19 de febrero de 2013

V de Vivienda

0
Publicado por



¿Defender el derecho a una vivienda o defender la acción bancaria? La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) convocó el 16F a lo ancho y largo del territorio nacional una manifestación en defensa de la paralización de los desahucios. Dicha manifestación se vió salpicada por reivindicaciones en pro de la aprobación de la ILP que hace unos días el Congreso acepto para debatir, y que alberga en su interior posibilidades como la dación en pago o el alquiler social. Así mismo dichos actos servirán como homenaje y condena de los suicidios que han provocado las ejecuciones judiciales bajo la sombra bancaria.


Una ILP -Iniciativa Legislativa Popular- no es otra cosa que un mecanismo de democracia participativa a través del cual la ciudadanía puede presentar propuestas de ley bajo el amparo de un mínimo de 500.000 firmas. La ILP propuesta por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca fue llevada hasta el Congreso con un respaldo de más de 1.400.000 firmas -casi el triple de lo necesario-. Entre su articulado encontramos propuestas como la dación en pago, paralización de los desahucios, alquiler social y el carácter retroactivo. Podéis leer el texto que recoge la propuesta de ley de la PAH aquí (http://www.afectadosporlahipoteca.com/wp-content/uploads/2012/01/ilp_dacic3b3n-en-pago-retroactiva_moratoria-de-desahucios_alquiler-social.pdf).



Analizando un poco más los hechos y remontándonos al día de la aceptación de la ILP, encontramos una notable contrariedad: el Partido Popular quien anunció con antelación su voto en contra y en consecuencia el rechazo al debate de la misma dada su mayoría absoluta parlamentaria, sorprendía a todos cuando en el pleno comunicaban que aceptarían la propuesta con su voto positivo. Esto supuso motivo de alegría para miles de personas, pero bajo mi punto de vista sólo es un pequeño paso dado hacia adelante con posibilidad de revocar. 



Me explico: a parte de que la votación parlamentaria solo supuso la aceptación de la ILP para posteriormente ser debatida en las cámaras, está puede ser rechazada si tras el debate no se llega a un acuerdo. El mismo día que se votaba dicha ILP, se presentó otra para declarar el "des-arte del toreo" como Bien de Interés Cultural (BIC), y a la que todos sabíamos que el Partido Popular votaría positivamente. ¿Qué hubiese ocurrido si se hubiese rechazado la ILP de la PAH, y se hubiese aceptado la ILP taurina? La presión social y mediática hubiese sido insostenible demostrando una vez más que los intereses o valores de un partido se anteponen a los intereses generales. El Partido Popular pudo haber reculado en última instancia y votar a favor de la ILP de la PAH para abrir las puertas del Congreso a la taurina y evitar así el sofoco social ante un rechazo de la primera. Admitidas las dos y adoptando caminos distintos, el Partido Popular puede volver a cubrir de tierra la ILP de la PAH cuando le venga en gana.



Esta teoría hipotética puede corresponderse con la realidad siguiendo la trayectoria del actual Gobierno Popular donde se otorga prioridad a solventar las necesidades de "los de arriba" a costa del pueblo y haciendo caso omiso a las propuestas y necesidades del mismo.



Por otro lado, la situación que estamos atravesando está llegando a la insostenibilidad más absoluta: las malas gestiones están comenzando a cobrarse las primeras víctimas. ¿Suicidios? Para nada. Las últimas muertes que se han sucedido no son producto de una decisión personal, sino que han sido fruto del genocidio financiero de los Bancos que son respaldados por el poder gubernamental. Aquellos que no encontraban o reencontraban la entrada al mundo laboral han sido empujados y arrojados al vació por el Gobierno, Bancos y Mercados para poder adueñarse de lo único que les quedaba: un techo bajo el que dormir.



¿Estamos entonces ante suicidios u HOMICIDIOS? Sin duda alguna los asesinos ya tienen nombre.



Como conclusión, volveremos a salir a las calles tantas veces como hagan falta (ya que es el lenguaje que menos les gusta pero el que más entienden) pidiendo justicia social ante los continuos engaños politico-bancarios que la sociedad debe sufrir para poder optar a un derecho primario que no está al alcance de todos pese a su reconocimiento constitucional: el derecho a la vivienda.


Artículo realizado por Dani Ruiz - Sección de Libre Publicación.



______________________________________________________________
Si deseas participar en la sección de Libre Publicación escribiendo un artículo o simplemente explicar una idea puedes hacerlo mediante este enlace.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger