22 de marzo de 2011

!No a la guerra!

0
Publicado por

Estamos en guerra. Suena terrible, pero es una realidad que una vez más, España, está dispuesta a afrontar. Y no hablo de una producción cinematográfica sino de un conflicto bélico. Los telediarios ya reproducen el parte de guerra y argumentan los motivos, según ellos legítimos, humanitarios, y siempre en beneficio de la democracia y la libertad.


En esta ocasión los medios nos venden que lo más lógico para liberar un pueblo es bombardearlo. Que no se engañe nadie, pues estamos ante un nuevo gran acto de hipocresía occidental, esta guerra nada tiene que ver con la defensa de los derechos humanos, es tan solo una nueva campaña imperialista en busca de hidrocarburos. La maquinaria del discurso único se ha puesto en marcha y los telediarios ya trascriben los comunicados del alto mando. Y no es casualidad esta manipulación mediática, ya el domingo o ayer lunes ningún medio de comunicación informaba o puntuaba sobre la manifestación congregada en Madrid y en diferentes ciudades de España contra los recortes sociales, el pensionazo y en general contra los recortes sociales que llegó a reunir a 20000 personas en Madrid.

Nuestros políticos presumen de que nuestro sistema constitucional ha traído el periodo de paz más largo que ha conocido España, un argumento habitual para defender la Transición y la monarquía como institución. Sin embargo, aunque resulte increíble, nuestra generación ha entrado en guerra más veces que nuestros abuelos. Nuestros políticos olvidan que en un periodo de tan sólo 13 años, España ha entrado en guerra en cinco ocasiones: primera guerra del Golfo, guerra de los Balcanes, guerra de Kosovo, segunda guerra de Irak y la invasión de Afganistán. Ahora tenemos que añadir otra más, la de Libia.

El problema reside en que todos los conflictos de los que es participe Occidente, se dan en lejanas regiones del mundo, por lo que el ciudadano de a pie no tiene la sensación de que el país ha entrado o está en guerra. Para la clase dirigente, únicamente sólo se entra en guerra cuando ambos países sufren las miserias de la misma. Las bombas, el hambre, las matanzas y los refugiados, no significan nada si tan solo se producen en un bando, distinto en lengua, etnia o ubicación geográfica.

Por eso una vez más hay que levantarse, pensar y gritar en alto: ¡¡NO A LA GUERRA EN LIBIA!!

Aquí os dejo un vídeo de la aprobación en el congreso de la guerra en Libia y su posterior repercusión:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger