18 de mayo de 2013

Firmado, un socialista

4
Publicado por

Nos ha deslumbrado la calva de un ministro. Nos ha cegado y nos la ha colado por detrás. Ayer mismo se aprobó “La Ley Wert”. Reválidas, subvención a los colegios privados, a los religiosos y a los segregacionistas sexuales, adelanto de itinerarios hacia la FP, adelantos económicos a los colegios catalanes que den sus clases en castellano, cambios de asignaturas, mayor peso a la religión, adoctrinamiento social, precarización del profesorado público, masificación de aulas... Y mientras tanto, toda la comunidad educativa en contra. Profesores, que dan las clases, en contra. Alumnos, que reciben las clases, en contra. Pero esos no tienen ni idea de qué necesitan. Yo desde mi asiento de cuero se lo que les conviene. Ellos no, pobrecitos fracasados.

Esperen, ¿y el PSOE? Sí, ese Partido Socialista, Obrero, luchador, igualitario... ¿dónde estaban cuando se aprobó eso? Juventudes Socialistas nos estamos dejando la voz en las calles para que no se apruebe esta ley, pero... ¿Y el PSOE? Estoy por ver todavía a algún diputado socialista saltar de su escaño escandalizado por esta reforma, yéndose indignado de la sala con un enfado irracional y mandando a la mierda al sistema. Hacer eso seguramente no sea lo más acertado, y probablemente no lleve a nada... pero demuestra un interés por lo público, demuestra que realmente te parece una aberración la aprobación de una ley que nos pretende llevar a los ochenta.

Hoy estoy enfadado, lo siento, pero llevo razón. Un señor que probablemente se aprendiera el abecedario a los quince años me dice cual es la mejor educación para mí, y un partido me dice que salga a la calle a luchar mientras ellos se toman un vino en el bar. Ambos, váyanse a la mierda. Estoy harto de la política, hay que pasar a la acción. Hay que salir a la calle, hay que vocear, hay que pitar; hay que ir a las puertas del Congreso de los Diputados y mandarlos a todos a la mierda. A todos. Desde IU hasta el PP, pasando por el PSOE, por UPyD y por todos los patéticos trajeados que viven a nuestra costa mientras nos ponen baches en el camino. Tenemos que salir ahí y vocearles que el poder es nuestro, que el poder es del Pueblo y de nadie más. Y en cuanto a la educación, que nos la dejen a nosotros. Que los catalanes pueden hablar en chino si quieren, que la Iglesia se quede en los conventos y no en las aulas, que privaticen su jardín si les apetece y que adoctrinen a su perro para traer el periódico, pero a nosotros que nos dejen en paz de una vez. Nosotros somos los que nos tenemos que educar a nuestro modo. Somos nosotros, alumnos y profesores, los que sabemos cuál es una buena educación y cuál no. Ustedes, amigos diputados, pueden irse ya a la mierda si quieren.


Artículo realizado por Miguel Ortega.

4 comentarios:

  1. Bien la primera parte de autocrítica. Algo peor esos "estoy harto de la política" y "hay que mandarlos a todos a la mierda". No, mira, si tu partido te decepciona, cámbialo o vota a otro. Pero hay diputados que se han ido de la sala indignados, hay diputados que están con el pueblo en las manifestaciones, hay diputados que han acudido a parar desahucios.

    No generalices sólo porque tu partido no te escuche. Actúa en consecuencia, porque sí hay políticos del pueblo, lo que hace falta es que se les vote.

    ResponderEliminar
  2. [...]Y en cuanto a la educación, que nos la dejen a nosotros.[...]
    Y, ¿quiénes somos nosotros, exactamente? Por desesperante que sea, sólo un partido político organizado puede hacerse cargo de la educación pública de un país.
    Decir que todos los partidos políticos son iguales cuando, de lo que se deduce de tu artículo, ha sido el PSOE el que te ha decepcionado, sólo favorece a los que quieren que NO haya partidos políticos en absoluto. Y ya sabes quiénes son "esos".
    Como te recomienda el anterior comentario, busca otro partido que se ajuste de la mejor manera a tu forma de ver el mundo y vótalo. Lo demás no sirve de nada. Lo siento.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo del todo con vosotros. Yo no pertenezco al PSOE, yo pertenezco a JJSS. En vuestras ciudades no lo se, pero aquí no tienen nada que ver. No nos subvencionan, no tenemos relación alguna... Es más, el miembro del gobierno local de Cuenca el otro día me dijo sin ir más lejos: "Se está radicalizando mucho la Juventud Socialista", y yo le respondí: "No se ha radicalizado nada. JJSS nunca se debería haber aburguesado. Ni vosotros tampoco". Os comento las palabras textuales para que se pueda dar parte y no haya dudas.
    Mi voto es mi voto, y es secreto y propio. ¿Pero que el PSOE es un partido de izquierda? Sí, en la oposición. Cuando llegan al gobierno se hacen los sordos. Gracias por las críticas, seguid exigiendo. Eso es bueno¡

    Salud, y República.

    ResponderEliminar
  4. No obstante, he de decir que no soy comunista y no creo en él. Creo en un (no digamos capitalismo) social, donde lo primero sea el ciudadano, y luego sean las instituciones. Algo así como el socialismo utópico del s.XIX. Pero no, no soy comunista, y no creo en el comunismo.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger