14 de marzo de 2012

Aguas turbulentas

0
Publicado por

Nicolas Sarkozy vuelve a lanzar su caña en los caladeros de votos de las aguas turbulentas de la  extrema derecha francesa. El último capítulo de su búsqueda de rentabilidad electoral se produjo ayer en su mitin pronunciado en Villepinte, una pequeña localidad del departamento de Seine-Saint Denis, con una alta de tasa de población de origen extranjero, en el Noreste de la periferia francesa. Sarkozy, que se presentó en un escenario megalómano ante decenas de miles de simpatizantes declaró que Francia podría abandonar el tratado de Schengen, de libre circulación de personas, si no es revisado a la baja. Con estas declaraciones que han revuelto los despachos de las instituciones europeas, el presidente de la República Francesa hace su enésimo guiño a los electores de extrema derecha, que siempre han votado al Frente Nacional, hoy dirigido por Marine Le Pen.

El argumento de revisión de Schengen no es nuevo en la retórica de Sarkozy, hemos de recordar que Francia, junto a Italia, ya pidió la revisión y el refuerzo de las fronteras interiores de la Unión Europea en la primavera de 2011, cuando las revueltas árabes trajeron miles de personas procedentes del Norte de África a tierras europeas. Sarkozy y Berlusconi consiguieron temporalmente sus propósitos.

Sin embargo es la primera vez que se propone la 'amenaza' de abandonar Schengen por parte de un importante miembro de la UE. Y esto se produce porque Francia está en plena tormenta electoral y Nicolas Sarkozy sabe que sólo puede ganar votos por la derecha. Las últimas encuestas le sitúan con un 27% de los votos frente a un 29% por parte del candidato socialista, Francois Hollande, por lo que con estos guiños, Sarkozy, intenta jugar la carta del voto útil de derecha y extrema derecha. El presidente no sólo piensa en la primera vuelta, ya que tiene bastante asumido que en caso de pasarla, lo hará en segundo lugar tras el candidato socialista, endurece su discurso para movilizar al electorado ultraderechista de Marine Le Pen (qué cuenta con un apoyo del 17% según las últimas encuestas) en segunda vuelta. Esta movilización sería la única manera de derrotar a Hollande que, muy probablemente, contaría con los votos de todas las fuerzas de izquierda en una segunda vuelta frente a Sarkozy.

Sin embargo Sarkozy puede recibir una respuesta no esperada de su giro derechista, ya que Marine Le Pen lleva toda la campaña y precampaña señalando que fue su formación la que originalmente siempre ha pedido el endurecimiento de las políticas de inmigración y la derogación del tratado de Schengen. La lider ultraderechista lleva meses criticando a Sarkozy por haber 'defraudado' a los votantes más conservadores del UMP, que muy probablemente depositen su confianza en el Frente Nacional en las próximas elecciones presidenciales francesas.

Sarkozy parece así apuntarse al carro de su ministro del Interior, Claude Guéant, que, tras unas declaraciones en las que afirmaba la supremacía moral de unas civilizaciones sobre otras, recientemente avivó el fantasma del miedo y de paso jugó la carta de la islamofobia, cuando mezcló el derecho a voto de los extranjeros, punto importante en los programas del candidato del Partido Socialista, Francois Hollande, y sobre todo en el programa del Front de Gauche, de Jean Luc Mélenchon, con la posibilidad de que fuerzas políticas 'extranjeras' conviertan en obligatoria la presencia de alimentación 'halal' (carne tratada conforme al rito musulmán) en los comedores de las escuelas.

Las elecciones francesas nos muestran, una vez más, cómo los partidos ultraliberales importan argumentos xenófobos y neofascistas para justificar su salida injusta de la crisis y para avivar fantasmas y extender cortinas de humo sobre los verdaderos problemas que acucian a las sociedades occidentales contemporáneas, como el empobrecimiento de las clases medias y trabajadoras  causado por el capitalismo neoliberal.

Artículo realizado por Raúl García Hémonnet.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger