8 de septiembre de 2012

Yo hoy os pido…

0
Publicado por


El 21 de octubre de 2014, el hospital de Cuenca Virgen de la Luz cumplirá cincuenta años. Medio siglo como hospital público en Cuenca, por y para las personas. Mientras tanto, María Dolores de Cospedal, en el poder manchego desde el 22 de junio de 2011 (algo más de un año y dos meses), ya ha cerrado dos de sus plantas.

Lo que una ciudad consigue en años, un partido político acaba con ello en meses. ¿Cómo es esto posible? ¿De verdad queremos los conquenses que nos cierren dos plantas del hospital? ¿De verdad en la campaña electoral de esta señora aparecía que cerraría dos plantas por la herencia recibida y porque no tenían otra opción? Si yo llego a saber esto, no les voto. Dicho esto, viene lo mejor. Hay quien defiende estos argumentos. Entre ellos miembros de NNGG y del PP, y no afiliados a partidos pero de carácter muy conservador. No obstante… por muy partidista que se sea… ¿nos podemos permitir el lujo de que acaben con el único hospital de la ciudad?

Dicho esto, sí, hay personas que están férreamente a favor del desmantelamiento del hospital. Esta gente tiene los típicos argumentos del verano, tales como “El PSOE no nos deja otra opción, ellos son los culpables”, “A nadie le gustan estas decisiones, pero son necesarias” o “si esto se hubiera hecho antes no habría que hacerlo ahora”. Y en realidad… llevan razón… Si esto se hubiera hecho antes, y hubiéramos implantado un Estado burgués desde el principio, sin tener en cuenta al proletariado, donde estos no tuvieran derecho a sanidad (o a servicios públicos en general), ahora no protestarían por quitárselo, no saldrían a la calle a protestar por sus derechos, ni se concentrarían en plazas para vocear y luchar por un Estado de bienestar decente, seguirían siendo ovejas siguiendo a la manada y haciendo caso al lobo de turno. Y aunque las conciencias de los políticos sigan intactas, no iban a tener tantos dolores de cabeza al oír las voces de desesperación de personas que ven derrumbarse su calidad de vida día tras día, mientras que ellos (al igual que banqueros, propietarios de multinacionales, futbolistas, etc) ven sus arcas llenas, con varias y grandes propiedades, y una envidiable vida.


Es posible que estas personas que están a favor del desmantelamiento del hospital conquense, hayan recibido favores en sus respectivos trabajos (o sus mujeres). Que pasen de ser enfermeros/as normales, con sueldos normales a ser personas importantes dentro de un hospital, con un sueldo nada despreciable, viendo aumentada su calidad de vida. Por tanto, aquí tenemos una cuestión moral… ¿ganar más dinero yo (o mi mujer) y no luchar por el desmantelamiento del hospital? O ¿Ser un buen concejal de la oposición y luchar por los ciudadanos que represento y que confían en mí para ayudarles a mejorar su bienestar? Aquí está la diferencia entre un político serio y trabajador, que pone a sus ciudadanos por encima de sus necesidades, a uno más o menos serio, más o menos “corrupto”, que pone sus beneficios económicos por encima de sus ciudadanos. ¿Qué político queremos los conquenses, manchegos y españoles? Creo que sé la respuesta, y no es por nada, pero en España están por estrenarse… No obstante, sí hay políticos con seriedad y con el requisito mínimo de decencia que debe tener un político. En Cuenca hay por lo menos dos: Francisco Pulido y Antonio Melero (ambos de carácter conservador y militantes del PP). El Sr. Pulido, exalcalde de Cuenca, no se presentó a la moción de censura propuesta por el actual alcalde socialista Juan Ávila, lo cual demostró (aunque fuera por no ir en contra de su partido), que no está a favor del desmantelamiento del Virgen de la Luz. El Sr. Antonio Melero, dimitió de su cargo como concejal al ver lo que ocurría dentro del partido. Al ver como sus compañeros estaban a favor de algo que va contra los derechos fundamentales de la personas. Este señor es un político de los pies a la cabeza, de los que hacen falta. Como diría un torero, “olé” por estos dos grandes políticos.

Finalmente… No podemos permitir la destrucción de nuestro hospital… Según el gobierno autonómico la planta 2B se utiliza poco, pero según el gráfico que aquí presento, desde el año 2000 la ocupación no ha bajado del 88%. Sin embargo se cierra. Personalmente, os invito todos los martes a las 12:00 horas a participar en el hospital Virgen de la Luz  en las concentraciones semanales. No podemos permitir que los políticos nos destruyan lo que tenemos, sean de un partido o de otro. Tenemos que tener la voluntad y el coraje de luchar por lo que queremos, por lo que merecemos y necesitamos. El hospital no es algo que haya que tener por obligación. Hay gente que es la única solución que tiene para vivir. Yo hoy os pido que luchemos por todo eso que ha costado cerca de tres décadas en construir. Yo hoy os pido que luchemos y trabajemos unidos por un Estado de Bienestar que estaba a la altura de los mejores de Europa, y que en poco más de un año, van a ser capaces de destruir sino empezamos a poner los ciudadanos las cartas sobre la mesa. Yo hoy os pido que seamos exigentes, que realmente les metamos el miedo en el cuerpo, que se den cuenta que los ciudadanos estamos muy por encima de los bancos y los mercados, que somos nosotros, los ciudadanos de a pie los que les votamos, y no el expresidente de “bankia”, o el presidente del banco europeo, el señor Draghi. Somos nosotros los que les elegimos, para que den la cara delante de estas personas y luchen por nuestros derechos. No queremos un mercado fuerte, queremos un hospital y un colegio fuertes. Yo hoy más que nunca os pido vuestro apoyo y trabajo. Yo hoy os pido, que nos rebelemos.

Artículo realizado por Miguel Ortega.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger