30 de noviembre de 2012

Ruptura

1
Publicado por



Hace pocos días el Gobierno volvió a llevarse un jarro de agua fría tras escuchar las previsiones de la OCDE para España. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, España verá caer su PIB en un 1,3 por ciento en 2012, caída que se agravará hasta el 1,4% en 2013 y, lo que es aún más sangrante, el paro subirá hasta el 25% antes de finalizar el año y se disparará hasta el 26,9% en 2013.

También la OCDE, que no tiene precisamente fama de ser nada parecido al Partido Bolchevique, ha señalado que, para cumplir los objetivos, el Gobierno no aplique más recortes en un contexto de recesión económica.

Aunque, como no podía ser de otra manera, la OCDE como organización capitalista que es, recomienda “mejorar la competitividad”, lo que normalmente significa reducir salarios, abaratar más el despido e inclinar aún más las relaciones laborales hacia el lado del capital, en detrimento del del trabajo.

Está demostrado que seguir con estas políticas neoliberales dirigidas desde los consejos de administración de los grandes bancos europeos con línea directa a sus representantes tanto en el Fondo Monetario Internacional como en la troika va a llevar a Europa a vivir las mayores cotas de desigualdad de su historia, sumiendo al continente en la mayor conflictividad social desde hace décadas.

Para darle la vuelta a la tortilla y poner la política y la economía al servicio de las clases mayoritarias es necesario sacar la cabeza de debajo de nuestras alas y aprender de las experiencias rupturistas de América Latina.

Rupturistas, sí, porque en países como Venezuela y Ecuador, por poner dos ejemplos, se decidió acabar con los dictados del Fondo Monetario Internacional, se decidió auditar la deuda y nacionalizar los sectores estratégicos de la economía, además se puso la economía al servicio de los ciudadanos, por cierto, que la CEPAL, una organización no precisamente conocida por sus postulados anticapitalistas, ha previsto un crecimiento del 4,5 por ciento de Ecuador para 2012.

El gasto social pasó por delante de los fondos destinados al pago de la deuda, justo a la inversa de lo que nuestros dos partidos mayoritarios hicieron en verano de 2011, blindar la constitución para someterla a la dictadura de la deuda.

Solo la superación del capitalismo hará recuperar el papel que le corresponde al mundo del trabajo. La socialdemocracia sigue pensando que el capitalisno se puede domesticar, experiencias como los gobiernos de Zapatero, Papandreu y ahora Hollande, demuestran, una vez más que se equivocan y que, persistiendo en su error, aumentan la agonía de los trabajadores.

La única solución es la ruptura y la profundización del protagonismo de las clases trabajadoras en la toma de decisiones, construyendo, poco a poco, el camino hacia el socialismo.

Artículo realizado por Raúl García Hémonnet

1 comentario:

  1. Buen artículo y apoyando esa propuesta de ruptura, vean quién es en realidad quien nos da las recetas de austeridad http://bit.ly/Vir3GP

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger