30 de julio de 2012

Mucho se está haciendo mal

9
Publicado por




Agosto suele ser un mes de cierre en el que parece que casi todo se para. Lejos quedan las vacaciones escolares de la infancia con tres meses de juegos divididos entre los pueblos y aldeas de los abuelos. Lejos, pero a la vez muy cerca pues cada vez tenemos menos vacaciones al tener menos trabajo.

Incluso desde la extrema derecha populista se pide en las columnas de opinión el fin de las vacaciones con el argumento neofeudal de que no se puede pagar el tiempo de ocio. Es la deconstrucción liberal del discurso desarrollista-franquista sobre el trabajo.

Este curso que se cierra imaginariamente ha sido como un maremoto. Desde el triunfo arrollador de la derecha neoliberal al crecimiento de la desafección ciudadana en medio de una auténtica guerra económica contra la ciudadanía que amenaza con convertirse en una crisis de régimen.

Hay una tendencia clara a pensar que todo puede cambiar, motivada por la pérdida de apoyo a los dos grandes partidos que han mantenido durante años la alternancia y que hoy se aplican con una decisión propia de los lacayos bien pagados en la entrega de la nación a los poderes de la moderna esclavitud financiera.

La encuesta que ayer publicaba El País [1] con un patético llamamiento para salvar a toda costa el régimen bipartidista, nos muestra la tremenda ascensión del populismo neofalangista de la anti-política. Una formación (UPyD) que maneja los discursos vacuos emocionales, entroncando con la rabia de la calle hacia los excesos de la mayoría de los políticos y que identifica izquierda y derecha con PSOE y PP respectivamente. De ahí el triunfo de la consigna “ni izquierda, ni derecha”.

Este tipo de formaciones son las que pescan en río revuelto, vestidas con ropajes progres que esconden políticas igual de neoliberales en lo económico, gestionadas por gobiernos de expertos, aparentemente sin ideología.

Que la izquierda suba un poco y recoja intenciones de voto históricas no supone triunfo alguno, es pan para hoy y hambre para mañana. En este escenario de descrédito generalizado debería rondar valores cercanos al 20% y no sentir en la nuca el aliento de un partido que, de la nada, crece a ritmo acelerado.

Mucho se está haciendo mal, las propuestas no calan en la calle. Se deben cambiar formas y discursos, actitudes y acomodos, lejanías y conservadurismos.

Hay una grieta por la que se va la aceptación del régimen, si ese vacío no lo llena la izquierda, lo hará el peligroso populismo.

La Historia es de la audacia. Si estorbas, te pasa por el lado

[1]: Encuesta

PD: En agosto me tomo un respiro. Nos reencontramos en septiembre.

9 comentarios:

  1. Hablando de populismo alguien que se decanta abiertamente por una alternativa que vive de ello, pues muchas de sus propuestas en el programa son de "otra época" e imposibles de hacer, ya que solo juegan con la ideología marcada de muchos de sus habituales votantes. Tenemos una democracia muy deficiente con mucho que mejorar, más allá de los partidos, más valdría que los "intelectuales" de IU hiciesen un acercamiento a UPyD y otros partidos nacionales como Equo para unir fuerzas, en vez de tanto ataque indiscriminado a base de mentiras casi diariamente y etiquetándolos como el enemigo ideológico, para quedar como única alternativa posible a PPSOE, os estais confundiendo en la estrategia, esto no va de intereses partidistas, afecta a todos los ciudadanos...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que no has entendido bien el artículo. Critica precisamente la manera de actuar de IU que no es capaz de captar nuevos votos y se lamenta de que por culpa de eso partidos como UPyD, que no es nada que ver con EQUO, por cierto, partidos que aparentemente no tienen ningún programa y que sólo usan el populismo para avanzar posiciones, cada vez tienen más apoyos.

      Aléjate siempre del político que hable de "sentido común" y no dé más detalles de cómo lo piensa usar.

      Eliminar
    2. La primera frase es bastante incoherente. Por lo demás, IU no debería acercarse a UPyD demasiado, porque es una amalgama de gente que hasta se oponen entre ellos, creada para recabar votos de aquellos desencantados con el PPSOE que no tienen demasiada idea de política, y creada para cumplir las ambiciones personales de Rosa Díez (que critica lo que hasta hace unos años ella aprovechaba).

      A Equo, de hecho, IU propuso un acercamiento de cara a las elecciones, pero ellos dijeron que preferían mantenerse por su cuenta.

      Eliminar
  2. Como ciudadano no estoy afiliado a ningun partido, porque de momento y para ser sinceros todos tienen tanta mierda que no me profesan espiritu democrático.
    Soy objetivo, me tomo como un futuro trabajador de clase media/baja con pocas expectativas de salir de casa de mi madre en un futuro como si pudo hacer mi hermano.
    Resido en el Pais Vasco y verdaderamente siento pena por el resto de España. No por ser nacionalista, que lo soy, pero no independentista, se podria decir que soy tambien Republicano y que confio en un estado federal. Pero en mi opinion en España no se hace politica, casi todos los partidos cuando suben, van subiendo su precio para ser comprados, son como empresas que cotizan en bolsa, cuando mas elevado esta su valor mejor cotizacion tienen.
    A mi excepcion en el Pais Vasco si se hace ALGO de politica, con el PNV haciendo la de CIU y vendiendose a cualquiera me da que a dia de hoy unicamente confiaria a unos posibles asesinos, digo posibles porque como colectivo se ha demostrado que no lo son, pero seguramente tengan a alguien que ha participado o participa.
    Es triste que un personaje como yo que se toma como un tipo de izquierdas, bastante de izquierdas y republicano tenga que dar su voto a un partido nacionalista-independentista unicamente porque creo que no se van a vender al poder factico.

    PD: Decir que últimamente me ha decepcionado demasiado IU.

    ResponderEliminar
  3. Que es el populismo? Cual es su definicion? Regularmente se usa de forma peyorativa para desprestigiar a gobiernos bolivarianos o nacionalistas. Es realmente un adjetivo negativo o positivo? No lo estaremos confundiendo con el termino demagogia? como es mi impresion con UPyD. Un saludo! Pendientes de tu regreso.

    ResponderEliminar
  4. Es tiempo para que Alberto Garzón se ponga al frente de IU. En mi opinión llega mejor a la ciudadanía, su discurso es mucho más eficaz y creo que puede ser esa esperanza que ilusione a la izquierda.

    ResponderEliminar
  5. Sinceramente, me cuesta imaginarme a Alberto Garzón al frente de IU. Sería un golpe de efecto tremendo, pues es de los que más llegan a la gente, por el buen discurso que tiene y, creo también, que al ser economista y estar en todas las comisiones del Congreso le hacen "lucirse" aún más. Pero, teniendo altura de miras, ¿Realmente estaría Garzón preparado para ser cabeza de lista de IU como candidato a Presidente?

    Mi opinión es que Izquierda Unida debe de tomarse en serio de una vez por todas su Refundación, intentando recoger más ámbitos de la izquierda, y, por decirlo de alguna manera, "radicalizar" su mensaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí que le veo al frente. No hay mejor alternativa, creo que es el único que realmente puede llegar y esperanzar a la ciudadanía.

      Eliminar
    2. Yo también creo que puede esperanzar a la gente, seguramente el que más de IU, pero pensando en grande, prefiero a Alberto de Ministro de Economía antes que de Presidente del Gobierno.

      Eliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger