14 de marzo de 2013

Cara al sol en la Costa del Sol

0
Publicado por



Esperanza Oña -alcaldesa de Fuengirola (Málaga)- vuelve a dar un paso hacia adelante en su camino de querer emular y adoptar el rol de la Esperanza Aguirre andaluza. Esta lo hacía proclamando el 14 de Abril -fecha de conmemoración de la II República Española- como el "Día del perro" en Fuengirola. 

Una vez en el punto de mira de cámaras, seguidores y detractores, la alcaldesa "mejoró" la situación alegando que Zapatero celebró unas elecciones el 20N, fecha en que España se liberó finalmente del Caudillo y al que evidencia que rinde culto.

Parece ser que a la bella Málaga -antiguo reducto confeso de franquistas- ha llegado un hedor fascista y desvergonzado gracias a personajes como la alcaldesa Oña, la misma que muestra sin pudor su falta de aprecio hacia la memoria histórica, su falta de respeto hacia aquellos que dieron su vida por defender unos ideales, y su escasez de escrúpulos al intentar humillar a aquellos que difieren de su ideología neoliberal.

¿Por qué exigen tantas peticiones de perdón para aquellos que fueron partícipes del conflicto vasco, y sin embargo son tan zafios y ruines para otros asuntos? ¿Por qué debe ofender tanto a aquellos cuya voz fue injustamente arrebatada y a los que a día de hoy defendemos y creemos en un modelo de estado republicano?

Haciendo uso de Google observamos que años anteriores, la ciudad malagueña celebró la Feria del Perro bien el día 10, el 11 o el 15 de Abril. ¿Por qué tanto empeño entonces por celebrarlo el día 14 y jactarse de ello? ¿Qué pasaría si nosotros celebrásemos el 1 de abril (día en el que triunfó en 1939 la dictadura franquista) el Día Nacional del Chorizo? ¿Acaso no son sus hijos y nietos los que ahora nos roban? 

La solución está no sólo en respetar al "enemigo político" sino en convivir en la medida de lo posible sin incurrir en provocaciones y desfachateces innecesarias y absurdas como las de esta señora que denotan que no gobiernan para todos.

De todos modos considero que no debemos molestarnos aquellos que nos demos por aludidos por dicha falta de respeto pues si analizamos a este animal -me refiero al perro, no a la señora Oña- estos representan valores como lealtad, nobleza o fidelidad, valores que los miembros del Partido Popular tal vez jamás conozcan. 

Así pues solo una mentalidad prepotente, retrógrada y sin valores puede tratar de manchar una fecha conmemorativa con un evento como este, acto propio de personas vacías de calidad humana.

Es curioso que desde el Partido Popular traten de comparar al republicano con un perro en una fecha en la que la sociedad estuvo más liberada y democratizada que nunca y donde el trabajo y el esfuerzo era superior al que hoy realizan los cientos de asesores políticos puestos a dedo por este partido -y por el PSOE- que tal vez si podrían ser calificados como perros o vagos.

Artículo realizado por Dani Ruiz - Sección de Libre Publicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger