25 de julio de 2012

¡Que les jodan!

3
Publicado por


La clase política española vive sus horas más bajas. El alejamiento de los ciudadanos es un hecho, igual que la lucha de clases entre la clase obrera y la casta dominante que se oculta tras los leones de la Carrera de San Jerónimo. Los políticos españoles no sirven al pueblo, el PSOE nos jodía con una sonrisa y el PP lo hace aplaudiendo los recortes en el Congreso de los Diputados o sacando a sus perros guardianes a reprimir a los que protestan en la calle. El “¡que se jodan!” de Andrea Fabra ha sido la contastación de que los crímenes del gobierno de Mariano Rajoy son cometidos con gusto y sin remordimientos.

El mérito más destacable de Andrea Fabra es ser hija de Carlos Fabra, con semejante antecedente no debe sorprender su odio hacia la clase obrera y los que no tenemos sus privilegios. Si papá Fabra se queja en casa de lo mal que está el servicio o de que las obras del aeropuero peatonal se retrasan, es normal que Andreita absorba esos prejuicios. Si papá Fabra está metido en asuntos turbios, es normal que Andreita no vea mal cobrar lo que no debería. La familia Fabra se ha convertido en una de las castas más conocidas en la política española, sus males son ya crónicos y amenazan con expandirse en futuras generaciones con el matrimonio de Andrea Fabra y Juan José Güemes.

Parece que las protestas en las calles adquieren más fuerza con el empuje de la lucha de los mineros y de la gasolina que Andrea Fabra y el resto de su partido se encargan de echar, uniéndose a las movilizaciones colectivos a los que habría que tener recelo. Puedo llegar a entender que se celebre la unión de la policía a una movilización, lo que no puedo comprender es que se nos olvide todo lo que han hecho y que sea un motivo de alegría ver a los antidisturbios quitarse el casco, siguiendo el juego amañado que quieren que juguemos.

Sólo hay que observar la cuenta @sanchezfornet para ver como el portavoz de uno de los sindicatos policiales más progresistas para darse cuenta que la unión de la policía a las movilizaciones es sólo porque les han quitado la paga extra y no por solidaridad con la mayoría social que sufre la crisis, o ¿han dejado de desahuciar?. Las movilizaciones no pueden ser la pasarela de los sindicatos policiales, pues siempre serán un instrumento del poder y no estamos en una democracia en la que el poder sea del pueblo.

Por otro lado, el fervor en contra de la clase política ha hecho que pase desapercibida una medida del gobierno de Mariano Rajoy como es la reducción del número de políticos. La propaganda goebbeliana sobre el número de políticos en Alemania o el ahorro que supondría han hecho que parezca hasta un acierto del ejecutivo cuando sólo es una reforma que busca matar la poca representatividad de la “democracia” española. Si quieren ahorrar en políticos, porque no la aplican ya y esperan hasta 2015 o implantan el escaño vacío, seguro que los votos en blanco ganarían al PPSOE. Las medidas que está tomando el PP son ideológicas, reducen liberados sindicales y ni tocan a los de la patronal.

3 comentarios:

  1. Ese "fervor en contra de la clase política" se alimenta con tontos útiles como tú, que, en primer lugar, usan la expresión 'clase política' cuando las clases son sociales; y que, en segundo lugar, habla de que la "casta dominante" se encuentra en el Congreso de los Diputados. La casta dominante está en la Bolsa o en grandes corporaciones, no caigas en la ignorancia o el simplismo, esas ideas prefascistas no pueden colarse en la base social de la izquierda.

    ResponderEliminar
  2. Obviamente, la expresión "clase política" no hay que sacarla de contexto y buscar el pensamiento retorcido. Que PSOE y PP son un casta alejada del resto de ciudadanos es un hecho y hay que criticarlos, no nos podemos excusar en que criticar a los políticos es fascita.

    Aunque admito que puede interpretarse como generalizaciones, no es la intención. De hecho, hay bastantes referencias a los partidos del régimen (PP y PSOE). La clase dominante también está en el Congreso de los Diputados y en las instuticiones, Aguirre es noble y Rajoy es registrador de la propiedad (casi un lobby).

    No nos pongamos más papistas que el Papa, por favor.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con ambos. El primer comentario es bastante quisquilloso, pero hay que tener cuidado con las generalizaciones. Buen artículo.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger