el asalto a TVE pretenden afianzar el control social. Desinformar y manipular a la mayoría de la población mediante la propaganda y el adoctrinamiento desde los medios de comunicación. E, imponer el Estado policial que fomente el miedo entre la población, con la consiguiente represión de los actos de insumisión que, serán inevitables ante las tropelías cometidas que harán empeorar, extraordinariamente, la situación social.


Artículo realizado por Emilio José.
   

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger