9 de julio de 2012

Pido antorchas

0
Publicado por

Si en tu trayectoria está haber sido tertuliano de Intereconomía y ser el titular de la cartera del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el gobierno más impopular que se recuerda, es obvio que tu vocación está más cerca del espectáculo circense que de la política.

Álex de la Iglesia hizo a la nariz roja un símbolo contra la gestión de Ángeles Gónzalez Sinde en su defensa sin criterio de la mal llamada propiedad intelectual. Pues bien, José Ignacio Wert no sólo ha conseguido que olvidemos a su nefasta predecesora y que haya pasado desapercibido el rechazo del Parlamento Europeo al proyecto ACTA, ha conseguido que la nariz roja vuelva a tener su significado cómico. Su condición de payaso está ayudando a que el trabajo soñado de los jóvenes españoles sea en McDonald's.

Todos conocemos ya sus declaraciones, nunca pasan desapercibidas. Hace unos días, afirmaba que existía un problema si el 94% de alumnos aprobaba selectividad y en los mentideros ya se especulaba con otro acercamiento al modelo universitario anglosajón. Quizás quiera que las notas de los estudiantes se parezcan a las que el CIS publica del gobierno o vincular su sueldo a su rendimiento.

Las reformas en el sistema educativo que está llevando a cabo el PP sólo lo están empeorando aún más, ya no es sólo la obsesión por la austeridad que han marcado los recortes en los últimos Presupuestos Generales del Estado. Nos estamos acostumbrando a que el ejecutivo se dedique a gobernar sin diálogo con nadie y sin legitimidad alguna, limitándose el pueblo a tolerar sus mentiras con una sonrisa. El anterior gobierno del PSOE implantó el Plan Bolonia y ha encontrado un digno relevo.

Antes de terminar 2011, el gobierno del Partido Popular ya había comenzado con el empeoramiento de las condiciones laborales de los profesionales que se dedican a educar a las nuevas generaciones y, por tanto, en la calidad de esa educación. La continuación en sus políticas fue el célebre RD 14/2012, que se mofa del principio constitucional de autonomía universitaria y establece una brutal subida en los precios de los estudios universitarios, convirtiendo en un lujo lo que creíamos que era un derecho. ¿Qué van a dejar para la Estrategia Universitaria 2015?

La educación no se vende, se defiende. Los recortes del gobierno de Mariano Rajoy siempre han sido ideológicos y la EU2015 es la siguiente fase en el proceso de privatización de la educación. La lucha estudiantil en toda España es la única luz que tenemos para que paren los ataques a lo que es de todos, no debemos olvidarlo. Pido antorchas.


Artículo realizado por Víctor Borrego.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger