1 de diciembre de 2012

Imágenes molestas

0
Publicado por


Como todos sabemos, en España hay imágenes que duelen. A unos le duelen unas, y a otros otras. A mi, me duelen las dictatoriales, y a los dictatoriales las imágenes de libertad. Mi artículo, lo basaré en dos ejemplos. Primero, ¿por qué le duele al ala fascista del PP (cada vez más amplia) las grabaciones de la reportera de la sexta? Empecemos:

            La reportera de la Sexta, Ana García, grababa en Sevilla una concentración contra los desahucios que, en cierto momento, derivó en una carga policial. Fue entonces cuando un policía le pide el DNI. La periodista se lo dio, siguió grabando y el policía se llevó su documentación. Poco después, un segundo policía volvió a requerirle el DNI y, como no pudo dárselo, la detuvo por desobediencia a la ley y le requisó la cámara con la grabación. El resultado es que, como no había otra cámara en ese lugar, aún hoy no sabemos como son las cargas policiales. No sabemos si algún día nos enteraremos, pero probablemente no.

            Evidentemente, esto a la derecha le molesta. Para la derecha esos dos policías nacionales lo único que hicieron fue su trabajo, mientras que la reportera se dedicaba a meter baza en la concentración, provocar al cuerpo de seguridad y provocar el escándalo entre los manifestantes. Evidentemente, esto es lo que saldrá en “el gato al agua” y otros programas del estilo, que por desgracia, la gente normal tiene que soportar en sus televisiones.

            Ahora, ¿qué me molesta a mí?

            Pues a mí me molesta, que salga un concejal del PP de Talavera la Nueva, llamado Jose Luis Fernández, con la bandera preconstitucional (la franquista), en el valle de los caídos. Dicen que en su facebook ha pedido disculpas, pero esto es como las disculpas del rey por irse a cazar a Botswana, inútiles e insuficientes. Tu pides disculpas por perder el pendiente de una amiga, por pasar entre un cúmulo de gente, por hacer ruido en el cine cuando comes palomitas y molestas al de al lado, etc, pero no por ir por ahí con la bandera franquista haciéndote fotos, y alabando lo maravillosa que es, o por ir de caza con todo pagado a Botswana, mientras el Estado al que representas (que esa es su función, única función) está en una de las crisis más duras por las que ha pasado a lo largo de su historia. Estas disculpas nos sobran a los españoles. Lo que se debería hacer con este señor, es echarle de su cargo de concejal, y que no vuelva a pisar el ayuntamiento ni tenga que ver nada con la política, porque en un estado “democrático”, no podemos introducir ideas dictatoriales, aunque ahora ya podemos demostrar que Franco sigue vivo en el Parlamento, aunque dividido en la mayoría de este.

Artículo realizado por Miguel Ortega.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger