11 de septiembre de 2012

Siria y la retórica intelectual moralmente fallida

0
Publicado por


En la publicación de Rebelión.org del sábado 8 de septiembre, y en su primera página, Alba Rico tiene un artículo donde da réplica a otro: Ética y política: breve comentario a un artículo de Héctor Gálvez.

Y el tema es Siria, para manifestar Alba Rico su ya conocida y bien difundida opinión y postura sobre la tremenda situación que está pasando este país, acosado por las fuerzas imperialistas, que como han hecho tantas otras veces -Yugoslavia, Iraq, Libia- y las que esperan repetir en cualquier otro lugar, esperan reducir a cenizas ese país sin importar sus miles de muertos para someterlo y llevar a cabo en él la misma experiencia reciente que hoy viven ya esos países mencionados. Y que no es otra verdad que la moderna imposición del colonialismo histórico, de la guerra u ocupación como forma de economía o rapiña.

Ahí, en ninguno de esos países, se está produciendo alguna remota revolución, sino todo lo contrario. O los gobiernos se torna dóciles, como el español o griego, o se les doblega por las armas, terrorismo, guerra, dictaduras, o una ocupación militar sine die (Afganistán, por ejemplo).

Me pregunto, cómo es que la memoria ¿o la ética? es tan frágil o precaria si cuando se reflexiona y se escribe tan profusamente qué es la historia del momento, y qué pasa en Siria o qué pasará mañana en otro lugar, se hace abstracción absoluta de "los hechos en desarrollo", en el decir del insigne y clarividente periodista venezolano Walter Martínez. Es decir, se silencian los hechos, se silencia la historia viva, real y contundente de lo que está pasando en Iraq o Libia tras su ocupación por Estados Unidos y países satélites.

La envolvente retórica de la réplica intelectual abstracta, por muy profusa en el dominio de la prosa dialéctica o barroquismo literario, de poco sirve a la justicia o moral política de cualquier signo, si la barbarie y la ocupación imperial o colonial moderna es el único camino para "salirse" de un gobierno, y, supuestamente, superar el estado de cosas para "facilitar" ¿una rebelión?.

Pero, ¿no ha habido elecciones muy recientes, con muchos observadores electorales internacionales que testificaron de la buena práctica de las elecciones, y que dieron como resultado una opción en la que mayoritariamente no se aceptaba la guerra imperialista como vía de "cambio"? ¿Le importa a alguien este reciente hecho?

El voluntarismo y no la realidad, o la ceguera política o ideológica no se pueden encubrir con retórica, ni tampoco con retórica se puede encubrir la falta de rigor científico crítico, pero la retórica sigue siendo un buen recurso para defenderse de posiciones morales muy dudosas, ante hechos de la gravedad de Siria o ayer de Libia.

Artículo realizado por Magdalena Barahona - Sección de Libre Publicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger