10 de enero de 2013

Lo bueno y lo malo de la URSS, en todo caso mejor que lo actual

17
Publicado por


La mitología sobre las atrocidades soviéticas es tan amplia como la hipocresía de quien la difunde. Por ello, creo que es necesario hacer un análisis de lo que representó la URSS en vista de la actual situación por la que estamos atravesando y el hecho de que muchos se cuestionan si no sería bueno que siguiese existiendo. Esto no está escrito por un gran admirador del modelo soviético, estoy lejos de pensar que aquel fuese el modelo ideal de sociedad, pero sí tengo algo claro, lo que aquello ofrecía a los ciudadanos de los países comunistas y capitalistas es mucho mejor de lo que ofrece EEUU y su capitalismo radical, como se está demostrando día a día, especialmente en esta Europa que se rompe en pedazos al ritmo que marcan los mercados. A continuación se exponen las razones que sostienen esta opinión.

Empezaré con todo lo bueno que la URSS aportó a los ciudadanos de los países capitalistas. El comunismo representaba una alternativa muy solvente al capitalismo, especialmente deseable para los desfavorecidos de la sociedad, algo que llevó a revoluciones como la cubana a finales de los 50, la polaca tras la Segunda Guerra Mundial, o la fallida de Alemania tras la Primera Guerra Mundial. Los poderes políticos, económicos y culturales de los países capitalistas eran conscientes de que, de no garantizar una dignidad mínima a la vida de todos los ciudadanos, la revolución comunista sería inevitable. Esto resultó en el conocido como Estado de Bienestar, que proporcionaba a toda la población servicios sanitarios, educativos, sociales y de todo tipo, con el objetivo de paliar las abrumadoras diferencias que genera el verdadero capitalismo, para así prevenir un posible levantamiento que acabase con los privilegios de dichos poderes económicos, políticos y culturales. El Estado de Bienestar se desarrolló especialmente en Europa, debido a la cercanía a la URSS y a la facilidad que encontrarían los soviéticos en apoyar una rebelión en estos países. Así, los ciudadanos occidentales tienen que agradecer a los soviéticos la calidad de vida de la que han disfrutado estas últimas décadas y están pudiendo comprobar que, desde la caída de la URSS, el Estado de Bienestar ha dejado de ser algo necesario y se desmantela día a día.

Si nos concentramos en la población del por entonces llamado "segundo mundo", los beneficios que obtenían eran también considerables; y más, si tenemos en cuenta que se daban en un país que, hasta la Revolución de 1917, era uno de los más miserables del mundo y que, por su gran extensión y su clima de extremo frío, dificulta la explotación de los recursos naturales, carece de cultivos y plantaciones de gran fertilidad para alimentar a la población, y hace muy complicada la distribución de los recursos, máxime en aquella época, cuando el transporte era principalmente a través de carretera y raíles, cosas que apenas existían en Rusia en 1917. Además, se debe considerar que todo se llevó a cabo en medio de un contexto de aislamiento y hostilidad internacional.

Los ciudadanos soviéticos tenían garantizada una casa, un trabajo, comida diaria, sanidad gratuita, educación gratuita, equipamiento para hogar gratuito, transporte gratuito, etc., etc. Pero es más, es que en algunos de estos aspectos, disfrutaban de lo mejor del mundo. Por ejemplo, en cuanto a acceso a la educación, eran el mejor país del mundo, y los ingenieros, médicos y músicos de la URSS eran los mejores de todo el planeta. Esto adquiere especial relevancia cuando se compara con la situación actual, en la que para aprobar se paga, la calidad de la enseñanza (incluso la privada más exclusiva) es lamentable, y Rusia no es una potencia en nada más que en desigualdad y producción y exportación de energía. Más allá de la educación, en la calidad de vida también se reflejan los perjuicios de la caída de la Unión soviética, valga el dato económico de que en 1992 (tan solo un año después de la desaparición del comunismo) uno de cada tres rusos vivían por debajo del umbral de la pobreza, cuando antes eso no existía en aquel país.

Además, el ambiente en la URSS permitía el desarrollo individual, el disfrute de la verdadera felicidad: la inmaterial, aquella que se obtiene de los amigos y la familia, de la cultura y el ocio. Eliminada la incertidumbre de encontrar o no trabajo, de tener o no un techo bajo el que dormir, de saber si habría algo para comer o no, los ciudadanos podían estudiar aquello que realmente les satisficiera, desarrollar el modo de vida que eligiesen, etc. Y para esto no había distinción por criterios económicos ni de sexo.

Pero, sin embargo, los defectos eran también algo a tener en cuenta, derivados principalmente de no seguir los pasos que Marx había marcado. Se puede decir que en la URSS se había llegado a una perfecta dictadura del proletariado, pero que nunca hubo el atrevimiento para practicar el comunismo verdadero.
Los problemas se derivaban básicamente del extremo poder que era capaz de ejercer un solo hombre. Pero, antes de describir estos problemas, diré que no son inconvenientes para mí. No es nada malo ejecutar a los burgueses que, en su infinita abundancia miran con indiferencia o satisfacción la miseria de las masas y se niegan a compartir, de manera que se llegue a un reparto igualitario. No es reprochable eliminar la religión, pues tan solo se utiliza para justificar la desigualdad. No se puede considerar nocivo planificar de manera centralizada la economía, pues, si de verdad se quiere hacer un reparto equitativo de los bienes, se debe saber con antelación con qué se va a contar y quién lo va a producir. No es negativo es aislamiento del exterior cuando ese exterior solo quiere acabar con tu modelo y restaurar la desigualdad y la injusticia social.
 
Por el contrario, es inaceptable la falta de liberta de pensamiento, la ejecución de intelectuales, el racismo, las venganzas personales contra pueblos enteros que Stalin llevó a cabo, el hecho de que la justicia dependiese de los dictámenes del Partido... Pero, por encima de todo, creo que es intolerable que se iguale a la mayoría, haciéndoles vivir con lo necesario y no más (algo a lo que no me opongo) y mientras, los líderes disfruten de unos privilegios que, si bien es verdad que no estaban al nivel de los de los multimillonarios capitalistas, sí que eran algo impensable para la población en su gran mayoría. No creo que esté mal la acumulación de poder en una primera etapa, pero sí la de riqueza, y mucho más cuando estás luchando contra la desigualdad y la injusticia social.
Estuvo mal que el poder se mantuviese en manos de un dictador, en lugar de repartir, tras unas cuantas generaciones educadas en los valores del comunismo verdadero, ese poder hasta llegar a un Estado totalmente descentralizado y de ciudadanos absolutamente libres, tal y como planteaba Marx.
Sin embargo, hay que recordar que todos estos defectos están más que presentes en la sociedad capitalista, solo que camuflados tras una inmensa maraña de hipocresía, mentiras y distracciones. Existe la libertad de pensamiento siempre y cuando esos pensamientos no lleven a ninguna actuación; existen la censura y la represión a gran escala; existe el poder absoluto, solo que no ejercido por individuos políticos, sino por corporaciones económicas; por supuestísimo, existen las desigualdades y las acumulaciones de riqueza hasta extremos impensables; existe la dictadura, vivimos en ella, de los llamados mercados, dominados por burgueses únicamente, a pesar de que unos cuantos políticos hacen la pantomima de que dirigen los países... En el capitalismo existe todo lo malo del modelo soviético sin nada de lo bueno. Lo único de lo que puede presumir en cierto modo, es de permitir una mayor libertad de pensamiento a los ciudadanos, algo que rápidamente es corregido por la economía, haciendo que solo los más privilegiados puedan recibir la mejor educación y que, si algún proletario es capaz de ser bien educado y puede pensar de manera crítica, los elementos de censura, represión y los impedimentos económicos, hacen que no llegue a más que a la frustración y la desesperación.

Más allá, (llamadme loco) yo creo que es preferible la sanidad, la educación, la igualdad de oportunidades, la vivienda gratuita, la comida garantizada, etc., antes que un mayor grado de libertad intelectual. Aún así, reitero que no creo que el modelo soviético sea el idóneo, y que estoy convencido de que la libertad intelectual es algo importante.

Y parece que aquellos que se rebelaron en su día contra el comunismo soviético, también se están arrepintiendo y piensan algo similar. He tenido la oportunidad de conocer la opinión de personas que vivieron muy de cerca el modelo soviético y se rebelaron contra él, como son, entre otros, miembros del Consejo de Investigación de los Crímenes del Comunismo. Ellos, afirman haberse dado cuenta de que, al fin y al cabo, allí no había paro, indigencia, prostitución, mendicidad ni miseria en general; y que, si algo de eso había en algún periodo de escasez, lo había para todo el mundo.

Artículo realizado por Erik Monjas - Sección de Libre Publicación.

17 comentarios:

  1. Es sin duda un tema controvertido. Me siento muy identificado con el artículo porque pienso casi igual, los beneficios de un comunismo bien llevado son lo mejor que le puede pasar a la inmensa mayoría de la población, ese 99% que es trabajador y proletario.

    Lo malo son los excesos cometidos por los líderes soviéticos que deslegitimaron su mandato. Pero si se pudiera aprender de ello estaríamos en un mundo muchísimo más justo que este en el que vivimos.

    Te animo a que escribas más textos de este tipo, esclarecedores y que pueden enseñar mucho a gente interesada en conocer otras opciones viables y distintas a este capitalismo neoliberal caníbal que nos somete.

    ResponderEliminar
  2. Resumes bastante bien las ideas de Lenin en su "¿Libertad, para qué?". Gracias por este buen artículo, compañero.

    ResponderEliminar
  3. ¿Existe evidencia de esos supuestos excesos y desigualdades generadas por los altos cargos del PCUS en la era Stalin? ¿Y en la Jruschev? ¿Dónde se puede encontrar una crítica razonable y documentada a esto sin la paja malintencionada de los voceros liberales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El discurso secreto, la comisión Shvérnik, por ejemplo.

      Eliminar
    2. Ha quedado demostrado que el discurso secreto no se puede sostener si estudiamos los archivos desclasificados de la Unión Soviética.
      Recomiendo leer a Grover Furr en estos temas que conciernen a Stalin y las conjuras internas dentro del Partido.
      Decir que Stalin controlaba la URSS es igual de falaz que decir que Europa la controla Merkel. No caigamos en personalismos.

      Eliminar
    3. Totalmente de acuerdo compañero Mesmerismo.
      ¡¡¡ VIVA EL MARXISMO-LENINISMO !!!

      Eliminar
  4. Un cubano promedio es tan pobre como un pobre en la mayoría de países latinos, sin embargo en cuba no tienen a quien envidiar. Asi que en cuba son mas ¿felices?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esos datos de nivel de vida los sacas de...?

      Eliminar
  5. La verdad es que el sistema sovietico tuvo muchas ventajas a pesar de los errores que cometieron, y que gracias a la URSS los gobiernos burgueses occidentales tuvieron que desarrollar el estado de bienestar y reconocer derechos y libertades a los trabajadores debido al temor de que la amenaza comunista se extendiera por occidente. Pero lo que pasa con estos sistemas es la falta de algunas libertades que tambien son necesarias para que el ser humano pueda desarrollarse plenamente, como son la libertad de informacion o de poder viajar a donde desees o a donde puedas, algo que en los antiguos paises paises comunistas europeos no se podia hacer o estaba muy limitado. Creo que un sistema social perfecto seria un punto intermedio entre ambos modelos, algo que tome lo mejor de ambos.

    ResponderEliminar
  6. Estoy bastante de acuerdo con la mayoría de lo que dices en tu artículo, especialmente con lo referente a las democracias occidentales (no hay cosa más comprabable que la sistemática destrucción del Estado del Bienestar a raíz del hundimiento de la URSS en el 91). En mi opinión, el fallo de la URSS residía, precisamente, en el Partido Comunista. Los partidos políticos son representantes de clase, así pues en un estado autenticamente socialista, sin clases, no debería haber partidos políticos. Porque, como han citado muchos autores, si bien los partidos políticos (comunistas, socialistas, revolucionarios en general) son necesarios en la etapa burguesa para poder alcanzar el poder, una vez alcanzado éste se convierten en elementos reaccionarios, q quieren conservar el poder q tienen y se oponen a darle este poder al pueblo (varios autores marxistas críticos con el oficialismo soviético (consejistas, trotskistas, la new left) calificaron a la URSS como "capitalismo de estado", ya q el Estado, o sea, el aparato del partido, había tomado el papel de la Burguesía como opresor de la clase trabajadora). En un estado autenticamente socialista todo el poder debería haber correspondido a los soviets (llamase soviet, o consejo, o asamblea, es lo mismo). Sin embargo, este poder correspondía al partido. Así pues, no estabamos ante una autentica dictadura del proletariado, sino ante la dictadura de un partido que decía representar al proletariado. Son cosas muy distintas, y de ahi los privilegios de los q gozaba la burocracia de los muy burocratizados Partidos Comunistas en el "segundo mundo".

    ResponderEliminar
  7. IMPRESIONANTE...CHORRADA. En serio, parece mas un cuento infantil sobre el mundo de la piruleta que sobre el sistema soviético. Tenemos cosas como "que malo que es el capitalismo que solo en un año ha pasado de una sociedad feliz a que de cada 3 dos vivan en la miseria". "educadas en el comunismo verdadero" Cual de los "bien amados lideres" promovió una enseñanza en la que se decia que algun dia serian completamente libres?? Toda esa gente que dice que volverian encantados a la URSS ¿Alguno ha explicado cual era su trabajo?? Pondria un huevo en el fuego a que ninguno de ellos era campesino, obrero o minero...y por no empezar a comentar los innumerables errores que tiene este texto solo voy a señalar una simple cosa. La caida del muro de berlin, si el sistema sovietico fuera tan cojonudo Berlin del este no hubiera quedado completamente abandonado.

    Ahora teneis carta blanca para contestar, pero por favor con racionalidad y con argumentos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha olvidado puntualizar una cosa:

      Berlin del este y la masiva migración que hubo de países satélite hacia occidente

      Eliminar
  8. Excelente modo de defender a un país en el que la gente moría de hambre, te podían pegar un tiro en cualquier momento por haber dicho algo no adecuado (y habrían hecho incluso que oficialmente no hubieras existido nunca), los libros se censuraban y los GULAG de Siberia estaban llenos de civiles y militares inocentes solo por haber mirado mal a Stalin.

    ResponderEliminar
  9. Ahora solo falta un articulo que se llame:
    Lo bueno y malo del franquismo, en todo caso, mejor que lo actual.

    ResponderEliminar
  10. pero en la alemania nazi inventaron el escarabajo , no era tan mala xDDD

    ResponderEliminar
  11. lo malo de la URSS fue invertir en guerras y cosas innecesarias, querer competir contra el capitalismo, es imposible vencerle a un sistema que esta creado con base de miedo, la posesión material, la explotación de los muchos en favor de unos pocos, estados unidos supo capitalizar toda esa explotación en la carrera armamentística y espacial dirigida por unos pocos, para el beneficio de pocos.
    la URSS debió confirmarse en si misma no querer demostrarle nada a nadie.

    ResponderEliminar
  12. la URSS vivió de la industria armamentística y del las invasiones a otros países. No veo mucha diferencia con lo que ha hecho el capitalismo más despiadado. Personalmente no soy muy creyente de ninguno de los dos sistemas. Podrías hacer un post lo malo y lo bueno del nazismo en todo caso mejor que lo actual. Si tienes en cuenta el crecimiento que tuvo Alemania, el trabajo que genero y el bienestar para su pueblo. Eso si, a costa de lo mismo que hizo crecer a la URSS, la guerra e invasiones.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger