1 de noviembre de 2012

La política y los politicos

0
Publicado por


La confianza en la política y en sus ejercientes (cabe hacer una distinción entre políticos capitalistas y políticos que creen en el cambio) desde hace ya bastante tiempo se ha ido minando poco a poco, debido a diferentes hechos ya sea la manifestación de su ineptitud por parte de algunos políticos o principalmente por el énfasis de la opinión pública (concentrado en la caverna mediática derechona) por desprestigiar la política e intentar darle empuje a partidos de ex presidiarios banqueros y otros entes que no son "ni de izquierdas ni de derechas". Para tratar lo que quiero hablar a continuación debemos tener algún que otro concepto aclarado.


Primeramente, ¿qué es la política?, esta pregunta es muy simple, parece fácil pero poca gente sabe contestarla, retrocediendo al giro antropológico de Atenas, la política sería la ciencia que estudia la organización de la sociedad, o de una forma más poética, es el arte de la organización del sistema social, la política es la participación de los ciudadanos en la vida pública, a lo largo de la historia ha cambiado su significado, su forma de ejercer pero el objetivo es siempre el mismo. Como decía Gramsci, es una actividad científica que implica un esfuerzo y una capacidad de desarrollo de hipótesis y que, a diferencia de la ciencia convencional, el político no puede equivocarse en sus hipótesis condenaría a los demás a la miseria, la pobreza, muerte, hambruna...

Ya sabemos qué es la política, sabemos que la puede ejercer quien quiera, sabemos que necesita de un gran esfuerzo llevarla a cabo, pero, hay algo más, Gramsci también hablaba de la fuerza moral, una fuerza que guía la actividad en la vida política en la que se halla la simpatía hacia el ser humano, algo tan esencial, básico, importante, indispensable que era y es ensombrecido por el diletantismo, que como podemos deducir es la ausencia de sensibilidad, de simpatía humana.

La gran parte de los políticos capitalistas, sí, capitalistas, ¿o esperabais que todos fueran iguales?, los políticos capitalistas son apáticos, no se guían por una fuerza moral, solo por el dinero, prestigio y reconocimiento de los demás, no sienten lo que el ciudadano cuando se sacrifica trabajando, no sienten el dolor de una familia desahuciada, no sienten el dolor que provoca una bomba creada por su fábrica de armas...como dijo Charles Chaplin en su interpretación de el Gran Dictador:

"No os entreguéis a esos individuos inhumanos, hombres máquinas, con cerebros y corazones de máquinas"

Se entiende que el propio político capitalista se gane el título de inepto.

Respecto a los medios de comunicación, componentes de la opinión pública, queda claro que son propiedad de la clase dominante y esto no favorece la libertad de pensamiento ya que la mayoría de los contenidos de los periódicos tienen las mismas opiniones y para llevar a cabo un buen razonamiento y hacer una síntesis de algún tema, debes tener varios puntos de vista, no todos iguales, así, por ejemplo en todos los periódicos y telediarios nos muestran la famosa e inexistente "clase política" lo normal es que tarde o temprano lo acabemos asimilando y acabemos perdiendo la conciencia de que solo existen 2 clases, la obrera y la capitalista.

Extrayendo una conclusión, creo que la política debería dejar de ser una profesión, hay que cambiar de chip y comprender que todos podemos ejercer la política y que otro tipo de democracia es posible y que es hora de cambiar de sistema, pero ojo, cuando digo que la política debe dejar de ser una profesión no estoy poniéndome de parte de la señora Cospedal, me estoy refiriendo a que quien quiera ejercer la política lo haga desde el impulso de esa fuerza moral que decía Gramsci (entendiendo el gasto monetario que conlleve el hecho de que esta persona tenga que por ejemplo desplazarse para acudir al parlamento) y no por los fajos de billetes o por el puesto en Eurovegas que tendrán cuando salgan.



Artículo realizado por Juan Peña - Sección de Libre Publicación.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger