6 de agosto de 2012

Cómo nos extorsionan los mercados

1
Publicado por


Hubo un momento en que todos sabíamos que los responsables de la crisis financiera fueron los mercados financieros. Su manía de crear dinero de la nada para prestarlo en los mercados especulativos tuvo las consecuencias esperadas, pero, siempre ocultadas:la explosión de la burbuja inmobiliaria que nos llevó a descubrir una burbuja especulativa de dimensiones colosales responsable del desastre financiero y la posterior crisis. Hubo un momento en que se prometieron reformas del capitalismo salvaje… Duró poco. Los responsables financieros, una vez, recuperados del choque inicial volvieron a recuperar las riendas. No les resultó complicado puesto que controlan todas las Instituciones. Y, éstas están hechas a su imagen y semejanza.


La UE, el FMI, EEUU, etc. están al servicio de los mercados financieros, son su brazo armado. Los mercados financieros – por mucho que los medios de comunicación, controlados por ellos, nos oculten quiénes son y se limiten a presentarlos como un ente abstracto, incluso, diríamos responsable y benigno – tienen nombres y apellidos. Estos mercados están controlados por un núcleo de grandes bancos y corporaciones. Y, estas entidades pertenecen al núcleo duro del capitalismo: los países del norte más rico. De estas entidades transnacionales, únicamente, 500 de ellas controlan el 54% del PIB mundial, el 70% del comercio mundial; pero, solo dan empleo al 3% de la población activa mundial.


Constantemente, se nos mete miedo con el apocalipsis que supondría la quiebra del sistema financiero. Pero, si quiebran familias y son desahuciadas; los bancos, también, deben quebrar ¿Qué más da si quiebra un sistema que da empleo al 3% de la población mundial poseyendo más de la mitad de la riqueza, que no da crédito a la pequeña empresa  – que sí crea empleo – y que recurre repetidamente al fraude fiscal dejando sin ingresos a los Estados? Es un desastre que nos quedemos sin hospitales, sin escuelas, sin pensiones, sin asistencia a los discapacitados, etc. En cambio, no es un desastre que desaparezca un sistema especulativo que teniendo enormes cantidades de dinero ocioso lo utiliza para elevar artificialmente el precio de los bienes básicos provocando escasezdesigualdad y pobreza en provecho propio. Debemos salvar a los pequeños ahorradores – una decima parte de lo prestado por la banca – dejando caer el dinero creado de la nada para especular, el 90% restante. Quien ha jugado con la vida de otras personas merece perder.

Este capitalismo aplica todo tipo de leyes que son asimétricas. Mientras, en los países del núcleo las políticas son expansivas – Alemania eleva los salarios un 7% y EEUU imprime billetes verdes sin parar – al resto de países meridionales se les imponen políticas restrictivas con el único propósito de devolver los créditos fraudulentos a los financieros del norte rico. Hubo un momento en que España se creyó dentro de ese núcleo de países más ricos cuyas empresas y capitales controlan el mundo, pero los hechos que están acaeciendo  deberían ser suficientes para despertar de ese sueño. En estos momentos, España es un país sin soberanía; con unas empresas transnacionales con mayoría de capital extranjero y, sumamente, endeudadas, que sólo sirven a la oligarquía nacional; cautivo de tener un BCE y una moneda extranjeras que no controla. Paradójicamente, el Estado está al borde de la quiebra porque se ha endeudado para salvar a unas entidades privadas, responsables de la especulación bursátil e inmobiliaria que nos llevó al desastre financiero; para que, esas mismas entidades le presten a un interés usurario su propio dinero. Una broma de mal gusto con unas terribles consecuencias humanas y sociales. Si España, tuviera una moneda y un Banco Central podría financiarse a sí misma, amortiguando el golpe de los mercados. Reino Unido tiene un déficit superior al español – el 10% – y una deuda pública igualmente superior – el 92% – pero, en cambio, tiene un  Banco de Inglaterra que compra deuda pública por valor de más de 300.000 millones de euros. Sin embargo, España se ve a los píes de la usura y el expolio de los mercados:

  1. El BCE – el arma de los mercados financieros – presta dinero a los bancos al 0 – 1% de interés. La ‘ortodoxia económica’ – que no responde a controles democráticos – ha conseguido privatizar el dinero, provocando escasez para unos y una abundancia ilimitada para otros.
  2. Estos mismos bancos prestan ese dinero a los gobiernos europeos (España, Grecia, Italia, Irlanda, Portugal,..) al 6%, 8%, 10%, 15%, 25%… Obteniendo unos beneficios de miles de millones de euros en intereses gracias al dinero de esos mismos países y sus ciudadanos. Grandes empresarios, grandes emprendedores en el negocio de la usura y la extorsión.
  3. Curiosamente, esos gobiernos tienen que pedir prestado porque han tenido que salvar a esos mismos bancos y sus ingresos han caído en picado porque los mercados financieros – compuestos por estos bancos, grandes fortunas y empresas – no pagan impuestos vía fraude fiscal y paraísos fiscales.      
  4. Como los intereses y el fraude fiscal – entre 16 y 26 billones de euros se encuentran en paraísos fiscales – no son suficientes a su extrema codicia piden a los países que expolien y confisquen los bienesa sus ciudadanos: impuestos, fraude, despidos, precariedad, privatizaciones – sanidad, educación y empresas estratégicas –.
  5. Como los intereses y el fraude fiscal – entre 16 y 26 billones de euros se encuentran en paraísos fiscales – no son suficientes a su extrema codicia piden a los países que expolien y confisquen los bienesa sus ciudadanos: impuestos, fraude, despidos, precariedad, privatizaciones – sanidad, educación y empresas estratégicas –. 
  6. Como los intereses y el fraude fiscal – entre 16 y 26 billones de euros se encuentran en paraísos fiscales – no son suficientes a su extrema codicia piden a los países que expolien y confisquen los bienesa sus ciudadanos: impuestos, fraude, despidos, precariedad, privatizaciones – sanidad, educación y empresas estratégicas –.
  7. Con estas políticas lo que es de todos pasa a manos de unos pocos a precio de coste. Los que no pagan impuestos se han quedado con todo el patrimonio nacional. Se produce una enorme concentración de riqueza y poder aumentando vertiginosamente la desigualdad. Los servicios y empresas públicas, que antes eran derechos y reportaban enormes beneficios a los ciudadanos; multiplican sus costes, se repagan yreportan beneficios extraordinarios a unos pocos.
  8. A los ciudadanos los bancos les prestan al 4%, 8%, 12%, 23%…  Sangrándoles a intereses, cobrándoles miles de millones en comisiones por unos servicios que son virtuales. Se consigue que sean esclavos de la banca toda su vida. Endeudados hasta la muerte. La privatización – el acaparamiento – de todos los bienes y servicios públicos – que se encarecen para beneficiar a una minoría – y la pérdida de poder adquisitivo hace que las personas estén atadas a préstamos durante toda su vida: vivienda, educación, sanidad, etc.             
  1. A los pequeños y medianos empresarios se les obliga a financiarse mediante tarjeta de crédito a un 29% de interés. Y, mientras, las pequeñas y medianas empresas, que son las que crean más del 90% del empleo, cierran – lo han hecho más de 500.000 mil en 4 años – se conceden créditos millonarios para la especulación en bolsa o para la fusión de grandes empresas.
  2. La asimetría de poder es fácil de observar: cuando el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, no son estas las que cierran; sino, la pequeña empresa que crea empleo. A los grandes empresarios y banqueros se les conceden créditos y refinanciaciones para colmar sus ambiciones; a los emprendedores y pequeños empresario, no.      
  3. Además, los bancos te pueden quitar la casa, te expropian y, como les parece poco castigo, te puedenperseguir por la deuda de algo que no tienes, y nunca fue tuyo, hasta la tumba.
  4. A los bancos que son insolventes se les ‘sanea’. Traducción: se les regala dinero público, para que, sigan con el lucrativo negocio de expoliar a los pueblos. Ese dinero utilizado para salvar los negocios privadosserá abonado por los ciudadanos mediante todo tipo de impuestos y tasas.  


Los ejemplos a los que estamos asistiendo dentro de la UE son despiadados:

Portugal pagará 34.000 millones en intereses por aceptar un rescate de 78.000 millones de euros. En total, tendrá que devolver 112.400 millones de euros. Si esto no es usura, pues, se le parece mucho. Más que una ayuda parece una soga para ahorcarse. Esta ayuda ha venido acompañada de los consecuentes recortes – para que la economía ‘vuelva a crecer’ – que han elevado la mortalidad en un 20% y han hundido la economía del país.
Imagen
      
El caso de España es igualmente brutal. Al Estado se le ha obligado a recortar en gastos sociales – educación, sanidad, pensiones, discapacitados… –  para reducir el déficit. En cambio, se le ha invitado a pedir un enorme préstamo de 100.000 millones de euros para salvar al sistema financiero. Evidentemente, el interés del núcleo duro de la Eurozona es poner a buen resguardo las ruinosas inversiones que sus bancos realizaron, sobre todo, en el sector inmobiliario español – igual que lo hicieron en el estadounidense – y que les tienen empantanados por más de 150.000 millones. Los mismos asesores económicos – es el caso de Peter Böfinger -  del gobierno alemán atestiguan esta afirmación abiertamente: “esta ayuda no es a estos países, sino a nuestros propios bancos, que tienen gran cantidad de la deuda privada en aquellos países”.
Imagen
Los intereses que el Estado español debe pagar por la deuda ascienden ya a más de 30.000 millones de euros al año – que se unirán a los intereses del nuevo rescate para salvar a los bancos –. Para que, nos hagamos una idea delos recursos que merma al Estado esta partida debemos ponerlo en relación con otros gastos. Esta cifra ya supera el gasto en desempleo, 30.474 millones de euros; pero, si lo comparamos con el gasto en Sanidad es más aberrante, pues el Estado invierte en ésta 6 veces menos, 4.255 millones; o en Educación, donde se destina 10 veces menos, 2.843 millones. Por lo visto, es más que evidente – muchos no nos enteramos todavía – que no nos podemos permitir una sanidad y una educación dignas y, en cambio, si podemos dedicar ingentes cantidades de dinero público a salvar inversiones privadas especulativas.
Imagen
Para finalizar, aun más cruel es el caso de Grecia, que es obligada a pagar por su deuda un 1.006% al año, un 25% de interés mensual. La farsa consiste en acusar desde el núcleo duro del euro a los responsables griegos de corruptos e incompetentes; mientras, este núcleo duro vende a este país armas – algunas inservibles – que carga sobre las espaldas de los ciudadanos griegos. Sin entrar en la corrupción, desgraciadamente cierta, de la clase política griega, nada mejor se puede esperar de unos gobiernos que nombran como presidente del BCE al presidente del banco de inversión que falseó las cuentas griegas. Este insigne banco – y otros – conocidos por ser los principales responsables de la especulación y el fraude piramidal que ha hundido el sistema financiero, se encuentran muy bien representados en las instituciones políticas y los gobiernos de los países europeos. Así, se expolia a los pueblos.
Artículo realizado por Emilio José.

1 comentario:

  1. Estimado Emilio José:

    Sin acritud, pues comparto su punto de vista, simplemente quería llamar su atención respecto a la afirmación "las pequeñas y medianas empresas, que son las que crean más del 90% del empleo...".

    Creo, y si el equivocado soy yo le ruego me disculpe, se trata de un error muy común confundir número de empresas con número de trabajadores.

    Efectivamente, más del 90%% de las empresas son PYMES*, pero éstas dan trabajo en nuestros días aproximadamente a 7,4 millones de personas (de 18 millones de trabajadores), por tanto, crean un 41% del empleo.

    Un cordial saludo.

    Pablo.

    Fuente:
    http://www.empleo.gob.es/es/sec_trabajo/debes_saber/coyuntura/numeros/101/coy101.pdf

    Véase "EMPRESAS INSCRITAS EN LA SEGURIDAD SOCIAL Y TRABAJADORES DE LAS MISMAS, SEGÚN TAMAÑO".

    *Independientemente de que considero personalmente que el concepto PYME es excesivamente amplio. Cuando se habla de PYME, apostaría a que la mayoría de las personas visualiza empresas de 3, 6, 10, 15 trabajadores... y no imaginan una empresa de 54, 76, 228 trabajadores... Pienso que un capitalista de una empresa con 50 asalariados no tiene los mismos intereses de clase que un capitalista ("patrón") con 4 empleados.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger