4 de julio de 2011

El Pacto del Euro

0
Publicado por

Desde puestos de la Europa más neoliberal se ha creado un pacto que será aprobado pese a las muchas quejas de los ciudadanos.Los mercados (las grandes empresas y la banca) demuestran una vez más que tienen el poder y la última palabra sobre las tomas de decisión en los países.
 El pacto consta de cuatro principales pilares que será lo que le de su impopular trato.


- Compromiso de mantener la sostenibilidad financiera

Para hacer frente a la deuda contraída con los mercados y ser competitivo, se apostará por bajar los sueldos y trabajar más horas de las que están establecidas. Se efectuará la descentralización de la negociación, lo que implicará que si un trabajador tiene algún problema en su puesto de trabajo, no podrá acudir a nadie que le ayude a solventar dicho problema, tendrá que ceder ante los chantajes a los que se le someta.
Puesto que los funcionarios son un ejemplo a seguir para los ciudadanos, se disminuirán los sueldos de estos para que sirva de precedente ante el sector privado y así se equiparán a la baja. Acompañado de una intensiva campaña de desprestigio hacia el sector público para que la ciudadanía vea dichas medidas con buenos ojos.
Los únicos beneficiarios serán única y exclusivamente las grandes empresas y la banca privada, ya que sus medios de producción están distribuidos de forma estudiada para evitar problemas en lugares determinados. Los grandes perjudicados serán los trabajadores, pequeños y medianos empresarios (los cuales crean el 70% de los puestos de empleo), que se verán afectados por todas las medidas propuestas, que no tienen otra función que exprimir a la clase trabajadora.
Se reducirán la inversión de las empresas en la seguridad social y prevención de riesgos laborales, entre otras medidas que ayudan a mejorar la productividad eficiente.
Se propone fomentar el I+D y la educación, pero como es sabido, requiere una gran inversión de dinero público, de lo cual se proponen medidas para evitar esto mismo. Una solución a esto pasaría por la privatización de ambos servicios, que siempre es malo para los ciudadanos.
Para ser más competitivos, palabro que suena muy bien, se reducirá la calidad y el precio de los productos, de este modo podremos competir con países como China, por ejemplo. Con países donde los trabajadores apenas tienen derechos.
El pacto del Euro se aplicará a todos aquellos países que conformamos la Unión Europea, que es donde se producen la mayoría las exportaciones de sus integrantes. El problema está en que para que haya competitividad, se tienen bajar los salarios (como ya se apuntaba antes) y bajará la economía de toda la zona Euro, por ende, las exportaciones también caerán, reduciéndose no solo la economía del Euro si no también la de los propios pases. Es un perro que se intenta morder la cola, peor como no llega, corre más deprisa, queriendo ser más pobres para que el vecino que también se vuelve más pobre te intente comprar a ti, cuando él tampoco tiene dinero que gastar.
Otra de las grandes ideas del pacto es retirar las subvenciones a todos aquellos sectores realmente vulnerables sin invertir en posibles salidas y/o soluciones. La agricultura, la pesca y la minería serían algunos de los sectores más afectados con esta reforma.


- Impulso del empleo

Se propone una gran flexibilidad a la hora de contratar y despedir, amén de poder cambiar la especificación continua de los empleados, que supone un gran gasto económico como ya se comprobó en Dinamarca.
Se pide fomentar el trabajo temporal con la ayuda de las ETT’s, que implican gran inestabilidad para la economía del país.
Volviendo al tema de la reducción salarial, también se añadiría bajar las cotizaciones sociales, lo cual pondría en peligro las arcas de la seguridad social de aquí a un futuro inminente.
En cuanto a impuestos, el IVA subiría hasta rondar el 28% para todas las clases sociales e independientemente del producto adquirido, entre los que se encontrarían los productos de primera necesidad como el arroz.

- Incremento de la sostenibilidad económica pública

Este apartado se podría resumir en un inmenso recorte del sistema del bienestar, entre esto se incluye la privatización de la educación, la sanidad, los fondos de pensiones, las prestaciones sociales y una gran lista interminable.
Las empresas que produzcan beneficios, como los aeropuertos, serán susceptibles de ser privatizadas por la empresa que el gobierno (o los mercados) consideren oportuno.
Los gobiernos deberán de crear deuda con los bancos para que haya “continuo movimiento económico” y los bancos sean competitivos.
La deuda de los gobiernos no podrá ser superior del 3%, cifra profundamente estudiada por economistas que demuestra que los países no terminan de liberarse por completo de la crisis y de este modo los bancos pueden ejercer presión para poner el precio que deseen a las empresas públicas que quieran privatizar.
Todas estas medidas serán tomadas como “fe única” y se blindarán con leyes marco o dentro de la propia constitución si hiciese falta. De este modo sería imposible cambiarlas y/o modificarlas sin la exclusiva aprobación de 3/5 partes del Congreso y del Senado.

- Refuerzo de la estabilidad financiera

Se realizarán pruebas de resistencia bancaria, o eso dicen, pero tan solo hace falta recordar como los bancos irlandeses salieron con buena nota y una semana después necesitaban una inyección de dinero público de 80.000 millones de euros.
Las cajas de ahorro se sanearán con dinero público para pasar a manos privadas por un precio irrisorio, como piruleta de regalo en las transacciones del gobierno con grandes empresas.
Si una empresa tiene problemas de solvencia económica, será ayudada con préstamos de dinero público.
Si se da algún problema económico en el país, la solución vendrá desde fuera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger