16 de junio de 2011

El 15J, la violencia y la manipulación mediática.

1
Publicado por

Ayer, miércoles 15 de junio de 2011, el día en que el 15M cumplía su primer mes en las calles, se convocó una multitudinaria protesta a primera hora de la mañana en el perímetro del Parlament catalán, ante la inminente aprobación de los mayores recortes sociales de la historia de Cataluña. Pese al carácter pacífico que se recordaba que debía guiar la acción (que ya había empezado el día antes con una concentración y acampada de miles de ciudadanos de Barcelona y alrededores), los que acudieron a las 7 de la mañana se encontraron con cientos de mossos d’Esquadra, antidisturbios, y el parque de la Ciutadella totalmente cercado.

La sentada, masiva y pacífica, empezó a ser desalojada por la fuerza cuando los primeros políticos intentaron entrar, momento en que los coches oficiales dieron media vuelta, los policías comenzaron a cargar y la gente de Barcelona volvió, como viene a ser habitual, a recibir palos con el objetivo de abrir un carril por el que introducir a los diputados al recinto del Parlament.
“Siembra vientos y recoge tempestades” dice un refrán. Y eso pasó ayer: una pequeña parte de los allí reunidos se cansó de recibir golpes y disparos con una sonrisa y los brazos en alto, y respondió, alentados por la policía secreta infiltrada (que lo único que pretenden es crear violencia) con botellas de plástico, piedras y huevos a la actuación policial. Los medios de comunicación, creados y financiados por los poderosos, quienes no quieren que el 15M triunfe porque pretenden seguir viviendo a costa de la mayoría (eso hay que recordarlo, porque es la realidad: me remito a casos de periodismo independiente que no pudo ver la luz por falta de aval bancario, como La Voz de la Calle) aprovecharon el momento que llevaban buscando un mes para abrir noticiarios y ediciones, impresas y electrónicas, con las imágenes de esos violentos lanzando botellas de agua a furgones policiales (dios mío, casi tan salvajes como los niños palestinos que lanzan piedras a tanques israelíes), huevos a políticos, e incluso pintura. Respecto a esto, dos cosas:


1-   Es absolutamente reprobable esta actitud, y el 15M debe continuar siendo totalmente pacífico, sin ejercer violencia contra policías o políticos, por mucho que ambos ejerzan la violencia contra nosotros de una u otra forma, o perderá el apoyo de ese 80% de la sociedad que reflejan las encuestas. No se puede, de ninguna manera, defender la violencia, ya que eso nos diferenciaba hasta ahora. Pese a esto, he de decir que comprendo esa actitud: no se puede pretender que tras un mes de acoso y hostilidad constante, y mientras los ciudadanos están siendo golpeados (con porras, recortes sociales, privilegios políticos y bolas de goma), estos se mantengan quietos como sacos de boxeo. Obviamente, y aunque el ambiente esté caldeado en una manifestación, sentada pacífica o concentración, no hay que dejarse llevar por ese muñeco fascista que, con la cara cubierta, un pinganillo en la oreja y una porra extensible en la mano es el desencadenante de la violencia, el que tira la primera piedra contra una lechera de los mossos en la que luego entra protegido por sus compañeros, porque ya ha realizado su función: ya ha dado motivos a unos y otros para comenzar la violencia. El circo mediático comienza en ese momento. Repito que pese a que lo comprendo, no lo defiendo y esa actitud debe acabar, por nuestro propio bien, para que siga siendo un movimiento de masas.

2-   Es, por otra parte, admirable cómo los medios de comunicación (vale, no generalicemos, 20minutos y Público abren con titulares, que pese a su ambigüedad, son más cercanos a la realidad, como “Las revueltas populares se centran ya contra políticos y banqueros” o “El 15-M se desmarca de los violentos”, respectivamente) han hecho piña para defender a los de siempre. El 15M se debe sentir orgulloso de demostrar, por fin, que las infantiles discusiones entre los periódicos con editoriales en teoría opuestas no son más que fachada, y que cuando quienes les financian lo necesitan, unen fuerzas (aunque a costa de debilitar a un movimiento ciudadano como este) para defender los intereses de quienes tienen miedo de la masa social descontenta. Perdón, dije admirable y quería decir vergonzoso. Sin embargo, la cortina de humo ha cumplido con su cometido: nadie ha hablado de los brutales recortes en servicios sociales que se aprobaron para Cataluña como preludio, probablemente, de medidas similares a nivel estatal, entre los que destacan la reducción del gasto educativo y sanitario (concretamente: se propone cerrar los quirófanos por las tardes y reducir el número de atendidos en urgencias entre otros muchos ejemplos) para aumentar el gasto policial.

Insisto en que no debe ser nuestro objetivo el ataque (literalmente) a políticos ya que son meros títeres en manos de un poder superior, que es lo que debemos (y confío en que conseguiremos) cambiar, siguiendo el ejemplo islandés. Sin más que añadir por el momento excepto los reveladores videos incluidos a continuación, os animo a todos los que leáis esto a que acudáis a las manifestaciones organizadas el día 19 de junio en todo el país, y en numerosos otros países.

En estas masivas concentraciones, y de forma totalmente serena, se demostrará la falsedad de estos medios corporativistas que nos acusan de violentos (hay quien nos llama incluso fascistas, como queriendo igualarnos a su propia ideología) y que traicionan a su propio pueblo, convirtiéndose en un caso más de aquellos que no nos representan.

(A continuación, incluimos material gráfico que aporta un punto de vista diferente sobre lo que ocurrió en la plaza de la Ciutadella, haciendo hincapié en la presencia de policías secretas infiltrados, a los que se apunta directamente como instigadores de la violencia).



1 comentario:

  1. Es curioso cómo muchos llegamos a conclusiones similares. Convergencia deductiva, podría llamarse.

    Por cierto, ya hay nuevo material sobre este asunto.

    Salud y República

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger