29 de diciembre de 2012

Feliz Navidad

0
Publicado por



            En estos tiempos de felicidad y -ahora- austeridad navideños, siempre surge la pregunta de qué estará pasando en África, y aparecen miles de campañas contra la pobreza, contra la desnutrición, contra las enfermedades venereas... Y estoy convencido de que ese es uno de los problemas de esta sociedad. Queremos ser buenos los días previos al 6 de enero para que los Reyes sean generosos con nosotros. Si los Reyes Magos fueran justos, realmente no existiría la pobreza, y solo recibirían regalos los niños con menos posibilidades y las personas trabajadoras. Para los ricos de nacimiento (los que se lo han encontrado todo hecho) debería haber únicamente carbón, y del que no se come. ¿Pero cómo van a ser justos, con las tasas que ha puesto Gallardón?

            Por otro lado, el gordo de rojo este año no ha venido. Pobre papá Noel. Le pillaron en la frontera de España con Francia huyendo del PP y lo metieron en la cárcel. Todos sabemos que papá Noel es socialista, si no no se explica el porqué del color de su traje. Este sí era buen tío. Viajaba sin consumir gasolina y sin contaminar, repartiendo regalos por igual sin poner condiciones y reía de modo que al oírle, debías sonreír. Ahora está en la cárcel, donde se encontró con Alfon y con Carromero, pero al último ya lo soltaron por estar en las filas del PP. Hay que  mirar el lado positivo, ahora Alfon podrá recibir todo tipo de regalos de papa Noel, aunque no pueda comerse las uvas con su familia.

            También fuimos testigos del acto que todos esperábamos. De ese acto en el que todos dejamos de hacer lo que en ese momento nos ocupare para poner la 1. El discurso del rey. El rey dio un discurso ejemplar, propio de su pedigree. Un gran conocedor de la palabra y de la expresión. Vamos que si lo fue... Fue capaz de hablar de la situación actual española sin decir palabras como bankia, corrupción, ipads, recortes, etc. De todos modos, cada vez que veo (en diferido y por las noticias del día siguiente, claro) el discurso de este señor mi cabeza piensa que dice: “jaja, estoy viviendo a vuestra costa, mientras no tenéis para pagar la casa, ni el cole de los nenes ni las medicinas de la abuela”.

            Por último, ayer fue el día de los inocentes. Yo esperaba que saliera Rajoy y todo su equipo con una copa de champagne diciendo: ¡qué no, tontos, que todo era una inocentada! Que vamos a quitar la reforma laboral, no vamos a subir el IVA, no vamos a implantar las tasas en justicia, no vamos a reformar el Código Penal, no vamos a recortar en educación, sanidad ni servicios sociales, no vamos a mantener la Iglesia a costa de todos, vamos a quitar la ley de no hacer pagar impuestos a Eurovegas... Pero no fue así. De hecho, ellos son fruto de la mayor inocentada de la historia de España. Además, va para otros tres años, así que mira si va a durar la broma. Yo le hago eso a un amigo, y no me vuelve a hablar en la vida...

Artículo realizado por Miguel Ortega.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger