31 de mayo de 2012

Falsas bombas en Nueva York.

0
Publicado por



Nueva York ayer. Una señora americana abre su ventana, cosa extraña en un país en el que se inyecta el temor sobre los cuerpos humanos para que vivan en el miedo “externo” y teman hasta al aire que envuelve sus mentiras. Otea un paisaje que, ahora, luce con menos brillo, un brillo artificial, ese que entre todos les hemos ayudado a tener y descubre, en un árbol, una bolsa con logo. Se extraña. Y es extraño que se extrañe: los Estados Unidos es Logolandia y bolsilandia, también, porque son las bolsas hoy las que intentan ser llenadas con los restos, cada vez más escasos, que quedan en los contenedores y vertederos, para que los sin-hogar y los con-hogar que no llegan a fin de mes, la gran mayoría que no corretea Wall Street, lleven algo a las bocas que les esperan en su nada sweet home. Ellos y ellas, ataviados con sudaderas con capucha, que se colocan sobre la cabeza (para que nadie les reconozca) cuando cada día escarban como cuervos, condición a la que han sido obligados a llegar, no habrían reparado en la bolsa colgada de la rama del árbol: ellos no alcanzan mirar al cielo, allí no hay nada para ellos, la esperanza ya no es una deidad ni un ave fénix que se les pondrá delante con aire de renacer, al estilo de Matrix. Ellos miran al suelo, porque sienten vergüenza de vivir y porque allí, a ras de tierra, es el único lugar en el que a los ricos se les ha podido caer una migaja de una migaja que recogerán, sin dudarlo, ellos, los ahora despojados de cualquier resto que les recuerde que son “personas” o, al menos, una vez lo fueron.

La señora que ha desayunado pancakes y donoughts observa la bolsa y, con tendencia ya instalada en su ADN americano, teme que la bolsa sea una prueba más de que el enemigo, “los de fuera”, los Al Qaeda y otros supuestos demonios, las sombras creadas por el Tío Sam, siguen ahí. Telefonea a la policía, que acude con calma de película de acción, de Arma Letal II. La bolsa es una lámpara que lleva, para colmo, el logo I love New York. No hay ataque terrorista. Al Qaeda no se ha subido al árbol que hay frente a Miss Whatever, a Miss Cualquiera.

En las proximidades al frustrado escenario del delito, del terror, hay otra bolsa. Las investigaciones sesudas lo confirman: se trata de bolsas-lámparas de un diseñador japonés, Takeshi Miyakawa, que pretendía, en un arranque estético increíble en estos tiempos malos, no solo para la lírica, iluminar, dar luz sobre la creciente y siempre presunta porquería de  la gran manzana. Quería homenajear la capacidad hospitalaria de la ciudad y, a la vez, unirse, con un guiño artístico, a la realización de un evento en la ciudad, la New York Design Week.

Arrestado, al estilo de los Hombres de Harrelson, como si fuese el terrorista mayor de los terroristas, es conducido a la comisaria, donde un abogado, que ya se ha comido su hamburguesa  doble de queso y su Coke 0, habla con un juez, con pinta de armario con antipolillas. Acusación inicial: “imprudencia temeraria” y acusado por la colocación de “bombas falsas o sustancias peligrosas”. Hoy está a la espera de juicio.

Esto no es ficción. NO es el argumento de un relato breve.

¿Os imagináis si hubiese que llevar a juicio a todos los  americanos, su limpio ejército, que han puesto y dejado, no falsas, sino verdaderas bombas y armas y han acabado con miles de personas más allá de la tierra del Tío Sam? Eso sí, todo se ha hecho y se hace fuera de la limpia tierra americana.

Quizás se me acuse, tras escribir esto, por la colocación de una bomba también falsa: ¿una bomba de palabras?

Artículo realizado por Pura María García.

Seguir Leyendo

28 de mayo de 2012

Frente a su caridad, la Justicia Social

3
Publicado por

Estamos asistiendo en estos momentos al debate sobre la exención de la Iglesia al pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Este impuesto, que afecta a toda persona o familia que tenga en propiedad un inmueble, tiene numerosas excepciones. Desde aristócratas que se escudan en la calificación singular de sus edificios, hasta organizaciones de todo tipo que alegan razones de facilitación democratica o de fomento de alguna actividad, en teoría, beneficiosa para la comunidad.

Está claro que, en momentos en los que se atacan, de manera atroz, pilares básicos como la sanidad o la educación con la excusa de una deuda que los causantes no explican de manera convincente, es nomal que una gran parte de la sociedad y las instituciones pongan sus ojos en otras formas de conseguir financiación. No es casual ni es la primera vez. Ya en el pasado se ha intentado sanear el estado de las arcas públicas obligando a la Iglesia a contribuir con las propiedades infrautilizadas. Es en 1798 cuando se produce el primer intento de desamortización eclesial.

Era de esperar que la curia católica y sus medios de propaganda, incluyendo los “santos” todólogos, pusieran el grito en el cielo y hablaran de persecución. Pero lo escandaloso es que el mayor propietario de inmuebles, después del mismo estado, no contribuya al financiamiento de lo público por medio de un impuesto que sí paga la mayoría de la población de un país en el que la propiedad de viviendas es sensiblemente superior al alquiler. Y es que no estamos hablando de centenares de inmuebles en manos de la corporación católica sino que la cifra supera los cien mil según estimaciones de organizaciones como Europa Laica a partir de datos de los ayuntamientos, ya que la propia Iglesia se niega a dar los números reales.


A esta propiedad de facto se une el fenomeno de la «inmatriculación», por el cual la institución católica pone a su nombre en el registro de la propiedad, locales, edificios o tierras que usa por cesión municipal, apropiandose de una manera corsaria de patrimonio que en ningún caso está claro le pertenezca.

Aún así, no quiero centrarme en esta apropiación indebida o bula para no contribuir al soporte del estado, sino en las ideas fuerza que los propagandistas católicos y de la derecha pepera lanzan en cualquier debate o columna y que calan entre la, cada vez más irreflexiva, opinión pública. Argumentos que llevan en su esencia la explicación de una sociedad añorada que, con pátina de modernidad, pretende imponerse en estos tiempos de poder neoliberal.

Sumado a la ya señalada manía de persecución por parte del "radicalismo" laico, el ideario que se repite en cualquier medio donde se defienden los privilegios de la Iglesia es el del papel que juega la ONG «Cáritas Diocesana». Organización que se encarga de realizar actividades en el entorno de la pobreza en base a aportaciones y subvenciones que paga el Estado con unos impuestos cuya contribución la Iglesia trata de escatimar.

Se llega incluso a acusar a cualquier otra organización o partido de dejar en la estacada a las personas abocadas a la pobreza y a afirmar que la última tabla de salvación la constituye Cáritas, amenazando así al estado con que el cese de esta labor costaría mucho dinero a las arcas públicas.

No es mi intención hacer una diatriba contra Cáritas, al contrario, creo que mayoritariamente realizan una gran labor de apoyo y asistencia en medio de la exclusión social y me consta que el nivel de corrupción es infinitamente menor que en la mayoría de las onegés.

Pero lo que quiero denunciar es el modelo social que subyace en el proyecto de la derecha, antes vinculada a la omnipresente Iglesia Católica, y que ejemplifica la caridad, concepto renovado tras el rearme moral de Reagan y sus herederos neocoms con el término de compasión.

                                      
La idea central de un sistema basado en la caridad o la compasión es la asunción y perpetuación de una sociedad donde los pobres y los ricos lo son por voluntad divina o propia: Dios te hace pobre o tú eres el responsable de tu pobreza. Este pensamiento encuentra su exacerbación en el calvinismo que entroniza el ser rico como una muestra de la elección que Dios hace de las personas a las que quiere favorecer y la pobreza como un estigma de una suerte de pecado social del que uno mismo es culpable.

En la derecha patria, vinculada a la curia como herencia del nacional-catolicismo franquista, la pobreza se entiende como una suerte de desastre natural que azota a una parte de la población y que debe ser paliada por aquellos que tienen, en
 un cínico ejercicio de desprendimiento voluntario de lo que sobra,.

De ahí el entronque entre la antigua caridad religiosa y las modernas tesis del capitalismo de compasión, adaptado al progresismo mundialista como la filantropía de los magnates “guais-progres". 

En todas las vertientes de esta moral, no se piensa en la raíz de la exclusión o la pobreza, ni en las causas que abocan a tantas familias al infierno de un cuarto mundo en medio del escaparate de la abundacia primer mundista.

La izquierda debe oponerse con energía a esta moral y a los proyectos políticos que representan, porque promueven y mantienen este asistencialismo que perpetúa un modelo de sociedad en que la injusticia es algo natural como lo puede ser la lluvia o el viento. Ese asistencialismo caritativo palía algo el sufrimiento, pero no acaba con él. Se ocupa de algunos síntomas, pero deja intacta la infección.

Nuestro proyecto social debe ser radicalmente diferente, no somos darwinistas en lo social ni creemos que la pobreza sea algo natural sino fruto de un injusto reparto. Frente a dejar la asistencia al albur del desprendimiento de los  que tienen de sobra, nosotros promovemos la Justicia social que permita a cualquier persona vivir con dignidad.

No puede haber cientos de miles de familias sin casa y casas vacías, hogares donde se come una sola vez en medio de la sociedad de los excedentes alimentarios, personas sin dinero para asistencia médica y miles de profesionales sanitarios en paro,... Es el modelo el que está enfermo, el artificial, el nocivo.


La Justicia social es el antagonismo de la caridad, la compasión o la filantropía y debe ser el andamiaje que construya un auténtico país soberano al servicio de sus ciudadanos. Donde la sanidad, la vivienda, la alimentación o la educación no dependan del capricho de voluntarios o adinerados que laven sus conciencias.

Frente al nuevo feudalismo financiero que nos quiere esclavos, nuestro proyecto es el de la Justicia.

Frente a su caridad, la Justicia Social.



Seguir Leyendo

27 de mayo de 2012

Las ciudades más listas del mundo. - Conversaciones con mis padres.

0
Publicado por


El otro día, tras asistir a la V edición de Ciudades Abiertas de Rivas Vaciamadrid, surgió de nuevo una conversación con mis padres.

¿Y qué es esto de las ciudades abiertas?

Son las llamadas ciudades inteligentes o Smart City, que de forma escueta podemos definir como aquellas ciudades dónde se potencian las tecnologías de la información (TICs), para hacer más eficientes los procesos que suceden en una ciudad. Pero son mucho más.

Actualmente, el rendimiento urbano no solo se mide por la dotación de la ciudad en cuanto a su infraestructura física (o capital físico), sino también, y cada vez más, de la disponibilidad y calidad de la comunicación del conocimiento y de su infraestructura social (capital intelectual o social). Por tanto, es un binomio intelectual y físico. Recordemos que para tener una buena media de notas hay que aprobar tanto educación física como mates o historia, y en las ciudades pasa algo parecido.
Para que una ciudad logre ese grado de inteligencia deben darse una serie de cosas importantes, entre las cuales las tecnologías de la información son claves para poder lograr los objetivos:

-       Debe existir una movilidad sostenible y eficiente. Esto se consigue, por ejemplo, con líneas de autobuses más eficientes (en menor tiempo llegar a más sitios), con sensores de tráfico que ayuden a regular la circulación, o con sistemas de alquiler público a través de puestos estratégicos electrónicos puestos por la ciudad. Por supuesto, se debe trabajar hacia una ciudad donde la dependencia al vehículo privado sea cada vez menor y otros medios menos contaminantes tomen el relevo.
-       Una forma de actuar cada vez más acorde con el planeta. El calentamiento global es una realidad inequívoca (IPCC) y hay que entender el contexto de la ciudad como el mayor foco de emisiones de carbono en el planeta. Es por esto que las ciudades que deben ser cada vez más inteligentes para lograr la misma calidad de vida sin merma ambiental. Es decir, lograr ciudades sostenibles, en el sentido más amplio de la palabra. Ejemplos claros son: rehabilitaciones energéticas, fomento de renovables, creación de espacios naturales interconectados, etc.
-       Es muy importante que las personas también sean inteligentes, no vale con tener las mejores tecnologías si no sabemos aprovecharlas. Para ello, el conocimiento debe fluir por todos los actores de la ciudad, con la creación de programas de sensibilización y concienciación, fomento de la diversidad de usos y heterogeneidad de espacios. Todo ello fomentará la creación y la innovación, ambas claves para el progreso y transición hacia la ciudad inteligente.
-       Miras abiertas por parte de toda la ciudadanía, las empresas, las instituciones y en general todos los actores implicados en los procesos urbanos. Deben ser ciudades abiertas a la innovación, al desarrollo, a las nuevas formas de producción, de comunicación y conocimiento. En definitiva, todos esos flujos de información deben ser interurbanos (conectados con el resto de ciudades del mundo) y urbanos (conectados con las distintas partes de la ciudad y con su ecotono o perímetro municipal).
-       Con una infraestructura en red que comunique con todos los espacios internos y externos, y que ayude a esos flujos mencionados anteriormente. Sistematizar el sistema, tanto el tejido administrativo como el de la ciudad, desde los semáforos hasta la iluminación de las escuelas, desde los paneles solares hasta las puertas y ventanas del ayuntamiento.
Hay muchas más características que explican bien lo que se pretende al intentar transitar hacia una ciudad inteligente, de hecho, cada día surgen nuevas ideas en redes sociales, en laboratorios, en departamentos de I+D, en universidades, en colegios, en conferencias, que hacen que  la ciudad nunca pueda perderse ni una clase y tenga que seguir estudiando si quiere ser de las primeras. Algunas ya están destacando, y tenemos ejemplos de empollonas como Ámsterdam, Qatar, o españolas, como Málaga o Rivas Vaciamadrid.
Yo de ser ciudad, estudiaría y mucho, para no ser el último de la clase.

Artículo realizado por Enrique Estrela.

Seguir Leyendo

25 de mayo de 2012

Impunistán.

0
Publicado por


En la última semana los ciudadanos de este país hemos asistido a dos acontecimientos judiciales que hacen dudar sobre ese 'sacrosanto' principio del Estado de Derecho que señala que todos los españoles somos iguales ante la ley.

Por un lado, la escandalosa decisión de la Fiscalía de archivar la causa por malversación de fondos contra el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar. A Dívar se le acusaba de haber derivado dinero de los más de 12.000 euros de fondos públicos para gastos efectuados en más de 20 viajes a Marbella entre los años 2008 y 2012. El reglamento del Consejo General del Poder Judicial no obliga a los magistrados a especificar los motivos concretos por los cuales realizan un desplazamiento, lo cual, tratándose de fondos públicos, ya presenta una importante falla.

Aún así la Fiscalía, que no ve indicios de delito en el comportamiento de Dívar, si considera que dicho comportamiento le suscita “algunas dudas”. Dichas dudas, no han hecho ni inmutarse al presidente del CGPJ, mientras que agrupaciones de magistrados como Jueces Para la Democracia ya han pedido su dimisión. El caso también suscitó una gran polémica en las redes sociales y despertó las iras de numerosos internautas.

Por si fuera poco, el banquero de banqueros español, Emilio Botín, presidente del Banco Santander, fue el primer amnistiado fiscal de la historia de la democracia Española, ya que la Fiscalía decidió también archivar la causa por Fraude Fiscal que acusaba a Botín y a cinco de sus hijos de no haber declarado 2.000 millones de euros y de tenerlos en cuentas en Suiza.

A la vista de estos ejemplos, y con el borrador filtrado a la prensa de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, la sensación de impunidad de las altas esferas del poder en España crece cada día en el seno de la opinión pública.

A la vez que estos 'prohombres' de la patria salen impunes, la nueva Ley prevé, por ejemplo, sanciones de hasta 30.000 euros por llevar la capucha puesta en una manifestación o por consumir sustancias estupefacientes (sin discriminar, al menos en el borrador, entre sustancias). Según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se trata de “medidas disuasorias” encaminadas a que España no se convierta en un refugio del 'gamberrismo' y las drogas. Por cierto, que el señor Fernández Díaz no ha dicho nada del proyecto de leyes adhoc para atraer la construcción de Eurovegas, lugar atrayente de sanísimas costumbres como la ludopatía, la prostitución o, simple y llanamente, el crimen organizado.

Son sólo unos ejemplos que nos deja esta semana, pero, por desgracia, debemos esperar muchos más. La España del paro, la corrupción y la recesión se redondea con la España de la impunidad y la represión. 'Españistán' también es 'Impunistán'.

 Artículo realizado por Raúl García Hémonnet.

Seguir Leyendo

23 de mayo de 2012

Bacardí y la división de poderes.

0
Publicado por

Uno de los paradigmas que suele vendernos el “Cuarto poder” -como suele denominarse en el capitalismo a la influencia de los grandes medios de comunicación- es precisamente el del funcionamiento en los países industrializados de la llamada división de poderes entre el llamado ejecutivo, legislativo y judicial.
Lo ocurrido el pasado 14 de mayo con la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos -poder judicial- de denegar a la compañía cubana Cubaexport la posibilidad de defender su derecho de renovar el registro de la marca de ron Havana Club, ante la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos (USPTO) es una muestra de cómo -con métodos mafiosos- una poderosa empresa puede imponer su voluntad concertando decisiones de los famosos tres poderes a su favor, en contra del interés nacional y el derecho internacional.
Como resultado del cabildeo de legisladores de la ultraderecha de Miami, financiados por la empresa Bacardí, principal beneficiaria de la decisión de la Corte Suprema, a fines de 1998, el Congeso de los Estados Unido aprobó en la sección 211 de la Ley Ómnibus de ese año prohibir el reconocimiento y renovación de marcas asociadas a propiedades nacionalizadas por el Gobierno cubano. Esta ley exige una licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro para renovar marcas cubanas en ese país, algo que en el caso de Havana Club ocurrió desde 1976 hasta 2006 pero que -como declaró la OFAC ante la Corte Suprema- dejó de aprobar porque el Departamento de Estado -parte del poder ejecutivo- le ordenó no hacerlo con el argumento de que no se correspondería con la política de EE.UU. hacia Cuba.
En términos de derecho internacional, el Panel de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC)  falló contra los Estados Unidos y reclamó la eliminación de la sección 211 que consideró  ilegal. En cuanto al interés nacional norteamericano la decisión estadounidense pone en riesgo el reconocimiento de más de cinco mil marcas y patentes norteamericanas en Cuba con “consecuencias negativas que pudieran derivarse de este hecho para la protección recíproca de la Propiedad Industrial”, según declaró la cancillería cubana.
Bacardí ha sido señalada por las estrechas relaciones de sus ejecutivos y accionistas con la ultraderechista y terrorista Fundación Nacional Cubanoamericana (FNCA) que maneja la agenda y prioridades de los legisladores cubanoamericanos en el Congreso norteamericano. En la sede de la FNCA realizó Barack Obama su principal pronunciamiento sobre la política hacia Cuba durante su campaña electoral.
El libro del periodista colombiano Hernando Calvo Ospina Bacardí: la guerra ocultadocumenta los lazos de Bacardí con la FNCA, la CIA y el terrorismo en Cuba, Nicaragua y Angola y un documental basado en ese libro, realizado por cineastas alemanes, ganó el tercer premio en un importante Festival en New York. Otro libro de Calvo Ospina, titulado¿Disidentes o mercenarios?  entrevista a varios dirigentes de la FNCA y establece sus vínculos con el terrorismo y la política norteamericana hacia Cuba.
El testimonio de Calvo Ospina -quien es colaborador de prestigiosas publicaciones como Le Monde Diplomatique- ante la prensa norteamericana o la referencias a sus investigaciones pudieran haber sido útiles para que el público estadounidense se enterara de cómo funciona en su país la división de poderes. Pero esa información no sólo es ocultada, sino que en otra decisión ejecutiva, violatoria del derecho internacional, el pasado 6 de mayo al autor de esas investigaciones sobre la FNCA y Bacardí se le impidió por un funcionario diplomático de Estados Unidos abordar un vuelo con destino a Cuba de la empresa española Air Europa en el aeropuerto de Madrid, bajo el insólito pretexto de que el avión sobrevolaría por unos minutos territorio norteamericano.
¿Temería el gobierno estadounidense que al periodista colombiano se le cayera uno de sus libros sobre el suelo de EE.UU. en vísperas de la decisión de la Corte Suprema? No lo creo, pero lo cierto es que hay una corrupta maquinaria de violencia, poder político, dinero y control mediático, cuyo poder llega hasta la sacrosanta Corte Suprema de los Estados Unidos de América, el Congreso deese país y el Departamento de Estado. Y aunque el llamado Cuarto poder no se entere,  es la expresión del funcionamiento de una mafia que, moviendo dinero e influencias mediáticas y políticas, impone decisiones ejecutivas, legislativas y judiciales a la sociedad que se vanagloria de su división de poderes.
Artículo realizado por Iroel Sánchez.

Seguir Leyendo

21 de mayo de 2012

Defender TELE-K.

0
Publicado por


Y sigue la ofensiva. Enseñoreados y empoderados por sus resultados en las urnas, se lanzan como hienas a acabar con las conquistas sociales. Van a por todas. Ni la sanidad, ni la educación, ni la asistencia a los pobres, ni el derecho a la vivienda,... todo es susceptible de ser quemado en la hoguera financiera de la que se alimenta la banca usurera.
Tienen un plan y un esquema de aplicación. Imaginan un futuro y construyen un porvenir, en el que sus negocios y los de sus amigos no tengan restricciones.
Desde la gestión pública, desde el poder legislativo, se arman los corsés que dejan fuera del alcance de la justicia sus actividades. Es la perversión del Estado regulador, es la inversión del Estado desde el propio Estado.
Dentro de la izquierda real, la que quiere de verdad transformar este estado de cosas, se viene haciendo una reflexión colectiva sobre el absoluto déficit, este sí social, que se aprecia en la posibilidad de comunicar o transmitir nuestros mensajes a la población.
De una incapacidad de facto, de partidos, organizaciones y sindicatos para conseguir mantener, aunque sea un solo medio con incidencia real, nos vemos abocados a transitar por la orilla de la marginalidad que convierte nuestros gritos en un clamar en el desierto.
No solo no llegamos sino que nos limitamos a retroalimentar a la parroquia de los convencidos, que en una actitud militante se obligan a consumir nuestras producciones.
Y la verdad es que no hay color. No podemos acceder al dinero para conseguir y mantener los caros equipos de producción periodística, sea esta escrita, radial o audiovisual, ni siquiera para pagar a una pequeña plantilla de verdaderos profesionales. Resultado: frente a productos de buena manufactura técnica y que enganchan, solo podemos enfrentar la voluntariedad precaria que a pesar de la dedicación desinteresada suele dar como resultado algo poco atrayente. Esto, sumado a la dificultad en la amplificación, nos trae de vuelta a ese desierto donde gritar. Donde nadie nos escuchará.
Una de las experiencias casi únicas que estaban cambiando algo este negro panorama era la Televisión de Vallecas, Tele K. 14 años bregando en ese costoso y difícil mundo audiovisual para llevar una experiencia política comunitaria de izquierda, apegada sin artificios a la población de uno de los barrios combativos de la capital.
No solo ha sabido mantenerse contra viento y marea consistorial sino que aprendió a redimensionarse accediendo a una de las pocas licencias de la TDT en manos del espectro popular, Además de desarrollar una labor docente como escuela formación de técnicos audiovisuales que aseguraba savia nueva para un proyecto de futuro.
El Otro País, El kallejón del corto, Agenda Oculta, La cámara lúcida, Vallekas nuestro,... son solo una pequeña muestra de los 18 programas que componen una parrilla entre las que destaca, con letras mayúsculas, la Tuerka CMI, programa de debate que con una marcada personalidad, una vinculación al panorama del HipHop político y la presencia de unos contertulios de todo el espectro político (un diez a su equipo de producción) ha traspasado las barreras de este barrio obrero, para ser vista, a través de las redes sociales, por miles de personas. 
Gente ávida de programas dotados de debate ideológico variado y con personalidades de altura, y La Tuerka consigue hacer palidecer a las escuadras de tontulianos o todólogos de mediocridad pesebrista que pueblan todos los platós políticos de los medios de masas.
Puede que sea por miedo al crecimiento o porque se sienten vencedores y no quieren heridos ni prisioneros, pero el hecho es que la Comunidad de Madrid y en lo que parece una orden directa de la Fhürercita de la Puerta del Sol, se apresta a cerrar TeleK y la televisión hermana Canal33, en base a unos subterfugios que tratan de saltarse a la torera la legalidad dada por la Ley de las Telecomunicaciones[1], yendo contra la comunidad de propietarios del edificio y no contra las propias televisiones, legales a todos los efectos.
Es curioso asistir al silencio cómplice de los medios o asociaciones de prensa que levantan sus voces cuando algún oligopolio mediático es llamado al orden por un gobierno o corte de justicia debido a sus iniciativas golpistas o conspiratorias. Griterío que emana más de la defensa de intereses o privilegios que de la defensa de una verdadera libertad de información.
Que lo hagan los que mantienen una tesis única al servicio del capital y sus negocios no nos debe sorprender, pero que la izquierda en toda su extensión no acuda a defender este baluarte de difusión, que bien puede suponer un cimiento sobre el que lanzar nuevas experiencias comunicativas, es un suicidio.
Hoy más que nunca, personas y organizaciones debemos sentir y defender como nuestra la televisión de Vallecas, TELE-K


[1] Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones.
Artículo realizado por Javier Couso.

Seguir Leyendo

18 de mayo de 2012

¿Quién le tiene miedo al pueblo?

0
Publicado por


El presidente norteamericano William Clinton puso en vigor durante su mandato la llamada estrategia “pueblo a pueblo” hacia Cuba, consistente en mantener el bloqueo económico intacto y  permitir  los viajes y el envío de remesas a la Isla sin restricciones para los cubanoamericanos, así como los intercambios con objetivos culturales o académicos de ciudadanos norteamericanos organizados por instituciones con licencia del Departamento del Tesoro. En el año 2003, el mandatario George W. Bush dio marcha atrás a esta flexibilización, prohibiendo ambas cosas en respuesta a los reclamos de la ultraderecha cubanoamericana.
El presidente Barack Obama restableció en 2009 las decisiones de Clinton con respecto a los cubanoamericanos y en 2011 autorizó las licencias  para viajes de académicos, de periodistas, instituciones religiosas, grupos culturales, y otras organizaciones que puedan tener un fin distinto al turismo para su visita,  con el declarado objetivo de que éstos intercambios contribuirían a la política de “cambio de régimen” que el gobierno de Estados Unidos tiene hacia la Isla. Los viajeros -excepto aquellos con familiares cubanos – están sujetos a límites de gasto diario y tienen prohibido regresar con  souvenirs o bienes para el hogar desde Cuba.
Y con el crecimiento del flujo de personas procedente de Estados Unidos ya deberían estarse viendo los primeros resultados en el viaje de Cuba hacia el futuro luminoso diseñado para ella por los estrategas del capitalismo made in USA. Pero no, pareciera que los preocupados por el “pueblo a pueblo” no están en el gobierno cubano sino en Washington y Miami.
En una reveladora sinergia, el ataque terrorista contra una agencia que opera vuelos a Cuba el pasado 27 de abril, del que aún las autoridades norteamericanas no tienen un sospechoso, ha sido acompañado apenas una semana después por el anuncio del Departamento del Tesoro de nuevas restricciones para los viajes “pueblo a pueblo”. Las medidas promulgadas incluyen el envío de un acompañante del operador de la licencia con funciones de policía ideológico en cada grupo que viaje a la Isla y la vigilancia para evitar  contactos con representantes del gobierno cubano, con multas de hasta 65 000 dólares para quienes se salgan del programa aprobado por las autoridades norteamericanas. Sin embargo, las autoridades cubanas -consideradas antidemocráticas por EE.UU.- no han manifestado su intención de implementar acciones recíprocas para los ciudadanos de la Isla que conspiran con funcionarios norteamericanos, multándolos con parte de los dólares que reciben del gobierno estadounidense.
Bajo las restricciones impuestas es difícil que los visitantes norteamericanos puedan brindar lecciones de democracia a los cubanos pero el senador Marco Rubio, uno de los representantes de la mafia terrorista cubanoamericana en el Congreso, que ha estado presionando por las restricciones, al conocer las nuevas medidas reiteró sus preocupaciones sobre el tema, “porque es difícil de manejar y evitar los abusos”.
Ante tal reacción, es obvio que la percepción de algunos es que el intercambio con los cubanos pudiera propiciar un “cambio de régimen” en Estados Unidos, o al menos influir en la modificación de su política hacia la Isla. Si con tan limitado contacto “pueblo a pueblo” ya han comenzado con restricciones y con bombas a querer dar marcha atrás a las pocas posibilidades que se han abierto entre ambos países, es hora preguntarse dónde están los que le tienen miedo a la libertad y a los pueblos de Cuba y Estados Unidos.


Artículo realizado por Iroel Sánchez, colaborador de Hablando República en Cuba.

Seguir Leyendo

17 de mayo de 2012

Ofertas en el supermercado de las ideologías.

0
Publicado por

El mundo se ha convertido en un absurdo supermercado de ideologías, por el que “los amos” no permiten circular las ideas con vocación de solución, sino las ideas que “programan” o que “garantizan” la perdurabilidad de la ideología imperante, de las anti-ideas que, poco a poco, esta sociedad/suciedad se ha ido encargando de insertar en nuestra (de)mente.

No interesan las ideas que pretenden atenuar la crisis. No son rentables. Y no lo son porque nos darían un respiro, nos permitirían pensar, crecer, preguntarnos, tras dudar, si el camino por el que nos han llevado, como animales domesticados, con estrategias sutiles, es un camino, un falso atajo o, como nos demuestran cada día, un callejón sin salida.
Las ideas, sencillamente, intentan abortarse. La ideología, mal entendida, sin embargo, se muestra como NECESARIA e INSUSTITUIBLE, especialmente si, junto a este espejismo malévolo, nos ponen en el cuello la navaja invisible, pero cierta, del terror con el que “los amos” nos atemorizan.
Queda muy lejos, DEMASIADO, el concepto maravilloso y esencial que José Martí tenía sobre las ideas, que no la ideología, y que Fidel Castro ha ido desgranando, mostrando a lo largo de décadas su capacidad de asociar actos y efectos, acciones y efectos, su lucidez y su comprensión del mundo al mirarlo con los ojos de quien no puede permitirse bajar la guardia porque sabe que, tras él, un pie gigante se empeña en pisotear a su pueblo y a las mínimas libertades.
Para Martí y Castro, existe una batalla eterna e incruenta, pero profundamente necesaria: la batalla de las ideas, sembrar ideas, argumentos, persuadir con la fuerza que estos suelen tener cuando son auténticos y verdaderos y crear conciencia sobre la posibilidad de producir – mediante la lucha, el compromiso y la mancomunidad de esfuerzos – un vuelco que permita a los sectores más esclarecidos comprender que sí es posible retomar el rumbo que conduce a mayores niveles de justicia, equidad y dignidad para las mayorías oprimidas.
Ideas, que no ideología como programación impuesta, abducción, anestesia aplicada por “los amos” del mundo, los gestores de este cutre supermercado de ideologías en que entramos y salimos, cada día, con cestas llenas de frustración.  Ideologías 2×1, las ideologías en oferta que hacen de Europa un escaparate de ráfagas en el que si una señora con complejos de emperatriz reina en su trono, la economía destruya la esperanza y el cinturón que ella misma ha curtido nos apriete la cintura cuándo y hasta donde ella quiera, bajo el argumento de su “ideología” o, como escriben los periodistas azules, “la ideología imperante”.
Ideología, ideologías, que no ideas, que tienen un precio de venta al público recomendado. Como muestra, una de las secciones del supermercado: la Comunidad Valenciana, o la mejor llamada Corrupcionidad Valenciana. En el escaparate de las ideologías del stand donde la corrupción es lo “asumido como normalidad”, se pueden comprar ideologías a muy distinto precio, desde los 90 euros para una ideología anual a los 20, según la opción política:
 
-comprar una ideología por un año con la etiqueta del PSPV, cuesta al visitante del supermercado 90 euros, que han de ser pagados en caja, en dos plazos y con domiciliación bancaria.
-la ideología de Iniciativa cuesta al comprador unos 80 euros anuales y la del Bloc 72 euros, cantidad que es un poco menor si se compra el bono para Esquerra Unida del País Valencià, unos 60 euros.
Pero, lo más curioso es que, si revisáramos bien el ticket de compra nos sorprenderíamos (¿o no?) al comprobar que la ideología más barata, la de oferta, la más asequible es la que compraríamos si quisiéramos ser afiliados del PP.
Ser del grupo que, más tarde o más temprano, se supone te devolverá “tu implicación” con algún regalito (un puesto en un organismo oficial, un mediocre pequeño cargo en ayuntamientos pequeños o bolsos, trajes o licencias para eventos fastuosos o edificaciones de torres calatravamente inconstruibles o etc.) es relativamente asequible para todos. Solo se necesita disponer de 20 euritos de nada (los amos del supermercado utilizan un eslogan nada original: “Por poco más de un euro al mes, serás de los nuestros”) y si, por suerte para ti, eres un jovenzuelo o jovenzuela, pues la oferta es todavía mejor: ser uno más de los de las Nuevas Generaciones te sale por 0,66 euros mensuales, unos 8 modestos euros…
Por si no lo sabíamos…
En el supermercado de las ideologías… ¡las ofertas duran todo el año!


Artículo realizado por Pura María García.

Seguir Leyendo

16 de mayo de 2012

Una prueba de que EE.UU. sigue en guerra contra Cuba

0
Publicado por

El 22 de abril de 1961 el presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, convocó al Consejo de Seguridad Nacional y le ordenó al asesor militar de la Casa Blanca, Maxwell Taylor, que realizara una autopsia del desastre que la CIA acaba de protagonizar en Cuba al fracasar en la invasión mercenaria intentada por Bahía de Cochinos que terminó convertida en la primera derrota del imperialismo en América.

Llamado a declarar ante la junta de investigación presidida por Taylor, el general Walter Bedell Smith, quien fuera director de la CIA entre 1950 y 1953, dijo: “Cuando se está en guerra, una guerra fría si se quiere, hay que disponer de una agencia amoral que pueda operar en secreto…”, aunque opinó que había llegado el momento de “coger el cubo de agua sucia y ponerle otra tapa encima” porque se había dado “mucha publicidad a la CIA”.

Cuenta el periodista Tim Weiner en su libro Legado de cenizas sobre la historia de la CIA que Lyman Kirpatrick, inspector general de la CIA, hizo su propia investigación sobre el fracaso de abril de 1961 y concluyó que los jefes de la Agencia no habían sido capaces de mantener informados a los dirigentes norteamericanos “de manera fiel y realista” sobre la operación.

Cincuenta y un años después de los informes de Taylor y Kirpatrick la Agencia considera que no debe divulgarse la verdad sobre todo lo ocurrido alrededor de Playa Girón. Ante el requerimiento presentado por el Proyecto de Documentación sobre Cuba de la organización National Security Archive (NSA) de que se desclasifique la información sobre la investigación interna que realizó la CIA luego de su fracaso en Playa Girón y que incluye una crítica a lo que escribió Lyman Kirpatrick, una jueza federal ha dado la razón a la Agencia Central de Inteligencia para no entregar la información con  el argumento de que tal acto “conllevaría el riesgo de la divulgación pública de información histórica imprecisa”.

El volumen que se mantiene clasificado recoge la investigación escrita en 1981 -veinte años después de los sucesos- por uno de los historiadores de la CIA sobre el tema, ante lo cual lo de la imprecisión resulta poco creíble. Sin embargo, la decisión de la jueza sí ofrece una confirmación histórica al demostrar que Estados Unidos, y en particular la CIA, siguen asumiendo la doctrina de la guerra fría contra Cuba.

Tapas para el “cubo de agua sucia” se han creado varias de 1961 a estas fechas. Desde organizaciones como la United States Agency for International Development (USAID) -surgida en noviembre de 1961- o la National Endownment for Democracy (NED) -creada por la Administración Reagan en la primera mitad de los años 80 del siglo pasado- pero la CIA no ha dejado de ocupar un papel central en las acciones encubiertas organizadas por el gobierno de Estados Unidos en todo el mundo, así lo prueban las cárceles secretas e ilegales que ha operado en varios países como parte de la llamada “guerra contra el terrorismo”.

En el caso de Cuba, aunque la USAID, la NED y otras entidades, juegan un papel muy importante en las operaciones que forman parte de la estrategia norteamericana de “cambio de régimen” en la Isla, la “agencia amoral” continúa  una guerra que, como acaba de demostrar con el empeño en guardar sus secretos, aún no ha cesado.


Artículo realizado por Iroel Sánchez, colaborador de Hablando República en Cuba.

Seguir Leyendo

14 de mayo de 2012

No va a escampar, solo el pueblo
salva al pueblo (Grecia y la esperanza)

0
Publicado por




Una de las mejores maneras de saber lo que piensan los que realmente mandan es leer, ver o escuchar a sus paniaguados todólogos en los medios de comunicación. Tertulianos y juntaletras que desde sus modernos púlpitos de adoctrinamiento se ocupan de trasladar el pensamiento de las élites a los sectores correspondientes en esa división sociólogica fragmentada que llaman pluralidad informativa.

Ilusión de una pluralidad que esconde la concentración en torno a muy pocas empresas.Transmisión del análisis de la realidad como quieren los dueños. Asunción por parte de los pasivos consumidores de las ideas del propietario. Relato en bares, parques o calles. Discusiones de dos o tres ideas. De dos facciones. Dialéctica de falsa diversidad. Pocos patrones y muchos repetidores.

Una forma de desbrozar esta enmarañada trama de ficción supuestamente plural, es la defensa conjunta, llevada a cabo por los medios de comunicación y por los dos grandes partidos, de lo que llaman temas de calado, escenificado de una manera cardinal en el asalto de la Constitución mancomunado por PSOE y PP para aprobar, sin consulta popular, una reforma que blindó el pago de la usura a la banca privada. Este ejemplo marca una pauta a aplicar en las cuestiones que cierran los consensos que las élites nos han impuesto: OTAN-Atlantismo, privatizaciones, desindustralización, … siempre defendidas desde las homilías de los templos informativos.

Recientemente hemos asistido a una misma sinfonía interpretada con diferentes variaciones de estilo, como marca la nebulosa falsamente diversa, sobre los resultados de las elecciones griegas.

Me ha sorprendido el nerviosismo y la preocupación compartida sobre el auge de fuerzas que cuestionan de manera tajante la Europa al servicio de la usura, concretamente sobre la coalición Syriza.

Con la tónica practicada en el antecedente francés de la subida del Front de Gauche, la primera idea-fuerza para inocular ha sido el mensaje de la equivalencia entre la izquierda real y la extrema derecha con la finalidad de contagiar la negativa percepción popular del fascismo a formaciones que son la negación absoluta del fascismo, que no deja de ser la versión extrema del sistema capitalista.

La segunda, y más repetida en esta primera fase, fue el uso reiterado de la alerta ante la subida de los extremos: Tanto la “extrema” izquierda como los neonazis son iguales y su finalidad es la de destruir la sociedad en la que vivimos. La tranquilidad reside en el centro moderado escenificado en el lado progre o carca del bipartidismo. Ten miedo y repélelos.

Pero la sociedad está empezando a identificar la alternancia como un mero trámite que, con diferente intensidad o pequeñas diferencias, aplica un mismo programa al dictado de poderes supranacionales atacando directamente las condiciones de vida de la mayoría de la población.

Es aquí cuando se entra en una segunda fase que intenta desacreditar los programas de cambio apelando a un supuesto realismo frente a la utopía, una defensa cerrada de la inmovilidad frente a la posibilidad de tomar otro camino. La crisis, las privatizaciones, la venta de la sanidad, los despidos, el desempleo brutal, los salarios mermados, ... son fenómenos inmutables como lo son las catástrofes naturales. Nuestra única salida es resguardarnos y esperar a que escampe.

A pesar de la percepción creciente de que los culpables de la estafa son los mismos que aplican más estafa como supuesta medicina, los catequistas del sistema, desde sus bien pagados espacios, siguen insistiendo en que no debemos abandonarnos en manos de gente que vive fuera de la realidad y que pretenden tapar el sol con un dedo. Su discurso es la defensa a ultranza del realismo, aunque ese supuesto realismo sea la perpetuación de una cuesta abajo y sin frenos que termina en un abismo.

El problema es que en Grecia se ha producido una debacle de los partidos tradicionales con caída libre del bipartidismo que ha imposibilitado la formación de un gobierno estable que mantenga la estafa, lo que hace necesario la convocatoria de unas nuevas elecciones. Comicios donde, a pesar de toda la presión mediática y los intentos de desacreditar, la izquierda real que abandera la ruptura con las condiciones leoninas de la Troika y el FMI, encabeza todas las encuestas.



Que están absolutamente preocupados lo escenificaba claramente la noticia que hablaba de una supuesta encuesta donde los griegos manifestaban su mayoritario deseo de permanecer en el euro y en la UE. Curiosa contraposición entre el resultado de las urnas y una encuesta. Cuando todo le falla al poder comprobamos su apego por la democracia ¿Elecciones para que? Si ya tenemos Think Tanks y encuestas.

Como si se tratase de la puesta en escena de un guión perfectamente estudiado, en Europa se repite lo que sucedió en América Latina: doctrina del shock, recetas del FMI, empobrecimiento, tensión, contestación y la consolidación de fuerzas que cambian la dirección, que dicen NO, que se dotan de nuevas constituciones y revierten la deriva neoliberal. Y frente a esto, el mismo esquema: meter miedo, desacreditar, injerir, desestabilizar, ataques especulativos, asonadas, golpes, … ¿Democracia? ¿Soberanía? Solo mientras convenga a sus negocios.

Syriza, Grecia, nos transmiten esperanza. De los nervios de los que crean los relatos del poder han de nacer nuestras sonrisas. El camino es largo y será difícil. Grecia, si se decide por el camino soberano, vivirá momentos duros y nos necesitará. Su gobierno deberá apoyarse en el pueblo, combinando la acción institucional con el refrendo activo de la calle. Es su única posibilidad de batir al FMI o a la OTAN. Que las alfombras de los ministerios no hagan olvidar la máxima de que solo el pueblo salva al pueblo.

El neofeudalismo financiero es como un gran trasatlántico que recorre muchas millas para frenar, del mismo modo, sus ataques necesitan meses e incluso años para que el daño se propague y sea percibido por una gran parte de la sociedad.

A veces, la ciudadanía se da cuenta y se levanta para, en las calles y en las urnas, conjugar un NO colectivo a usureros y propagandistas.

Tengo la confianza de que, más tarde o más temprano, ese viento liberador agitará nuestra querida piel de toro.





Seguir Leyendo

11 de mayo de 2012

¿Es eso lo que quieren para Cuba?

0
Publicado por

La rocambolesca ley para impedir contratos en el estado norteamericano de La Florida a empresas que hagan negocios en Cuba y Siria ya anunciaba la alianza. Ahora, un cable de la agencia EFE reporta desde Miami “un acuerdo de colaboración” entre el Consejo Nacional Sirio (CNS)  y la llamada Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC).

El CNS, demasiado parecido en nombre y actuación a su homólogo libio que promovió los bombardeos de la OTAN en el país norafricano, ha pedido la “intervención militar urgente” en Siria y controla el Ejército Sirio Libre, responsabilizado por observadores internacionales con la promoción de la violencia y actos terroristas en ese país.
La ARC, está integrada por lo más recalcitrante y violento de la ultraderecha cubanoamericana, como el Consejo por la Libertad de Cuba -que ha financiado las acciones del terrorista Luis Posada Carriles-, Alpha 66 -con largo historial de actos criminales violentos- y el “Movimiento Democracia”, ejecutor de incursiones provocadoras en las aguas territoriales cubanas a través de las llamadas “flotillas”, liderado por el también terrorista Ramón Saúl Sánchez.
A nombre de la ARC firmó el acuerdo Orlando Gutiérrez Boronat, del llamado Directorio Democrático Cubano (DDC), una de las organizaciones que trató de financiar provocaciones durante la pasada visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, organizó para ello un puesto de mando en Miami y envió emisarios con dinero y tecnología a la Isla.
El DDC ha sido señalado “como un engendro de la CIA” por diversos analistas. El periodista mexicano Carlos Fazio ha definido en el diario mexicano La Jornada a Gutiérrez Boronat como “un terrorista precoz del exilio miamense” y la Fundación Nacional Cubano Americana lo acusó en marzo del año 2008 de enviar a Cuba sólo el 4% de los millonarios fondos que recibe del gobierno norteamericano a través de la USAID para la subversión en la Isla.
Cuando se dice que la contrarrevolución cubana trabaja para reproducir en Cuba escenarios similares a los de Siria y Libia algunos piensan que se exagera pero la “colaboración” que acaba de darse a conocer por la agencia EFE -que funge de cronista social de los terroristas- no hace sino confirmar esas denuncias. Viendo las imágenes de muerte y destrucción,  resultado de las acciones del Ejército Sirio Libre, se puede apreciar lo que quieren  para Cuba los “demócratas” de Miami y sus servidores en la Isla.
Artículo realizado por Iroel Sánchez.

Seguir Leyendo

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger