30 de septiembre de 2012

Sorpresas en Silicon Valley

0
Publicado por


Sólo dos palabras “Palo Alto” y brillan los ojos de cualquier amante de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, al identificar la localidad líder de la informática en Estados Unidos y el mundo. Allí vivió Steve Jobs, el célebre creador de Apple, y residen desde Mark Zuckerbeg, fundador de Facebook y  Larry Page, creador de Google, hasta los ejecutivos de empresas como Yahoo. Menos conocida resulta East Palo Alto, separada de la mítica capital de Silicon Valley por apenas un arroyo y una autopista. De ambos lugares hablamos en esta entrevista con Iban Ek, educador social de Barcelona, que trabaja en Collective Roots en East Palo Alto.
Iroel Sánchez: East Palo Alto se encuentra practicamente al lado de la ciudad de Palo Alto -capital simbólica del mítico Sillycon Valley- , separada de esta por un arroyo y una autopista, pero entre ambas existen profundas diferencias étnicas. El censo de Estados Unidos identifica al 60% de de los pobladores de Palo Alto como “sólo blancos”, mientras que en East Palo Alto esa cifra es del 6%. ¿A qué se debe esa diferencia tan marcada?
Iban Ek: Pienso que históricamente Palo Alto ha sido el centro de la tecnología mundial. Aquí inventaron Hewlett y Packard la primera computadora y ha sido la capital de esta región donde los grandes ejecutivos y empresarios han ido sentando sus bases, mayoritariamente blancas, como la propia historia del país lo marca. East Palo Alto ha ido creándose su nueva cara a partir de servir a esta población. Son los jardineros, cocineros, babysiters, cuidadores de mascotas y un sin fin de puestos de trabajo de perfil bajo que demandan las clases altas. Porque históricamente East Palo Alto era un pueblo de agricultores blancos, que fueron marchando de allá a medida que la situación se volvía más precaria. Así es cuando llegamos a ver que el 70% de la población de EPA son latinos, 10% afroamericanos y un 14% de gente de las islas del Pacífico, hasta diría que es elevada la cifra del 6% para la población blanca.
IS: East Palo Alto posee una tasa de homicidios de las más altas del mundo -172 por cien mil habitantes- similar a Honduras. Tú que vives allí, ¿a qué atribuyes esa situación?
IE: En la década de los 90′s EPA si llegó a ser numero 1 en el ranking de criminalidad y violencia en los USA, pero ahora mismo esta situación ya no es así. Esto ha sido atribuido a la segregación que existe en EPA y a la violencia absurda entre pandillas, las cuales parten de ser latinos, pero unos dicen ser del sur y otros norteños. No se entiende así nada mas, eso es la carta de presentación. Pero si vemos las tasas de desempleo, los salarios de las familias y un lugar no muy agradable al lado del segundo código postal más caro de los EEUU, vemos que esas situaciones se pueden dar. El nivel de vida que hay a uno y el otro lado de la autopista es tan abismal que se dan este tipo de situaciones violentas y de descomposición social. Te ves avocado a no poder salir de tu pueblo y es allí donde creas el pánico para hacerte fuerte en un mundo donde realmente eres un numero marginal para el estado.
IS: ¿Qué características tiene el acceso de los residentes en East Palo Alto a las llamadas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones?
IE: El tema del acceso a las nuevas tecnologías entre los jóvenes es accesible a través de las escuelas, pero si es cierto que no tienen el mismo acceso que hay en Palo Alto. La mayoría de las familias no tienen computadora en la casa y menos poder costearse un servicio de telefonía móvil smartphone, debido a que el internet en esta zona, casualmente, no es barato y tener un contrato de internet en el celular tampoco, pero no diremos que no tienen acceso, porque vivimos en la región de la tecnología mundial por excelencia, pero no es un acceso real que digamos.
IS: East Palo Alto está muy cerca de una de las Universidades más importantes de Estados Unidos, Stanford, ¿Qué relación tienen sus habitantes con ella?
IE: Ninguna. No he mirado las estadísticas de cuantas personas de EPA han llegado a ir a Stanford, pero dudaría si fueran muchas. Es una universidad de élite donde la competitividad es feroz y donde un joven de EPA debería haber llevado una vida casi inmaculada, para los standards de EPA, para llegar allá, pero sí es verdad que si hay alguna persona con cualidades allá la becarían para que acabe siendo de los suyos.
Lo que sí se puede decir es la presencia de Stanford en programas sociales de la comunidad. Por ejemplo tienen una biblioteca de salud en algunos centros comuntarios de salud, colaboran en programas de seguridad alimentaria para la población de EPA, aportan cientos de voluntarios al año en programas comunitarios y están presentes en donaciones y colaboraciones con algunas asociaciones sociales del pueblo.
Todo eso esta muy bien, me gusta que lo hagan, pero a veces sientes que es como hacer solidaridad en países en vías de desarrollo pero dentro de tu propio país, ya que existen bolsas enormes de pobreza y marginalidad dentro del país que no hace falta que vayas al denominado Tercer Mundo, porque el cuarto mundo está en tu propia casa y en muchas ocasiones supera en pobreza y dureza las situaciones de marginalidad que se viven allá.
IS: ¿Qué papel juega la Bayshore Freeway en la comunicación entre las dos localidades?
IE: Supongo que te refieres al Freway 101. Es una frontera urbana entre las dos localidades. El nuevo concepto de frontera urbana es dividir clases sociales poniendo en medio autopistas y reduciendo el sistema de transporte público. El antropólogo Mike Davis lo explica muy bien en su libro Ciudades de Quarzo. Hay que verlo para creerlo, pero cambia totalmente el entorno una vez cruzas estas autopistas. Las zonas verdes, las casas, los coches, la oferta cultural y gastronómica, en definitiva su gente, latinos, afro-americanos, samoanos son los que viven en EPA, casi no hay gente de raza blanca, como comentabas. Eso además de ser una separación de clases es una segregación debido a tu etnia o grupo cultural.
IS: Encabezas un proyecto de trabajo social en East Palo Alto. ¿Como surgió y por qué? ¿Qué trabajo ha desarrollado hasta la actualidad y cómo lo ves en perspectiva?
IE: Sí, soy coordinador del área de Latinos en programas de Food System Change dentro de una asociación local llamada Collective Roots. Nosotros intentamos implementar cambios de hábitos en la alimentación de nuestros usuarios, debido a que tenemos usuarios con niveles muy altos de diabetes, hipertensión, cardiopatías y obesidad. Esto es debido a que hasta hace cinco años no había un solo lugar para comprar verdura y frutas frescas en todo EPA. Pero a su vez sí existían 7 diferentes lugares de comida rápida. Esto hacía que la población de EPA, por varias razones, se viera avocada a consumir algunas comidas en este tipo de lugares. Ahora hay un solo supermercado en todo el pueblo, al cual le costó tres años conseguir la licencia, debido a la presión de la industria del fastfood en contra de este tipo de lugares. Ahora también existe un mercado de agricultores orgánicos, una vez por semana, organizado por Collective Roots.
Poco a poco, iremos consiguiendo un mejor acceso de comida saludable para nuestra comunidad. Ese es uno de los retos que nos hemos propuesto trabajar desde aquí. 

Artículo realizado por Iroel Sánchez - Colaborador de Hablando República desde Cuba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger