6 de diciembre de 2012

La verdadera 'Marca América'

0
Publicado por


Estados Unidos se ha autodenominado la tierra de las oportunidades y la libertad (the land of the free), consiguiendo extender por todo el mundo esta imagen de país abierto, tolerante y justo que muchos aún mantienen a día de hoy en su mente. Sin embargo, tras los slogans y las estrellas de cine se oculta una realidad muy distinta a esta.


Se podrían escribir sagas mucho más extensas que el Señor de los Anillos de Tolkien probando que nada tiene que ver la cultura, la historia y la mentalidad estadounidense con su land of the free. Cierto es que este tipo de lema podía tener algún tipo de sentido en el momento de su fundación cuando, en comparación con las férreas leyes europeas y las monarquías absolutas, aquello era algo salvaje en donde el control sobre el individuo era escaso y las posibilidades inmensas.



Sin embargo, desde el siglo XVIII poco o nada ha evolucionado la mentalidad de sus habitantes, que se caracterizan por ser los más conservadores y reaccionarios del mundo occidental. Lo que no se puede negar es que su técnica y sus progresos en ciertas disciplinas son inalcanzables para casi ningún país del mundo. 
Una de estas disciplinas ultra-desarrolladas es la propaganda, el pan y el agua de la política y la cultura de los Estados Unidos de América. No hay nadie que haya utilizado mejor este arte que ellos. Veamos algunos de los hechos históricos en los que ha participado EEUU tal como se nos han presentado: han intervenido en las dos Guerras Mundiales para defender a la humanidad y sus derechos; han luchado contra el comunismo defendiendo la calidad de vida, el bienestar y, de nuevo, los derechos humanos en general; han creado un país en el que todos tienen la oportunidad de tener una vida digna y en el que todos pueden progresar y llegar a lo más alto; etc. En resumidas cuentas, todo aquello que América ha hecho lo ha hecho en pro de la humanidad y de su propia población. Sin embargo, ¿puede esto no ser así exactamente?



Analicemos los ejemplos citados. En cuanto a las Guerras Mundiales, en la Primera tan solo intervino cuando vio seriamente en riesgo sus intereses comerciales, ya que el bloqueo por parte de los submarinos alemanes de Gran Bretaña impedía que los suministros llegasen, algo que en principio poco tiene que ver con la convicción de que Alemania fuese un país cruel y opresor contra el que hubiese que luchar. Respecto a la Segunda Guerra Mundial, cabe recordar que antes de ella, los "infalibles defensores de la libertad" estaban muy satisfechos con Hitler, pues se estaba enfrentando al comunismo, y solo cuando éste, junto con sus aliados japoneses, volvieron a poner en entredicho la hegemonía económica y los intereses territoriales de EEUU, hubo una reacción. Además de que parecieron no tener problemas con aquellos fascismos que no representaban una amenaza para sus intereses sino un aliado frente a la URSS, como se demostró con su respaldo a Franco a partir de los años 50.



Por otro lado, muchos de los defensores que se ha ganado este país y su capitalismo radical han sido gracias a que representaban una alternativa al comunismo, un modelo de vida menos miserable y más humano; pero, más allá de que cada uno acepte o no estas afirmaciones, lo que es innegable, es que EEUU y especialmente sus filiales europeas (Francia, Alemania, Reino Unido, España, etc.), que por la cercanía al bloque soviético eran las que más necesidad tenían de defenderse de él, tan pronto como ha desaparecido el comunismo, han iniciado la destrucción de aquello que hacía posible ese modo de vida: el Estado del Bienestar. Liberados de las ataduras de un modelo alternativo al que la población puede recurrir en caso de situaciones desesperadas, no hay necesidad para mantener cosas como la educación pública de calidad, la sanidad y las políticas de integración social en general. Parece por lo tanto que no es el bienestar de la población sino la hegemonía de su sistema económico lo que persiguen.



En lo que concierne a la vida digna y las oportunidades de que gozan los ciudadanos estadounidenses, cabe recordar que es una nación en el que la principal causa de bancarrota es enfermar, que tan solo aquellos con un nivel adquisitivo muy elevado o con grandísimos talentos pueden acceder a la universidad, que es el país desarrollado en el que más ha perdurado el segregacionismo racial (hasta los años 60), que actualmente un tercio de los estadounidenses son pobres (o casi), como indica American Free Press , y otros innumerables datos y hechos que demuestran que nada tiene de cierto que los Estados Unidos de América sean el país de las oportunidades.



Si todavía hay alguien que cree que la prioridad absoluta de EEUU es defender a sus ciudadanos quizá se lo replantee al saber que durante las décadas de 1950 y 1960, roció a su propia población con agentes químicos con el fin de comprobar su eficacia en una eventual guerra biológica, como parte fundamental de la Operación LAC (Large Area Coverage). 



Si queda alguna duda sobre si EEUU defiende los derechos humanos, se puede comentar un ejemplo muy representativo que dejará clara la contestación. Durante los años 50 gobernaba en Guatemala un gobierno democrático y respaldado popularmente liderado por Árbenz, quien decidió expropiar a aquellos que tuviesen tierras desaprovechadas para entregárselas a los campesinos, y así incentivar la productividad y la economía del país. Esto perjudicaba a United Fruit Company, una multinacional estadounidense. Como consecuencia, se entrenó a un grupo de paramilitares, se les introdujo en el país y se derrocó a Árbenz, estableciendo una dictadura que conllevó el exilio de numerosísimos habitantes y la muerte de más de medio millón de opositores (Chomsky, 1995: 24). A parte, se pueden dar otros datos que no encajan muy bien con un país que ahora defiende la "guerra contra el terror", como que el mayor grupo terrorista de la historia es el que Kennedy formó para luchar contra Cuba: el llamado Alpha 66.



¿Y qué se puede decir de la libertad en un país en el que los grandes acontecimientos se emiten con cinco minutos de retraso para poder borrar los escándalos (como el "inaceptable" beso en la boca entre Madonna y Britney Spears)? Este es un país en el que la publicación de libros cubanos está prohibida. Los medios de comunicación están entre los más manipulados del mundo y un ejemplo, como cuenta Noam Chomsky en Cómo nos venden la moto, lo podemos ver en mayo de 1986. Entonces, se publicaron los diarios de un preso cubano llamado Armando Valladares y los medios de comunicación dieron una amplísima cobertura al hecho, calificándolo como "el relato definitivo del inmenso sistema de prisión y tortura con que Castro castiga y elimina a la oposición política"; mientras que cuando ese mismo mes salió a la luz el relato de la tortura de Herbert Anaya (miembro del Grupo de Derechos Humanos del Salvador, del cual los líderes habían sido asesinados y se torturó a 430 de los restantes miembros) por parte de, entre otros, un alto mando del ejército americano, ningún medio de comunicación se hizo eco de la noticia.



Pero, en fin, creo que ya hay bastantes evidencias de que la verdadera 'Marca América' se compone de hipocresía, represión, violencia y mentiras; mentiras constantes, incesantes. Así que, como no pretende esto ser un libro sino un texto relativamente poco extenso, daremos por buenos y suficientes todos los ejemplos expuestos.



Espero que la próxima vez que alguien alabe la grandeza y generosidad de América hacia la humanidad, se tengan en cuenta estos hechos y, al menos, se cuestione si es tal.

Artículo realizado por Érik Monjas Polo - Sección de Libre Publicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger