20 de abril de 2014

Los libros de autoayuda y el pensamiento positivo: las peregrinaciones a Lourdes de la posmodernidad

2
Publicado por

Escrito por Óscar para la sección Domingos de la Ciencia.

Este artículo fue subido a Menéame. Para ayudar a su difusión, 
puedes acceder a través de este enlace y hacer clic en el botón "menéalo".

Cada vez más espacio de nuestras ya maltrechas librerías está ocupado por los llamados libros de autoayuda, que prometen conseguir las más diversas bondades al lector (dinero, amor, éxito laboral...) a cambio del precio del volumen. Pero, ¿logran estos libros hacer millonarios a los lectores o tan sólo a las editoriales? ¿Consiguen la felicidad de alguien más a parte del escritor? ¿Puede el mismo texto solucionar diferentes problemas de los diferentes lectores?

Como explica el psicólogo Eparquio Delgado en su obra "Los libros de autoayuda, ¡vaya timo!" (Ed. Laetoli), todos estos libros tienen su origen a mediados del siglo pasado, con títulos como "Piense y hágase rico", "Cómo ganar amigos e influir sobre las personas" y "El poder del pensamiento positivo" que surgen de toda la corriente asociada al conocido como Nuevo Pensamiento y que generan una infinidad de libros similares en años posteriores.

Generalmente hay gran controversia a la hora de afirmar con rotundidad que sirvan para algo o no esta clase de textos, pues siempre puede haber algún lector que se sienta "curado" tras leer estos libros. Como explicó Eparquio Delgado en una entrevista para la Radio Televisión Canaria: "lo que no quiere decir que no haya quien pueda disfrutar leyendo los libros, o que haya personas a quien pueda funcionarles, igual que hay personas que les funciona ir a ver a la virgen de Lourdes cuando se siente mal."

Por ello, a parte de mostrar en "Los libros de autoayuda, ¡vaya timo!" las evidencias de fraude en este negocio multimillonario de la autoayuda, Eparquio Delgado reivindica la necesidad de comprobación científica de los efectos que la lectura de estos libros pueda tener sobre el lector: desde, en el mejor de los casos, un efecto placebo que no solucione posibles problemas de fondo a, en el peor de los casos, un agravamiento de la frustración y sentimiento de culpabilidad en el lector al enfrentarse con el mensaje "todo cuanto te sucede lo atraes tú con el pensamiento" tan abundante en los libros de este tipo. Eso, sin tener en cuenta, además, que todo el tiempo empleado en terapias sin eficacia científicamente probada significa tiempo perdido que podría haberse empleado en terapias eficaces.

El "pensamiento positivo", uno de los elementos que más se repite en los libros de autoayuda, afirma que cualquier cosa que le ocurre a una persona (desde una enfermedad a la pérdida del empleo) tiene sus causas en el pensamiento de dicho individuo. Esta filosofía, que en EEUU casi se ha convertido en religión, se ha hecho hueco en numerosos espacios de nuestra vida cotidiana como los medios de comunicación, la publicidad o las empresas.

De hecho, esta invasión del pensamiento positivo podría, a parte de analizarse desde el punto de vista de la ciencia y la psicología como hace Eparquio Delgado, incluso ser estudiada desde una perspectiva ideológica y de clase, y es que no hay nada mejor para mantener el orden establecido que convencer a la clase trabajadora, cada día más pobre y oprimida, de que sus problemas son consecuencia de sus "pensamientos negativos" y no de la explotación que sufren por parte de quienes ganan millones a costa de su trabajo, por el que reciben un mísero salario. Es más, no sólo sus problemas actuales son culpa suya, sino que protestar y oponerse ante su situación social y laboral sólo les traería más "energía negativa" y por tanto más problemas aún. [Nota: a quienes tenemos algo que ver con el mundo de la ciencia nos suelen resultar "curiosas" estas "energías internas" y "energías negativas" que emanan las personas y que no se miden en Julios ni en ninguna otra unidad]

En resumen, como exige Eparquio Delgado tanto en su libro, como en los medios de comunicación, como en la formación política en que milita (Izquierda Unida): el primer paso es estudiar científicamente los efectos que producen, en este caso, los libros de autoayuda sobre los lectores; a partir de ahí, ofrecer la información más completa posible al consumidor y por último dejarle que, sin las cadenas de la ignorancia, decida libremente si quiere o no comprar estos productos.

"Los libros de autoayuda, ¡vaya timo!" (Ed. Laetoli) puede encontrarse en librerías o tiendas virtuales.

Seguir Leyendo

19 de abril de 2014

Gabriel García Márquez o el poder de la palabra

0
Publicado por

Escrito por Ángela Ramos Nieto, profesora de Lengua castellana y Literatura.   

Apenas tenía veinte años cuando mi profesor de Literatura Hispanoamericana, Alfonso García Morales, nos pidió una reflexión sobre la obra Cien años de Soledad. Hasta ese momento, yo solo conocía algunos de los libros de García Márquez: Crónica de una muerte anunciada, Relatos de un náufrago, Doce cuentos peregrinos y El coronel no tiene quien le escriba. Pero me resultaba una auténtica aventura adentrarme en un universo tan plural como el que yo intuía que nos presentaría esta novela del Premio Nobel. No creía que estuviese preparada para abordar una obra de semejante magnitud. Sin embrago, el reto me encantó y lo acepté. Dos semanas más tarde, el libro se encontraba en mi mesita de noche, junto a una extensa bibliografía recomendada, lleno de miles de anotaciones, cientos de palabras subrayadas y muchos enigmas por descifrar. Me encontré con la reinvención de la Biblia, contada desde el Génesis hasta el Apocalipsis; descubrí, no solo la historia de Colombia, sino el amplísimo cosmos hispanoamericano: el crisol de culturas, la lucha por el poder, la neocolonización llevada a cabo por el capital extranjero y las guerras de Latinoamérica, entre otros. Entonces, entendí por qué Carlos Fuentes se había referido a este libro como “El Quijote americano” y empecé a tener conciencia de la diversidad de interpretaciones que existían para esta obra que funde, como ninguna otra, la mejor técnica narrativa con los elementos simbólicos más transgresores de la poesía.

Natali Mel Gowland no pudo expresarlo mejor en su estudio: “Cuando recorremos Macondo en su extensión espacial y a lo largo de sus cien años de vida, nos encontramos con una ciudad a medio camino entre lo maravilloso y lo real, entre lo cotidiano y lo imposible, hasta al fin adentrarnos en una realidad inventada, total y autónoma, que no es otra cosa que un microcosmos de Latinoamérica”. Por otra parte, el tema del sexo y el incesto, abordado desde el miedo y la culpa, como muy bien recreó María Isabel Navas Ocaña en Las mujeres en cien años de Soledad, impregnan la obra de erotismo. Al hilo de lo expuesto por Marcela María Raggio en su magistral ensayo, es el carácter mágico, junto con la amplísima simbología, lo que confiere una unidad no solo a este libro sino a toda la obra de García Márquez. Él sabía desde el principio lo que quería: “Tenía la idea de escribir una novela que lo contase todo”. Aunque ya había publicado con éxito cuatro novelas, Mercedes y él atravesaban serios problemas económicos. Aún así, con 38 años de edad, Gabo dedicó 18 meses de su vida a esta gran obra. “Y otro libro sería cómo sobrevivíamos Mercedes y yo con dos hijos en ese tiempo en que no gané ni un centavo”.

Pero Cien años de Soledad no es solo una obra excelente desde un punto de vista lingüístico; total, en cuanto a la infinidad de sus temas; cerrada y completa, con respecto a personajes, desarrollo y estructura. Más allá de lo expuesto, traspasa los límites de la historia y la literatura, se convierte en una filosofía de vida y una profunda reflexión sobre la identidad humana que se define y se reinventa a través del lenguaje. La crónica de los Buendía supera con creces la recreación bíblica y se convierte en la Historia capaz de narrar cualquier historia. Nace a través de la sensibilidad de un visionario que recuerda la casa de su madre en Aracataca, un pueblo convertido en 1950 en un espacio sin lugar ni tiempo, el escenario real de Macondo. Por otra parte es el recuerdo de la niñez de Gabo, un homenaje a los cuentos de sus antepasados. Pero, sobre todo, es un compromiso con la humanidad que no tiene precedentes en la narrativa en lengua hispana.

Hay un fragmento en el libro que es la clave de todos los estudios posteriores que se han realizado sobre identidad y lenguaje: La peste del insomnio que conlleva la peste del olvido. Como muy bien expone Elizabeth Montes Garcés en Los olvidados de Cien años de Soledad, “la palabra y el silencio, la memoria y el olvido, lo masculino y lo femenino se enfrentan en esta lucha sin cuartel durante la peste del insomnio, enfrentamiento que solamente se resuelve con la llegada de Melquíades”. Rebeca introduce los síntomas de la peste. Los habitantes de Macondo ya no recuerdan a los miles de huelguistas asesinados por la irrupción de la compañía bananera, ni las casas pintadas de azul, como símbolo del imperialismo capitalista que devasta la aldea. El lenguaje inicia su proceso de desarticulación para concluir con la destrucción de la realidad. Resulta esclarecedor al respecto este fragmento de la obra:

“Así, continuaron viviendo en una realidad escurridiza momentáneamente capturada por palabras, pero que había de fugarse cuando olvidaron los valores de la letra escrita”.

La peste del insomnio se convierte así en el discurso de los marginados que, por carecer de memoria, están condenados a olvidar inevitablemente el significado de las palabras y, por tanto, obligados a perder su identidad. La enfermedad que Rebeca contagia a los habitantes de Macondo es la misma que sufren hoy millones de personas en el mundo: seres humanos a los que les han arrebatado el derecho a conocer su historia, a los que les han impuesto un modelo de vida que les priva de libertad para pensar y para elegir, a los que les han negado el conocimiento de la palabra escrita y, por tanto, el acceso a la Cultura. Vivimos condenados a olvidar. Solo el lenguaje, convertido en realidad concreta a través de las diferentes lenguas, puede rescatarnos de esta enfermedad o sumirnos en ella para siempre mientras permitamos que otros construyan nuestras palabras. Gabo ha hecho presente esta realidad en la mayoría de sus discursos mediante guiños recurrentes a sus lectores. Por ejemplo, en su ensayo Botella al mar para el dios de las palabras:

“A mis doce años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un señor cura que pasaba me salvó con un grito: ‘¡Cuidado! ¿Ya vio lo que es el poder de la palabra?’. Ese día lo supe”.

Nebrija afirmó en el prólogo de la gramática castellana que publicó en 1492: “La lengua fue compañera del Imperio y de tal manera lo siguió”. Sin embargo, García Márquez nos demuestra que la palabra es capaz de adelantar al Imperio e inventar la propia realidad, ya que toda la historia de Macondo estaba escrita en los pergaminos de Melquíades. Solo había que saber descifrarlos. El lenguaje es el único medio de salvar al ser humano del mayor estigma: el olvido que conduce a la Soledad.


       

Seguir Leyendo

Palabras vacías

0
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Ya a mediados de los años setenta, un escritor muy reconocido por el público y por la crítica como Cortázar, dijo en una entrevista sobre Márquez: “(...) los más viejos ya nos podemos morir, hay capitán para rato”. Incluso un genio de la música como Sabina versionó una de sus canciones en honor a Gabo; “de Macondo aprendí / que al lugar donde has sido feliz / no debieras tratar de volver”. Estos y muchos otros son homenajes y bellas palabras sobre Gabriel García Márquez, homenajes realizados por artistas de todo tipo.

En algunas entrevistas criticó que se calificara a su obra de realismo mágico; “¿realismo mágico? ¿Qué es eso? Lo que yo hago es realismo puro y duro” dijo en una entrevista durante los ochenta después de haber recibido ya el Nobel de Literatura, reconocimiento que llegó principalmente por su obra maestra Cien años de soledad. También hay otras muchas obras de excelente categoría como El amor en los tiempos del cólera, La hojarasca, Crónica de una muerte anunciada, El coronel no tiene quien le escriba, Memorias de mis putas tristes o El general en su laberinto. Y así con más de cuarenta obras.

Se ha ido Gabo, quien durante la recogida del Premio Nobel leyó: “En cada línea que escribo trato siempre, con mayor o menor fortuna, de invocar los espíritus esquivos de la poesía (…) y este premio que acabo de recibir lo entiendo, con toda humildad, como la consoladora revelación de que mi intento no ha sido en vano”.

Podría escribir mil y una curiosidades, minucias e importancias sobre Márquez, sobre su infancia, su juventud, sobre su carrera política, su desencanto con el comunismo y su odio efervescente al capitalismo, y también sobre cómo se enamoró de su mujer en una maravillosa historia de desamores, o cómo comenzó con el periodismo tras estudiar la carrera de derecho... Se podrían escribir los 87 años de vida que tuvo el genio, pero serían todo palabras vacías. Las palabras importantes ya las rellenó él.

Seguir Leyendo

16 de abril de 2014

Si la oposición venezolana fuera francesa...

0
Publicado por

Escrito por Salim Lamrani.
¿Qué pasaría si la oposición venezolana fuera francesa? El caso de la diputada María Corina Machado es revelador pues la justicia de Francia sería implacable con ella.
             Desde febrero de 2014, Venezuela sufre algunas violencias orquestadas por la extrema derecha golpista. Contrariamente a lo que presentan los medios informativos occidentales, ésas se limitan a nueve municipios sobre los 335 que tiene el país y la tranquilidad reina en la inmensa mayoría del territorio nacional, particularmente en los barrios populares. Algunos estudiantes procedentes de los barrios acomodados –lejos de manifestarse pacíficamente como afirma la prensa occidental– participan en graves acciones criminales. Pero están lejos de ser mayoritarios. En efecto, la mayoría de las personas arrestadas tienen graves antecedentes criminales y varios incluso son buscados por la Interpol.[1]
            La oposición dirige esos nuevos sectores pudientes. Aunque esas violencias se hallan limitadas en términos geográficos, han sido mortíferas. En efecto, al menos 37 personas perdieron la vida, algunas en condiciones particularmente atroces: seis personas que circulaban en motocicleta fueron degolladas por alambre tendido en las calles. Por otra parte, cinco miembros de la Guardia Nacional Bolivariana y un fiscal de la República fueron asesinados por esos grupúsculos y otras ocho personas que intentaban abrir un camino en las calles y desmontar las barricadas fueron ejecutadas. Cerca de 600 personas fueron heridas, entre ellas 150 miembros de las fuerzas del orden.[2]
            Los daños materiales son innumerables y han superado los 10.000 millones de dólares, con la multiplicación de actos de terrorismo y de sabotaje que apuntan a todo lo que representa la Revolución Bolivariana democrática y social : autobuses quemados, estaciones de metro saqueadas, una universidad –la UNEFA– completamente destrozada por las llamas, decenas de toneladas de productos alimenticios destinados a los supermercados públicos reducidos a cenizas, edificios públicos y sedes ministeriales saqueados, instalaciones eléctricas saboteadas, centros médicos devastados, instituciones electorales destruidas, etc.[3]
            María Corina Machado es una de los autores intelectuales de esos actos criminales. Diputada de la oposición, lejos de respetar la legalidad constitucional del país, lanzó varios llamados públicos a la violencia: “El pueblo de Venezuela tiene una respuesta: ‘Rebeldía, rebeldía’. Hay algunos que dicen que debemos esperar a unas elecciones en unos cuantos años. ¿Pueden esperar los que no consiguen alimentos para sus hijos? ¿Pueden esperar los empleados públicos, los campesinos, los comerciantes, a quienes les arrebatan su derecho al trabajo y a la propiedad? Venezuela no puede esperar más”.[4]
            Corina Machado incluso se alió a una potencia extranjera hostil al representar a Panamá durante una reunión de la Organización de Estados Americanos, en flagrante violación de los artículos 149 y 191 de la Constitución. El primero estipula que “los funcionarios públicos y funcionarias públicas no podrán aceptar cargos, honores o recompensas de gobiernos extranjeros sin la autorización de la Asamblea Nacional”. En cuanto al segundo, enfatiza que “los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales, siempre que no supongan dedicación exclusiva”.[5]
            La diputada acaba de perder la inmunidad parlamentaria y su cargo de representante en el Parlamento.[6] Si se niega a aceptar su nueva situación jurídica afirmando que su mandato sólo puede ser revocado en caso de “muerte, renuncia, revocatoria, o destitución producto de sentencia de tribunal”[7], la ley es no obstante muy clara: Según el Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, la inmunidad parlamentaria puede revocarse con un voto mayoritario de los diputados, lo que fue el caso[8]. En cuanto a su cargo de diputada, le puso término automáticamente al violar los artículos 149 y 191, según la decisión del Tribunal Supremo de Justicia.[9]
            ¿Qué pasaría si María Corina Machado fuera francesa? Caería enseguida bajo los rigores de la ley penal. En efecto, la diputada destituida atentó contra los intereses fundamentales de la nación, es decir contra la “forma republicana de sus instituciones” (artículo 410-1), al llamar a una ruptura violenta del orden constitucional[10].
            Del mismo modo, el artículo 411-4 estipula que “el hecho de mantener inteligencia con una potencia extranjera, con una empresa u organización extranjera o bajo control extranjero o con sus agentes, con vistas a suscitar hostilidades o actos de agresión contra Francia, es sancionable con treinta años de detención criminal y 450.000 euros de multa. Se sanciona con las mismas penas el hecho de proporcionar a una potencia extranjera, a una empresa u organización extranjera o bajo control extranjero o a sus agentes los medios de emprender hostilidades o realizar actos de agresión contra Francia”. De hecho, Corina Machado se ha reunido regularmente con el Departamento de Estado de Estados Unidos, el cual desempeña un papel clave en la desestabilización de Venezuela.
            Corina Machado también caería bajo los rigores del artículo 412-2 del Código Penal y sería acusada de complot: “Constituye un complot la resolución tomada entre varias personas de cometer un atentado cuando esta resolución se concreta mediante un o varios actos materiales. El complot se castiga con diez años de cárcel y 150.000 euros de multa. Las penas se llevan a veinte años de detención criminal y a 300.000 euros de multa cuando una persona depositaria de la autoridad pública comete la infracción”.
            Corina Machado también habría violado los artículos 412-3 y 412-4 del Código Penal. Esos estipulan que “constituye un movimiento insurreccional toda violencia colectiva de naturaleza que ponga en peligro las instituciones de la Repúblico o atentar contra la integridad del territorio nacional. Se castiga con quince años de detención criminal y 250.000 euros de multa el hecho de participar en un movimiento insurreccional: 1. Edificando barricadas, trincheras o todo tipo de obras con el objetivo de impedir o poner trabas a la acción de la fuerza pública; 2. Ocupando abiertamente o mediante ardid o destruyendo todo edificio o instalación; 3. Asegurando el transporte, la subsistencia o las comunicaciones de los insurrectos; 4. Provocando a agrupamientos de insurrectos, cualquiera que fuese el medio; 5. Llevando un arma; 6. Sustituyendo a una autoridad legal”.
             Si la exparlamentaria María Corina Machado fuese francesa, se encontraría en la cárcel y sería acusada de graves crímenes contra el Estado y las instituciones de la República. Ocurriría lo mismo con los principales líderes de la oposición venezolana que participaron en las violencias mortíferas desde el mes de febrero de 2014.

Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.
 Publicado originalmente en portugués para Opera Mundi.

[1] Agencia Venezolana de Noticias, «Delincuentes buscados por Interpol manejaban 18 barricadas en Táchira», 18 de marzo de 2014; Agencia Venezolana de Noticias, « Guarimbas: Instrumento de la ultraderecha que ha cobrado 36 vidas », 25 de marzo de 2014; Romain Migus, « Venezuela: la fabrique de la terreur », marzo de 2014.http://www.romainmigus.com/2014/03/la-fabrique-de-la-terreur.html (sitio consultado el 31 de marzo de 2014).
[2] Agencia Venezolana de Noticias, « Violencia derechista en Venezuela ha generado 37 muertos y 559 heridos », 31 de marzo de 2014; Telesur, « Más de 10 mil millones de dólares en pérdidas materiales por guaribas », 27 de marzo de 2014.
[3] Agencia Venezolana de Noticias, « Violencia derechista en Venezuela destruye 12 centros de atención médica y electoral”, 27 de marzo de 2014.
[4] Salim Lamrani, « 25 verdades sobre las manifestaciones en Venezuela »Opera Mundi, 23 de febrero de 2014.
[5] Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. http://www.tsj.gov.ve/legislacion/constitucion1999.htm (sitio consultado el 31 de marzo de 2014)
[6] EFE, « Parlamento venezolano ratifica pérdida de investidura de diputada María Corina Machado », 26 de marzo de 2014.
[7] Agence France Presse, « Opositora Machado regresa el miércoles a Caracas y teme ser detenida », 24 de marzo de 2014.
[8] Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, « Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional ».http://www.asambleanacional.gob.ve/uploads/secciones/sec_6a7eed3f20630c92288e98940921a89f5092c134.pdf (sitio consultado el 31 de marzo de 2014).
[9] EFE, « Tribunal Supremo venezolano avala pérdida de investidura de Machado como diputada », 31 de marzo de 2014.
[10] Code pénal français. http://www.legifrance.gouv.fr/affichCode.do?cidTexte=LEGITEXT000006070719 (sitio consultado el 31 de marzo de 2014).

Seguir Leyendo

14 de abril de 2014

[VÍDEO] Greatest hits de Juan Carlos I alabando a Franco: "tengo hacia él un gran afecto y admiración"

0
Publicado por

Pese a los intentos de la monarquía española y sus voceros por sumir en el olvido el origen franquista del reinado de Juan Carlos I, las pruebas están al alcance de cualquiera. Y para muestra, un botón. Se incluye a continuación un vídeo con varias declaraciones televisadas del actual monarca en las que alaba la figura de Franco y comenta qué opinión le merece personalmente el dictador.














Seguir Leyendo

8 de abril de 2014

Los ratones que le faltaron a Amaral

1
Publicado por

Escrito por Cristina Barrial

Cuando Russian Red dijo algo así como, “si tengo que decantarme entre izquierdas o derechas, soy de derechas”, Nacho Vegas cavó su tumba al contestar que “cualquier persona que hoy en día se considere de derechas ha de ser un cretino, un cabrón o un potentado”. ¿Quién se cree él para retratar al policía nacional como torturador en su nuevo tema Actores poco memorables? Es bien sabido el compromiso político del asturiano, y también lo son sus formas alejadas de lo “políticamente correcto” y de los pelos en la lengua. Es bien sabido, y gusta poco. Todo artista que se aleje del progrerío  made in Bardem ya puede salir corriendo. Que se lo digan a Willy Toledo –que podrá gustar o no lo que diga, pero al menos, y hasta ahora, su discurso se aleja del institucional-.

Ayer se estrenó el nuevo videoclip de la canción “Ratonera”, de Amaral, un grupo que en el florecimiento del 15M declaró no creer ni en la izquierda, ni en la derecha; un discurso que sigue calando bien. El trabajo de estos zaragozanos, que nunca se habían pronunciado en lo que a política se refiere, ha recibido una estupenda acogida por parte del público. En él, se pueden ver caricaturas de distintos políticos del Estado español, víctimas de una paliza, seguidos de carteles que sacan a relucir los datos más alarmantes del país, como la vivienda o la pobreza.

El objetivo es claro: situar a los políticos como los culpables de todo mal que acecha la península y, a la vez, tildarlos de masa compacta y homogénea. Todos son iguales. Todos son culpables. Quizá inconscientemente, guiados por la típica conversación que se puede escuchar en cualquier bar sobre el término casta política –que personalmente, poco me gusta- Amaral ha sido valiente, dicen algunos, apuntando. Pero quizá, también, haya apuntado al lugar equivocado. El “todos son iguales”, y, sobre todo, “no son necesarios”, no es algo que se haya inventado el llamado cuñadismo. Es un mensaje que viene de épocas anteriores en las que, por ser tan inútil aquella casta política, había un iluminado que escogía por ti durante cuarenta años. Los ratones que aparecen en el videoclip son culpables, sí. Son corruptos, pero lo son en un sistema económico igualmente corrupto que tiene nombre propio: capitalismo, y que no es retratado en el videoclip. No es la mano invisible de Adam Smith; tiene cara, nombre y apellidos, que bien podían haber sido caricaturizados.

Un Botín en la ratonera no habría sobrado. Ni un Rosell, ni un BBVA. Pero quién sabe, de ser así, quizá no se permitiría que esta canción sonara día sí y día también en Cadena Ser.


Imagen tomada del videoplip "Ratonera" de Amaral



Seguir Leyendo

6 de abril de 2014

Comparación gráfica: la última erupción solar frente al tamaño de la Tierra

0
Publicado por

Escrito por Óscar para la sección Domingos de la Ciencia.

Este artículo fue subido a Menéame
Haz clic en el botón "menéalo" que encontrarás en este enlace para ayudar a difundirlo.

El martes, día 2 de Abril de 2014, el Sol emitió al espacio una llamarada de nivel medio, y la NASA capturó imágenes del evento a través de su Observatorio de Dinámica Solar. Pero al hablar del Universo no es fácil hacerse una idea de la magnitud de estos fenómenos así que, ¿cómo de grandes son estas erupciones solares? Para comprender los órdenes de magnitud en que nos movemos, se pueden comparar sus dimensiones con el tamaño de nuestro planeta, como se observa en las imágenes siguientes:

El punto azul, La Tierra, comparado con la llamarada
solar del día 2 de abril.
35 planetas Tierra ocuparían un área similar al de
esta erupción solar.

No se trata, ni mucho menos, de una de las llamaradas solares más potentes de los últimos años, pero sí ha tenido la suficiente relevancia como para ganar cierta notoriedad en los medios de comunicación. Como explica la NASA, esta llamarada en concreto se clasifica como de tipo M6.5. Las llamaradas de clase M son diez veces menos potentes que las llamaradas más intensas, que se etiquetan de clase-X. El número después de la M proporciona más información acerca de su fuerza. Un M2 es dos veces tan intensa como un M1, un M3 es tres veces más intensa, etc.

Pese a que no afecta directamente a los seres vivos de nuestro planeta al estar protegidos por la atmósfera, la radiación de estas erupciones solares puede provocar ciertas alteraciones en el campo magnético terrestre y perturbar los sistemas de comunicación por satélite, desde GPS hasta telefonía.

Quizá el lector más catastrofista puede preguntarse qué sucedería ante un desastre de este tipo de tal magnitud que destruyese todos los sistemas informáticos. Responde a la pregunta (quién si no) el Doctor Sheldon Cooper:

Seguir Leyendo

5 de abril de 2014

Ministro de Haciénd(olo) mal

0
Publicado por

Qué bellos tiempos aquellos cuando se podía decir lo que se quisiera, cuando no había manera de demostrar
las falacias y gilipolleces políticas. Imagino -tampoco lo viví- que lo que Cánovas dijera iría a misa. Es cierto que existirían los debate políticos; que me cago en todo porque yo paso hambre, que yo no tengo esos niveles de vida, que no será tan bonito como lo pintan, etc. Pero demostrar los números en términos globales era imposible. Podías hacer una aproximación, a lo sumo, y siempre alguien que dijera lo que quisieras oír.

Ahora, malditas tecnologías y recuentos rápidos mediante las computadoras de diseño, uno no puede decir nada tranquilo. Fíjense en Montoro si no; “sí, sí, es cierto que el IVA cultural tiene algo de repercusión en las taquillas, pero también tiene mucho que ver el nivel del cine español”. Bendito momento.

También tienen su parte de culpa las empresas privadas, claro, los cines. Con esos precios que se salen de la órbita económica de cualquiera y que hay que ahorrar para ver una peli. Recuerdo cuando me contaba mi padre que por veinte o veinticinco pesetas ibas al cine. Ahora, con palomitas y coca cola para los niños, veinte euros. La entrada en sí, ocho, las palomitas, cuatro, y la coca cola, tres. Que te pinchen el estómago hasta destrozar tus principios éticos, no tiene precio.

Durante la “Fiesta del Cine” se han vendido cerca de dos millones de entradas, en torno a 230.000 por película, con una evidente superioridad de “8 apellidos vascos”, españolada a mi parecer sublime sobre la estigmatización entre el polo norte y sur de nuestro país. ¡Pobre! Cuando decía, inocente de él, que no tenía culpa de que la gente no fuera al cine. ¡Pobre! Que es Ministro de Haciend(olo) mal sin saber un principio básico del mercado: a mayor precio, menor demanda; a menor precio, mayor demanda. ¡Pobre! Que vivía en Españilandia y se ha despertado en España. Pero pobre también de todos los actores, directores, guionistas, y trabajadores en general de la cultura cinematográfica, que han sido insultados, descalificados, que merecen una disculpa, y no la van a tener. En fin, Montoro, menudos patinazos.

Seguir Leyendo

Aforados: basado en una historia Real [Viñeta]

0
Publicado por

Una viñeta de Artsenal.




Esta y otras muchas más, en nuestra sección de Viñetas.

Seguir Leyendo

3 de abril de 2014

8 versos de abril

0
Publicado por

 

A la memoria, imborrable, de José Couso
(Asesinado en Irak el 8 de abril de 2003)

Es primavera. Babilonia se desangra
En una guerra infinita. Esclavitud duradera.
Un objetivo enfoca a una verdad ocultada,
El Hotel Palestina grita, la injusticia tiembla.
Otra vida destrozada por el negocio imperial.
¿Por qué la justicia no, si el dolor es universal?
Y con permiso de Neruda me pregunto:
¿Por qué no amanece en Irak desde la noche de Couso?

Itobé, 2014

Seguir Leyendo

31 de marzo de 2014

Carta a José Couso

0
Publicado por

Esta carta fue subida a Menéame
Puedes ayudar a su difusión haciendo clic en el botón "menéalo" en este enlace.

Querido José:
Un año más estamos aquí y ya van once, once años desde que te asesinaron y tus colegas trajeron la camisa roja de sangre de un compañero. Pero con la sangre trajeron también la dignidad de la profesión, la dignidad de los mineros de la información, tú fuiste periodista allá en Irak, el minero de las palabras y las imágenes y por contar negra verdad te arrancaron la vida.
Por aquí las cosas andan revueltas ¿Te acuerdas de la ley de justicia universal? Pues ya no la tenemos, entre el PSOE y el PP se la han cargado, cuando éramos un ejemplo en el mundo al respecto. Lo hicieron para que se pudiese cerrar tu caso entre otros, pero les salió mal, porque el juez Pedráz dijo que de eso nada, que una norma interna no puede modificar un tratado internacional amparado por la convención de Ginebra, así que tu caso sigue abierto.
Tu madre y tu hermano Javier se reunieron en el congreso con todos los grupos parlamentarios, para que dicha modificación no se llevara a cabo y ahí tu madre les miró a los ojos y les dijo de todo, ¡que a gusto se habrá quedado!
Tengo que contarte que ahora tu hermano David es el nuevo portavoz, porque Javier renunció a ello después de tantos años para emprender una nueva aventura política, deja de ser tu voz para ser la de todos.
Querido José, este año también vamos a la embajada a recordarte y a seguir reclamando justicia, lo haremos el día 6 de abril a las 12:30. Sé que vas a estar con nosotros, con los tuyos, con los buenos. Cuando estemos todos haznos un guiño, pero no hagas como el año pasado, que nos enviaste una boda y aquello parecía una película de Berlanga. Tampoco nos envíes lluvia, que aunque somos gallegos y la llevamos en nuestro ADN ya cansa un poco.
Adiós José, me despido parafraseando a Celaya en el poema que le dedicó a Armando López Salinas…
“Por eso digo José, como quien dice amigo”

Seguir Leyendo

Corrigiendo el 15M

0
Publicado por

Un artículo de Cristina Barrial

Para mí, y para mucha gente de mi edad, el 15 de mayo del 2011 fue un punto de inflexión. Muchos jóvenes aún no militantes ni organizados vimos en el movimiento 15M la oportunidad ideal para acercarnos a una plaza y reafirmarnos en nuestra indignación. Algunos de nosotros ya veníamos interesándonos por la política desde hacía tiempo sin materializarlo de ninguna manera más que en algún escrito, en alguna conversación y en las siempre constantes ganas de seguir aprendiendo. Otros, simplemente se pasaron un día por curiosidad, y terminaron quedándose.

Recuerdo aquella época con especial cariño, y de vez en cuando añoro las tardes de debate intergeneracional en las que nos pasábamos horas escuchando a personas que nos ganaban en experiencia, quizá no en ganas. Las tardes de caceroladas, de biblioteca del pueblo, de carteles y pancartas. La inocencia nos hacía dar el lema “ni izquierdas ni derechas” por bueno, aún con algunas reticencias, mientras que en las manifestaciones sólo podían verse banderas amarillas: las siglas estaban terminantemente prohibidas. Recuerdo las sentadas en círculo, coronadas por el micro, al que todo el mundo podía acceder. Sin embargo, también recuerdo lo que nadie quería oír, y es que la plaza a menudo silenciaba los temas incómodos. No era lo normal salirse de los términos listas abiertas y corrupción. Quien iba un poco más allá y recurría a términos como capitalismo – y demás ismos – recibía el movimiento giratorio de brazos de la multitud: se había terminado el turno de palabra.

Es por eso que veo imprescindible que el movimiento que surgirá a partir de las Marchas de la Dignidad, -en el que está involucrado su predecesor 15M casi al completo- corrija las carencias que, tres años después, me cuesta creer que haya podido pasar por alto e incluso, en cierta manera, compartir. El 22 de marzo, por las calles de Madrid, retumbaba un grito: “Que viva la lucha de la clase obrera”. Ya no éramos ciudadanos, éramos clase obrera que gritaba “No pasarán” por la calle Alcalá. No éramos solamente los de abajo, o el 99%: eramos antifascistas, y no nos daba miedo admitirlo. Éramos banderas de la CGT, PCE, la republicana. Esteladas, estreleiras, asturinas e ikurriñas. Y nadie se sentía ofendido por ello.


No sé qué depararán las futuras acampadas en apoyo a las detenciones, ni si se alargarán de forma indefinida. Sólo sé que estaré, mientras la rabia y la conciencia de clase que vi en Madrid sigan palpables, y mientras no decaiga todo en un eterno debate no constructivo, en huertos ecológicos y en batucadas. Argala bien dijo: “la burguesía, a través del estado español, nos ha puesto la bota encima y nadie va a conseguir que nos la quite por la buenas. Ante ello, solo caben dos posturas: o aguantamos pisados por los siglos de los siglos, o peleamos para liberarnos de ella. Cada cual decida lo que prefiera .Pero el que decida aguantar pisado, por lo menos, que no moleste a quien desea liberarse, porque cuando este lo logre, el logro será para todos". Quizá el 15M de la resistencia pacífica deba dejar paso al 22M de la acción directa.

Unión de siglas en el 22M

Seguir Leyendo

30 de marzo de 2014

Carta desde las cloacas de lo real

0
Publicado por

Escrito por Socialdemócratas $.A.

"Hace años perdí mi trabajo. Trabajaba en la construcción; mas de 20 años como profesional. Pasé a cobrar subsidio, y a esperar que la situación se arreglase. Dos semanas después, mi mujer también fue despedida. Ella ni siquiera tenía contrato; trabajaba limpiando una casa. La televisión decía que todo se arreglaría. 
_____
Pasó el tiempo. Las cosas se apretaban. La hipoteca venía, mes a mes, como un intruso al que no has invitado, y yo seguía sin trabajo. Mis dos hijos lo notaban. El clima en casa era cada vez mas decadente. La televisión decía que todo se arreglaría.
_____
Reformas. Laboral, para quitar mis pocos derechos, y fiscal, para darle más al que ya tenía demasiado. Lucha de clases, decía un vecino. No sé. Seguía parado. Los dos, mi mujer y yo. Ahora, con la ayuda familiar, apenas podíamos llegar a fin de mes. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Pasó mas tiempo. Dicen que vivimos del subsidio. Es cierto. Ojalá pudiera trabajar. Este sistema está podrido, desfasado. Inutiliza la mano de obra porque "el mercado no lo permite". Un ente abstracto impide que mis hijos coman. Capitalismo dice mi vecino. No sé. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Nos acaban de enviar la orden de desahucio. En un mes, no tendremos hogar. Nuestro hogar, por el que tanto hemos luchado, en el que tanto hemos vivido. Todo es una farsa. ¿Mas de media vida trabajando para esto? No entiendo absolutamente nada. Mi cabeza no puede comprender el por qué de todo esto. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Ayer tuve que pedir un cartón de leche a mi vecino, para que mis hijos pudieran desayunar. No pude evitar llorar. Siento frustración. Rabia. Odio. Mi vecino dice que debo canalizarlo. Me dice que así es como funciona nuestro sistema, y que debo luchar por cambiarlo con inteligencia. No sé. La televisión decía que todo se arreglaría.
______
Hoy hace dos meses que mi familia y yo vivimos en un albergue. Un policía detuvo a mi mujer cuando se colocó frente a la puerta. Mi vecino también trato de obstruir el paso del cerrajero. No tengo nada. No tenemos nada. La televisión dice que todo se ha arreglado, que ya estamos por el buen camino. Me derrumbo con cada nueva noticia que el Telediario lanza a mi cerebro.
______
Ayer, en la manifestación por algo tan básico como la dignidad, un antidisturbios no dudó en pegarme. Después de todo esto, soy yo el que recibe los palos. La gente no tardó en responder con piedras hacia el antidisturbios que me vapuleaba.

La televisión dice que yo soy el violento."

Seguir Leyendo

29 de marzo de 2014

Prejuicios

2
Publicado por

Escrito por Miguel Ortega.

Corre por las redes sociales un vídeo experimental. Cogen a unos niños pequeños, de diez u once años no más, y los sientan en frente de dos bebés de muñeco; uno negro y otro blanco. Les preguntan que quién es el bueno y el malo, quién es el guapo y el feo, quién es el listo y el tonto, etc. Hay que decir que en el vídeo salen niños en su mayoría de tez oscura y uno blanco como la leche. El blanco dice que el bueno, el listo y el guapo es el muñeco blanco. El resto dicen exactamente lo mismo. Ninguno sabe responder por qué.

Quién lea esto, se sobreentiende que es gente adulta, con unas ideas formadas en la cabeza, con una ideología definida, con unos valores... y con la misma tozudez y los mismos prejuicios que esos niños, aunque fastidie al lector; incluso al escritor, que intenta salvarse a duras penas de esta maldición del hombre.

La izquierda más izquierda -porque hay distintos niveles, ya saben- dice que qué mala es la poli, y la derecha -indistintamente de derecha o muy derecha- dice que qué malos son los manifestantes. Dicen exactamente lo mismo pero al revés, sin intentar interpretar o razonar sobre la realidad que tienen delante de sus ojos, únicamente por fines políticos. No ven a las personas que hay detrás del manifestante ni de quien lleva el casco con el CNP en el anverso.

Evidentemente, hay policías que se exceden de sus funciones, sinvergüenzas que golpean a una niña y que salen indemnes porque no hay quien los identifique, gracias a nuestro Ministerio de Gobernación -entre otros- por no obligarles a llevar su placa en la espalda a tamaño de letra 64. Esos deberían de ser inhabilitados de inmediato, y por supuesto con la sanción administrativa, civil o penal que corresponda. Pero también es evidente que no todos son así.

Evidentemente no todos los manifestantes tiran piedras a la policía rompiéndoles el casco y sacándole cuatro dientes, o haciéndoles brechas de 11 puntos de largo; pero los hay. Y esos malnacidos -que lo son- deben pasar en la cárcel por un delito de lesiones, o lo que el juez estime oportuno, tanto tiempo como la ley permita.

Lo que no podemos hacer es criminalizar a todo el cuerpo de policía ni al medio millón de manifestantes (no 50.000 como dice el Gobierno, que debe ser que se perdió Barrio Sésamo), sino solo a los que haya que criminalizar.

Los bebés nacen sin prejuicios, únicamente adoptan la realidad que ven a su cerebro sin procesarla si quiera. Cuando crecen y se hacen niños, adquieren los prejuicios de los padres, los amigos o los conocidos. Y cuando estos crecen y se hacen mayores, siguen con los prejuicios que tenían de niños, porque no somos capaces de vencer a los instintos con la razón.

Seguir Leyendo

25 de marzo de 2014

La eterna transición [Viñeta]

0
Publicado por

Una viñeta de Artsenal.



Esta y otras muchas más, en nuestra sección de Viñetas.

Seguir Leyendo

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger