19 de septiembre de 2012

Adivina dónde el dinero hace la ley y la ley hace la trampa

0
Publicado por

El congresista norteamericano David Rivera entrega un reconocimiento al terrorista Luis Carriles, a su lado el ex Jefe de la Oficina de Intereses de EE.UU. en Cuba James Cason.














En junio de este año el académico cubanoamericano José Gabilondo, profesor de leyes en la Universidad Internacional de la Florida (FIU, por sus siglas en inglés), comentaba al periodistaEdmundo García sobre el representante a la Cámara por el estado de la Florida David Rivera y una ley impulsada por este para prohibir el uso de fondos públicos por universidades de ese estado para viajar a Cuba.
“Yo no lo conozco, y prefiero en lugar de hablar de su persona, de su perfil, qusiera hablar de algunas cosas que ha promovido; por ejemplo, algunas de las cosas que ha promovido y que han perjudicado a FIU, y por tanto a mí, es una ley estatal de la Florida, que prohíbe el uso de fondos estatales para visitar Cuba. Es una cosa muy rara: Miami es el mejor y el peor lugar para estudiar Cuba; estas aquí al lado, pero si trabajas para una universidad pública no puedes usar fondos públicos para viajar a Cuba, tienes que pagar, no me quejo, siempre vale la pena ir a Cuba, pero esa ley es otro ejemplo de algo que no tiene lógica, yo creo que va en contra del espíritu, de la libertad de expresión y libertad de cátedra, y es algo que francamente perjudica a las universidades públicas en la Florida…”
Y señalaba el académico: “…hay pleito contra esa ley, que se instó en un tribunal federal, que la mantuvo, y  ahora ha habido una apelación al Tribunal Supremo y ojalá el Tribunal Supremo conozca del asunto y reconozca que esta ley no tiene lugar en nuestro ordenamiento jurídico.”
Tres meses después, el señor Rivera está envuelto en un escándalo, otro más. Rivera, ha sido acusado de estar detrás de un candidato fantasma en las primarias demócratas para perjudicar a su rival en las generales, Joe García. El congresista, como siempre, lo ha negado todo pero  el FBI ha abierto una investigación, también una más, en Miami, la ciudad que -según el corresponsal del diario español El País Juan José Fernándezposee “el mayor número de descarados por metro cuadrado” en los Estados Unidos.
Pero contra lo que esperaba Gabilondo, la Corte Suprema de los Estados Unidosacaba de  ratificar la controversial ley y dar la razón a David Rivera, quien se mostró complacido con la decisión. Es un veredicto que viene a inscribirse en una serie de noticias de los últimos días relacionadas con el aumento de las restricciones contra los viajes a Cuba de carácter educativo y cultural aprobadas por la administración Obama que ha llevado a las entidades que operan esos intercambios a tener que “justificar que cada minuto de cada día constituye un contacto de persona a persona” como parte de los objetivos de “cambio de régimen” que la ultraderecha cubanoamericana pactó con George W. Bush y que Barack Obama no ha modificado en esencia. Así y todo otro legislador cubanoamericano, en este caso el senador Marco Rubio, ha afirmado que  la práctica de tales viajes ”raya en el adoctrinamiento de estadounidenses por parte de funcionarios del gobierno de  Castro“.
Una de las investigaciones pendientes del FBI en el estado de la Florida es acerca delincendio y total destrucción de las oficinas en Coral Gables de la agencia de viajes chárter a Cuba Airline Brokers, ocurrido el pasado 27 de abril. Más de cuatro meses han transcurrido y no hay noticia de  un solo arrestado, encausado ni procesado. Para nadie es un secreto que el atentado a Airline Brokers buscaba los mismos objetivos que las presiones de Rubio y la ley que ahora ratificó la Corte Suprema: cortar cualquier intercambio con Cuba.
En un contexto electoral, el gobierno Demócrata ha optado por dar marcha atrás en parte de lo poco que había avanzado y los republicanos proclamaron en su plataforma “los principios codificados en la ley norteamericana como condiciones  para eliminar las sanciones al comercio, los viajes y las finanzas” contra Cuba, adhiriéndose a la Ley Helms Burton que firmó el presidente Bill Clinton para recrudecer el bloqueo y complacer a la ultraderecha cubanoamericana  de filiación mayoritariamente republicana, también en un año electoral.
Como hizo con el veredicto que el pasado 14 de mayo dio la razón a quienes se robaron la marca de ron Havana Club, la Corte Suprema de Estados Unidos no ha optado por  el “ordenamiento jurídico” que invocaba Gabilondo sino ha probado que la división de poderes en Estados Unidos no cuenta cuando de Cuba se trata: ejecutivo, legislativo y judicial complacen los mismos intereses, los de aquellos que tienen el dinero para pagar  abogados y campañas y encubrir actos terroristas.
Artículo realizado por Iroel Sánchez - Colaborador de Hablando República desde Cuba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger