6 de octubre de 2012

Casinos, corrupción y derecha, una larga relación.Sábados de la Historia

0
Publicado por

Casinos, corrupción y derecha, una larga relación

La relación entre casinos corrupción y la derecha española no es reciente, viene por el contrario de lejos, allá por el año 1935. Prometo que los nombres indicados son reales y cuando digo Strauss no me estoy refiriendo a Sheldon Adelson ni cuando digo Alejandro Lerroux me refiero a Esperanza Aguirre, pero ustedes que son muy mal pensados pueden hacer la relación de nombres y quién sabe si aciertan más de lo que sería deseable.

No cabe duda que los juegos de azar, aunque legales, siguen llevando en sí una relación muy ligada con la mafia, los sobornos, el blanqueo de dinero y un turbio ambiente que envuelve a todos estos asuntos. Vamos a conocer los acontecimientos que tuvieron lugar durante los año 1934 y 1935 cuando al igual que hoy la derecha quiso sacar partido con los casinos y una ruleta a costa de los ciudadanos. Los hechos ocurrieron así:

La ruleta de Strauss 

Los juego de azar, especialmente las ruletas, estaban prohibidos en la República al igual que en un gran número de países de toda Europa. Pero sí funcionaban,bajo mucho control, una especie de pseudorruletas que, a pesar de ser difícil conseguir los permisos necesarios, sí tenían la posibilidad de ser instaladas en hoteles, casinos y demás club sociales. Dos empresarios de nombre Daniel Strauss y Perel y la esposa del primero Lowann, (La denominación Estraperlo viene de extraer las 3 primeras letras de los dos socios Stra y Per y las dos de la esposa Lo -Straperlo-), se encontraban comercializando una de estas pseudorruletas por toda Europa, sin ningún éxito. En Holanda por ejemplo fue instalada y posteriormente prohibida, tras ese revés, los socios decidieron probar suerte en España. En ese momento el presidente de la República era Alejandro Lerroux, del Partido Radical (de derechas) que gobernaba junto con la CEDA, partido del ultraderechista Gil Robles.

La intención de estos era tratar el asunto directamente con el Presidente Lerroux y para ello eligieron de intermediario a su hijo adoptivo Aurelio Lerroux. Con él empezaron las negociaciones en el mes de junio de 1934, para llevar a cabo la trama, se tuvo que involucrar a cargos públicos afines o miembros de los partidos de derechas en el gobierno. Pronto quedó todo arreglado y cada uno de los sobornados quedó satisfecho con la comisión que se iba a llevar. El Presidente Lerroux se llevaría un 25% de los beneficios siendo éste el mayor porcentaje, Joan Pich i Pon obtendría un 10%  y Aurelio Lerroux y Miguel Galante (periodista) un 5%. Para que el Ministro de Gobernación Rafael Salazar Alonso hiciera la vista gorda, Joan Pich i Pon le entregaría 100.000 pesetas, más 50.000 al subsecretario Eduardo Binzo, sumas que serían entregadas tras la obtención de los permisos correspondientes. Con estos sobornos la pseudorruleta quedaría instalada en Casino de San Sebastián y en el Hotel Formentor (Mallorca)

De la instalación de esta "ruleta" se hizo eco el periódico La Voz en estos términos: 

Cuando el Ministro de Gobernación se dio cuenta que el asunto podía ir a más decidió enviar al comisario de la Policía al casino para que se dejará de jugar. De esto quedó constancia en la prensa del día siguiente:

La ruleta apenas estuvo unas horas en funcionamiento. Pero fueron las suficientes para que los jugadores se percataran que en el momento de mayores apuestas la banca siempre ganaba. No resultó muy difícil averiguar el motivo de tanta suerte. La ruleta tenía un botón bajo la mesa que era controlado por el crupier de esta forma se aseguraban unos grandes ingresos, para el casino y unas altas comisiones para los cargos involucradas en la trama.

Una vez clausurada la pseudorruleta el asunto quedó en un segundo plano para la prensa y la trama se quedó sin los soñados dividendos.

Saltó el escándalo

Pero el Sr. Strauss decidió que tenía que ser indemnizado por los miembros de la trama por su instalación de la ruleta y la posterior retirada. Pero los sobornados Lerroux y compañía, no tuvieron en cuenta sus pretensiones y le dieron la espalda. Es en ese momento 5 de septiembre de 1935 un años despues de los hechos relatados en San Sebastián que, Daniel Strauss decide enviar una carta al Jefe de Estado Niceto Alcala Zamora con un dossier en el que contaba todos los detalles de la trama. La carta decía así:

S. E. Sr.  Alcalá Zamora, presidente de la República de España.
Madrid (España).
Muy señor mío: Adjunto le mando a usted copia de una documentación, pudiendo usted ver de qué
se trata. Me dirijo a usted, señor Presidente, como jefe del Gobierno español, para que usted tenga la bondad de ver que se me hagra
justicia. Durante mi estancia en
España fui, como usted lo verá por la documentación adjunta, engañado, al grado que estoy casi arruinado . Los personajes que intervinieron en este asunto, así como el Gobierno mismo, son responsables de este asunto tan escandaloso.
Yo quisiera evitar un escándalo muy grande, y por lo mismo le estimaré mucho tenga la bondad de ayudarme en este asunto , pues no se trata de negocios con personas particulares, sino con personajes del Gobierno español, así como con el Gobierno español mismo, como lo verá usted por la documentación
adjunta. Yo no soy español, y había pensado presentar todo este asunto al Juzgado y al Parlamento español; pero quisiera evitar todo esto, mientras no me diga usted si me puede ayudar o no.

Espero, señor Presidente, que tenga usted la bondad de tomar este asunto en sus manos, y tengo la seguridad que usted verá que se me haga justicia y se me devuelva, cuando menos, una parte de lo que me ha costado este asunto.
Agradeceré su pronta contestación, y anticipando mis gracias, queda de usted suyo afectisimo, seguro servidor, Daniel Strauss.
Junto a esta misiva acompañaba un dossier en el que contaba todos los contactos y sobornos que se habían llevado a cabo. El Jefe de Estado abrió una comisión de investigación en el parlamente en el mes de octubre y allí se pudo estudiar con minuciosidad el dossier presentado por Strauss.

El dossier fue publicado por la prensa que a estas alturas ya trataba este asunto con prioridad. En él se puede ver que estaba lleno de datos que involucraban a todos los que aceptaron el soborno.



En otro artículo del diario Época se hacía una descripción de la persona que maquinó toda esta trama.
El diario Época trataba así el escándalo el 26 de octubre de 1935

Caída del gobierno de derechas

Tras salir a la luz pública el escándalo, el gobierno de derechas tuvo que dimitir en bloque y con ello se ponía fin al denominado "bienio negro". El Jefe de Estado disolvió las Cortes y se celebraron elecciones en febrero de 1936. El escándalo del casino pasó factura a la derecha y el Frente Popular se hizo con la mayoría absoluta y con ello se podía retomar las leyes del primer gobierno que la derecha quiso anular. Comenzaba por segunda vez una legislatura reformista.

A partir de ese momento el nombre de la máquina o ruleta "Straperlo" fue adoptado para todos aquellos asuntos turbios y tuvo especial relevancia en el periodo de la postguerra en la que el estraperlo consistía en  el comercio de bienes sujetos a racionalización.

Artículo realizado por E.P.(@DefensaDeMadrid).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger