28 de octubre de 2012

Un tema candente.- Conversaciones con mis padres

0
Publicado por



El otro día, tomando una cerveza en una terraza de Madrid con mis padres volvió a surgir una conversación interesante. Esta vez nos pusimos a hablar sobre los incendios en verano, un tema candente, chispeante y en el que si se indaga un poco, huele incluso a chamusquina.

Según datos del MAGRAMA, la superficie quemada total es de 198.447 hectáreas en este año siendo ya el peor del decenio y uno de los peores de los últimos 20 años. Como no era de extrañar, han sido afectados multitud de espacios protegidos ( Parque Nacional de Garajonay, Parque Nacional de Cabañeros, Parque Natural del Alto Tajo, Sierra de Gredos, Parque Nacional Doñana, etc) y han fallecido 8 personas. Los daños económicos causados a los agricultores, ganaderos y habitantes de las zonas afectadas se cuentan en millones de euros, por tanto, nos enfrentamos ante un problema social, ambiental y económico.

Para entender un poco mejor esto, si indagamos sobre las causas vemos que en España el 78% de los incendios son por causas antrópicas, un 16% son desconocidas y un 4% debido a los rayos. Ante este panorama en el que más de tres cuartas partes de los bosques que se queman son por causas humanas, debemos reflexionar sobre si se están haciendo bien las cosas y si existen soluciones al respecto. Según Ecologistas en Acción esto demuestra la escasa conciencia de la población sobre el valor económico, social y ecológico de los montes y la importancia de su conservación.

Para entender un poco mejor el problema, es interesante desgranar qué actividades humanas son las causantes de estos incendios: la mayoría proceden de actividades agrícolas, es decir, quema de pastos y campos de cultivo superando más de la mitad del total. Otros motivos interesantes son: incendios por pirómanos y alteraciones patológicas que no llegan al 8%, caza (2,3%) y fumadores (2,6%).

Para batir al enemigo, conócele primero.

La solución al problema de los incendios pasa por estudiar muy bien las causas más directas. Juan López de Uralde, ex presidente de Greepeace España y actual portavoz de EQUO, comenta tres fundamentales:

El cambio climático:
Cada verano son más los días en que la fatídica regla de los 40 se cumplen. Es un síntoma más de que algo está cambiando en nuestro clima.
Abandono rural:
(…) que hace que nuestros montes cada vez estén menos trabajados, y por tanto sean más vulnerables al fuego. La falta de actividad en muchos montes, hacen que el combustible esté listo para prender.
Recortes en prevención:
(…) los recortes generalizados a las políticas ambientales, y más concretamente a la prevención y la lucha contra los incendios forestales. Esos recortes pueden parecer inocuos a quien no está familiarizado. Pero los incendios en Valencia sin ir más lejos ponen de manifiesto cómo la prevención es la mejor inversión.
Las soluciones pasan por tanto por una conjugación de factores sociales, culturales, económicos y ambientales que deben trabajar políticas de prevención, concienciación y sensibilización para hacer entender que, como bien dice Uralde: los incendios se apagan en invierno.

Fuentes:
Foto: AP

Artículo realizado por Enrique Estrela.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger