22 de abril de 2013

A pies juntillas

0
Publicado por


Ayer escuché al obispo de Alcalá en unas declaraciones de hace ya mucho tiempo y también otras nuevas. En definitiva, decía que hay que proteger la familia, que la homosexualidad es antinatural y que hay una conspiración mundial del aborto donde participa la ONU. Yo estoy totalmente de acuerdo. La homosexualidad no asegura la procreación, a diferencia de la jerarquía eclesiástica, donde los obispos, los cardenales y los curas procrean y procrean sin parar. Nacieron para eso. Son unos latin lovers de la vida cuya función en la tierra es aumentar las gráficas demográficas de todos los países del mundo y forman familias numerosas basadas en el amor y el respeto. A veces lo hacen con las monjas. Véase el ejemplo de Benedicto XVI, al que le han dado el subsidio de familia numerosa por retirarse a un convento a recibir el cuidado de cinco monjas, cuya función única es asegurar la felicidad del ex-pontífice. 
 
Por otro lado, es evidente que la homosexualidad va contra natura. Hay que seguir el ejemplo de algunos miembros de la Iglesia: hombres -porque las mujeres no tienen peso en esta institución... ni voz, ni voto, ni nada que ver- que después de renunciar al contacto sexual lógico de la especie, embaucan a críos para suplirlo. ¿Quién mejor para dar consejos sexuales que una persona que no ha saboreado unos labios de mujer en su vida? En última instancia, lo más evidente. La ONU está hoy más preocupada por reducir la población mundial que por una posible guerra entre E.E.U.U y Corea, o la franja de Gaza, o Siria... En fin, hay que seguir las órdenes de la Iglesia a pies juntillas, para fomentar un Estado de bien, y no una anarquía social carnavalesca de sexualidad y vicio. Es más, si quieren seguir el ejemplo del buen español, quemen todos los libros de carácter progresista que tengan y quemen todos los discos que haya en su casa de Sabina. Engomínense el pelo, dirección al agujero del culo, vistan de traje en esta fresca primavera, y adviertan a sus amigos y familiares de que los preservativos, los homosexuales y la ONU son pecado.


Artículo realizado por Miguel Ortega.
  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger